A Coruña gastará en alumbrado navideño menos de la mitad que Vigo

La Voz A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

MARCOS MÍGUEZ

Más de 2,6 millones de leds iluminarán la ciudad a partir del martes con un coste de 335.000 euros, frente a los 825.000 que desembolsará el gobierno de Caballero

04 dic 2018 . Actualizado a las 11:42 h.

La marcha atrás de la Marea en su política de iluminación navideña convertirá a A Coruña el martes, cuando se enciendan las luces, en la segunda ciudad de Galicia con mayor inversión en iluminación navideña, con un gasto de 335.000 euros este año. Con todo, la cifra supone menos de la mitad del presupuesto que destinó Vigo al mismo cometido, con 825.000 euros. Por detrás aparece ya Lugo, cuyos adornos de Navidad se financiaron con 139.000 euros, poco más que la sexta parte de lo desembolsado en la urbe olívica. La media de las principales localidades autonómicas se sitúa, aproximadamente, en 240.000 euros.

En A Coruña, la inversión supone un 40 % más que las Navidades del 2015, año en que el actual gobierno local la redujo de 560.000 a 241.480 euros, generando quejas de los comerciantes que se tradujo en una rectificación posterior.

La llegada de la Navidad a las calles gallegas también es heterogénea en las fechas de encendido: Vigo se adelantó al resto pulsando el interruptor el pasado día 24 tras el desafío lanzado por Abel Caballero a Tokio y Nueva York, mientras que Ferrol y Pontevedra lo harán el 5, miércoles. A Coruña lo ejecutará un día antes, el martes 4, tras el despliegue de 543 arcos transversales, 108 motivos sobre farolas, 77 árboles iluminados, dos fachadas y tres monumentos con luces. Todo, repartido en 107 ubicaciones de 36 barrios de la ciudad, con el relumbrón habitual en el Obelisco y la Marina, que repiten con el árbol y la esfera repletos de bombillas led.

Las calles estarán adornadas por más de 2,6 millones de luces, una cifra que equivale a casi un tercio de las que habrá en Vigo, donde se estima que se han distribuido casi nueve millones que también han ejercido como polo de atracción para turistas, pese a que expertos como Salva Bará, de la Universidade de Santiago, avisaron meses atrás de la contaminación lumínica derivada de las luces en las grandes ciudades y, a mayores, de propuestas como esta.

Pero más allá de la comparativa de proyectos, la otra arista de análisis es la distribución y los posibles usos alternativos de la partida presupuestada para los adornos de Navidad, un tema que sí ha generado más debate en A Coruña durante los últimos años.

Por ejemplo, en el barrio de O Birloque, Ramón Mañana, que preside la Asociación de Vecinos de San Cristóbal das Viñas alude a reivindicaciones recientes de la zona, porque «con el dinero de las luces podría llevarse a cabo un comedor social donde dar un desayuno, una comida y una cena a la gente que no tiene con qué vivir, además de crear empleo aquí». Pero que nunca llueve a gusto de todos se palpa precisamente en O Birloque, donde en las Navidades del año pasado salieron varios comerciantes y vecinos a adornar la mediana con cintas y bolas navideñas para dar brillo al lugar. En esta ocasión, Mañana confirma que «sí habrá arcos en la avenida de Glasgow».

Luisa Varela, presidenta de la Confederación de Asociaciones de Vecinos de A Coruña, señala que esta cuestión se ha ido transmitiendo a los diversos ejecutivos que han ido desfilando por el Ayuntamiento: «Sabiendo que nunca estará todo el mundo de acuerdo, sí debería instalarse más decoración navideña en otras zonas que no sean el centro, aprovechando los parques y las rotondas de los barrios».

Pero Varela respalda hacerlo de forma equilibrada y sin entrar en locuras. «El gasto que se hace en Vigo aquí no se lleva a cabo, pero el realizado allí me parece realmente exagerado», reflexiona.