El gobierno local rehúye marcar una fecha para llevar al pleno el presupuesto del 2019

El edil de Mobilidade reconoce que le gustaría «ter feito moito máis» y justifica su gestión con la bajada unilateral del bus


a coruña / la voz

A menos de tres semanas de que termine el año, el gobierno local no se pone fecha para llevar los presupuestos del 2019 al pleno. Durante la sesión de ayer, la última ordinaria del año, la concejala de Facenda evitó concretar plazos incluso para entregar el expediente a la oposición, cuyos votos son imprescindibles para que el documento salga adelante. María Eugenia Vieito se limitó a señalar que se entregará una copia digital a los demás partidos, pero no concretó cuándo. Vieito respondió así a una pregunta planteada por la portavoz del BNG, Avia Veira, que le afeó que en años previos solo les dieron copias incompletas y justo antes de Nochebuena. Ambas se enzarzaron por la situación en Pontevedra, donde el gobierno del Bloque se ha topado con problemas para aprobar las cuentas precisamente por un giro de la Marea local, que primero anunció su abstención y ahora ha presentado 28 enmiendas.

También el PP se interesó por los presupuestos con un éxito similar. El edil Roberto Coira insistió en la importancia del documento y en la «legítima preocupación» de los ediles de la oposición. Vieito le respondió que en Ourense, donde gobierna el PP, están prorrogados desde el inicio del mandato.

El BNG también preguntó por la Compañía de Tranvías y para qué se había intentado dar por caducada la concesión. Veira criticó además que no ha hecho «absolutamente nada» para mejorar el transporte público. El edil Daniel Díaz no respondió directamente, y aseguró que le gustaría «ter feito moito máis», y se defendió señalando que el 1 de enero se aplicará la bajada unilateral de tarifas del bus que, según dijo, tendrá un impacto de 2,6 millones para la concesionaria. Es probable que acuda a los tribunales. 

Mociones críticas

El de ayer fue el primer pleno como portavoz de la socialista Yoya Neira, que trató de marcar distancia con la Marea sin evitar las críticas al PP. Criticó al gobierno local por participar en una moción conjunta para hacer obras en el Curros Enríquez , «los gobiernos no se hacen mociones a sí mismos, los gobiernos gestionan», y recordó que solo en el 2017 se dejaron más de dos millones de euros para rehabilitación sin ejecutar. Aunque no tendrán efectos concretos, PSOE y BNG lograron aprobar cinco mociones, varias de ellas críticas con la Marea, que las tuvo que aprobar a pesar de ello para no caer en contradicciones.

El PSOE combinó esas críticas al grupo de gobierno con otras al PP, al que no respaldó en ninguna de sus mociones. Ni siquiera en una que exigía al gobierno local concretar su plan para eliminar las pintadas. Los populares solo lograron sacar adelante una propuesta, que instaba a la ampliación de Alfonso Molina, con el paradójico apoyo de la Marea.

La postura socialista llevó a la portavoz del PP, Rosa Gallego, a calificarles como «el PSOE de la Marea». Gallego intentó en la última pregunta que el gobierno local aclarase qué va a hacer con la concesión de la cárcel, que está siendo investigada en los juzgados por posible prevaricación. Intentó que contestase el alcalde, pero este lo evitó e intervino el concejal José Manuel Sande, que tampoco contestó a la pregunta.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El gobierno local rehúye marcar una fecha para llevar al pleno el presupuesto del 2019