A Coruña / La Voz

Las siete horas de caos de tráfico que se vivieron en A Coruña se podrían haber evitado si se dispusiera de planes alternativos para el cierre de los túneles de la Marina, sobre todo porque estos últimos suceden con cierta frecuencia. Van más de media docena de desde su apertura y el lunes sumó otro más, y hasta que a las doce de la noche volvió a abrir no se restauró la normalidad. 

Más paciencia

Sin cambios previstos. El gobierno local, por su parte, descarta que abrir la Marina sea una opción. Lo dijo el alcalde, Xulio Ferreiro, aludiendo a criterios «técnicos» y también el edil de Mobilidade, Daniel Díaz Grandío «En momentos de atasco debemos manter as prioridades», dijo en Radio Voz el concejal, que anunció que lo prioritario es el transporte público y que variar el tráfico en superficie afectaría a ocho líneas de buses. El edil definió lo ocurrido como «unha circunstancia puntual» y aseguró que un caso distinto sería atender una situación de emergencia. Apunta que se sancionará al conductor, pero indica que desde que se mejoró la señalización hace dos años no hubo más incidentes de ese tipo. Así, en caso de que volviese a producirse una situación similar a la del lunes, el gobierno local volvería a actuar igual, es decir, desviando en lo posible el tráfico por el paseo marítimo y pidiendo paciencia a los conductores. «Un atasco non é unha emerxencia», dijo el concejal.  

La oposición

Unanimidad en la crítica. Toda la oposición cargó ayer contra la inacción del Ayuntamiento durante el atasco del lunes. «No puede ser que colapse toda una ciudad de 250.000 habitantes porque un conductor no ve un gálibo», dijo la portavoz socialista, Yoya Neira. También las populares Beatriz Mato y Begoña Freire se mostraron críticas y pidieron mejoras en la señalización. «Un gobierno que no aporta soluciones tiene que irse a casa», dicen. La portavoz del BNG, Avia Veira, exigió a la Marea que actúe y aborde la raíz del problema.  

Cambio de regulación

Otras salidas. «Lo de ayer nos debería hacer reflexionar sobre cómo responde el tráfico en la ciudad», dice Manuel Aceña, representante sindical de la Policía Local de A Coruña. En su opinión, la regulación automática que controla los cruces de la urbe «funciona muy bien cuando todo va bien», pero no sirve cuando la situación se tuerce. «Esto debería hacer pensar sobre lo que pasaría si ocurriese algo grave», dice. Aceña es partidario, personalmente, de habilitar de modo temporal la Marina en situaciones como la de ayer. «Lo que tiene que haber es más planificación y más alternativas previstas», explica el policía, que reivindica para ello la presencia de agentes en la calle y que se tenga en cuenta su opinión. «Cuando pasa algo así tienes que tener un plan B, y cuando se repite con tanta frecuencia el mismo incidente es un indicador de que la señalización todavía no es, seguramente, todo lo contundente que debería», apunta, y recuerda que «ninguno de los camioneros que acabaron atascados en el túnel tenía intención de hacerlo».  

Señalización

Más claridad. En el sector del taxi también piden alternativas y abundan en la necesidad de prevenir con los avisos necesarios: «Igual hace falta señalización más clara», dice Leopoldo Villar, presidente de Radio Taxi, que considera también que «se podía dar paso por la Marina». Con todo, entiende que el gran problema de la urbe está en la presencia excesiva de coches en el centro, y que lo necesario es tomar medidas para reducir esa presión.  

Flexibilidad

Facilidad de paso y para el transporte público. Lo del lunes fue una cosa puntual, insistió el edil Díaz Grandío. Cuando sucede algo así lo que toca, según los planes municipales, es armarse de paciencia. No se abrirán pasos alternativos más allá de los que hay y que ya demostraron que no bastan para aliviar el tráfico. «Son demasiadas veces, algo distinto habría que hacer», dice por su parte el presidente de Teletaxi, Manuel Sánchez Quindimil. Él sí es partidario de darle mayor permeabilidad a la Marina, pero no solo ya en emergencias y circunstancias excepcionales, sino también los fines de semana, por ejemplo, porque mucha gente que llega a la ciudad es incapaz de alcanzar el centro. Existe, cuenta, la alternativa del paseo cuando se colapsa el túnel, pero Quindimil se pregunta qué pasaría en A Coruña si coincide el corte de los pasos subterráneos con el paseo cerrado por algún motivo: citas deportivas, fiestas de San Juan... «Lo que no se puede es bloquear A Coruña, y no es difícil bloquearla», dice, y cree que tampoco se está facilitando que el transporte público, como los taxis a los que representa, hagan su trabajo, con cada vez menos sitio para parar.

«Las alternativas están tan colapsadas que ya no sabes por dónde meterte»

E. Eiroa

La mayor parte de los lectores considera que en circunstancias excepcionales debe abrirse al tráfico la zona peatonal

Los lectores de la web de La Voz de Galicia y quienes la siguen en redes sociales y los oyentes de Radio Voz coinciden mayoritariamente en que es necesario actuar para evitar que sucesos como el del lunes se vuelvan a repetir. Para muchos, abrir la Marina al tráfico cuando hay una incidencia es una alternativa viable, otros piden que se mejoren los sistemas de control de gálibo. Estas son algunas de las opiniones del debate abierto en la web de La Voz y en el que ayer cerca del 85 % se mostraba partidario de abrir la Marina al tráfico en circunstancias excepcionales. 

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Grandío, ante el colapso de tráfico del unes: «Un atasco non é unha emerxencia»