La Marea descabeza el Ágora ante el riesgo de una condena judicial

Asume la denuncia de la directora por vulneración de derechos


a Coruña / La Voz

El día 11 estaba previsto que en el Juzgado de lo Social número 6 de A Coruña se celebrase un juicio por vulneración de derechos fundamentales contra el Ayuntamiento. La denunciante era Begoña Llamosas, directora del Fórum, que desde el 2012 compatibilizaba ese trabajo con la coordinación del Ágora. Para esa tarea se le asignaron cuatro trabajadores de apoyo, pero en los tres últimos años se los retiraron y quedó «totalmente soa» al frente del complejo. Coordinar el Ágora le supuso una «sobrecarga de 400 horas de traballo ao ano, sen poder gozar dos mínimos descansos de libranzas, fins de semana, vacacións». Ante esa situación, que ponía en riesgo su salud - de hecho está de baja-, pidió «en múltiples ocasións» al presidente y al vicepresidente del IMCE, el alcalde Xulio Ferreiro y el edil de Culturas José Manuel Sande, que le retirasen la encomienda del Ágora. La «única resposta» que recibió fue un escrito de Sande en el que «se lle ameazaba con que, de non continuar coa encomenda no centro Ágora, se lle abriría o oportuno expediente disciplinario e se lle ofrecía como solución que pedira unha excedencia ou que renunciase ao posto de traballo».

Los entrecomillados proceden de un escrito firmado por los 11 trabajadores del Instituto Municipal Coruña Espectáculos (IMCE) en el que mostraban su «total e absoluto apoio» a la directora ante el trato «completamente inxusto» del gobierno municipal. La redacción de un escrito de ese tipo es un gesto poco habitual en el Ayuntamiento, y da una idea del riesgo que el juicio con la denunciante -una profesional respetada por los operarios, anteriores responsables políticos y el sector cultural- suponía para la imagen pública de la Marea, que ha intentado capitalizar distintas causas laborales.

De hecho, funcionarios, artistas y miembros de otras corporaciones fueron al juzgado el día 11 para respaldar a la directora, que también cosechó el apoyo de las asociaciones vecinales.

En esas circunstancias, el gobierno local pasó de amenazarla con un expediente a darle la razón. Así se alcanzó un acuerdo judicial en el que, entre otras medidas, se acordó retirarle la encomienda del Ágora, como había solicitado durante largo tiempo.

El pacto permitió a la Marea evitar fotos incómodas en el juzgado y una posible condena por vulneración de derechos fundamentales. Pero tuvo un efecto secundario, el Ágora se ha quedado sin coordinación efectiva, ya que el gobierno local, pese a las peticiones de la directora, nunca inició el proceso para nombrar un responsable. A finales de octubre afirmó que lo pondría en marcha «nas próximas semanas», y que mientras tanto la coordinación seguiría dependiendo de la concejalía de Culturas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Comentarios

La Marea descabeza el Ágora ante el riesgo de una condena judicial