Piedrahita enciende la Navidad en Marineda con magia

pablo varela / A. A. A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

Encendido de la Navidad en el Corte Inglés de Ramón y Cajal, con performance aérea y circo acrobático
Encendido de la Navidad en el Corte Inglés de Ramón y Cajal, con performance aérea y circo acrobático CESAR QUIAN

Gran expectación para disfrutar de la iluminación interior y exterior en el centro comercial y en El Corte Inglés

01 dic 2018 . Actualizado a las 12:33 h.

Parecía casi un corral de comedia del siglo XVI, y en parte fue así. El cómico coruñés Luis Piedrahita fue el encargado de dar luz al interior de Marineda City en el encendido del alumbrado navideño del centro comercial, que ayer reunió a casi quinientas personas que se congregaban ayer en la planta baja, pero también apoyadas en las barandillas de los dos pisos superiores, una escena que dibujaba por un instante el interior de un teatro.

Antes de la función, tras el palco, Piedrahita se revisaba las arrugas de la americana y echaba una última ojeada a los papeles donde figuraba su monólogo inicial, como si los nervios le pudiesen jugar una mala pasada siendo profeta en su tierra. No ocurrió, porque en el escenario se movió como pez en el agua.

Tras la presentación de Ana López, gerente de Marineda City, Piedrahita se ganó pronto al público haciendo alusión al fastuoso espectáculo de luces que engalana estos días las calles de Vigo. «Ana solo me pidió una cosa: que este espectáculo fuese mejor que el suyo», contaba sonriendo el humorista. Y ahí comenzó un rosario de chistes amables que también estuvieron plagados de ironía. «En Vigo siempre quisieron tener un faro», decía Piedrahita. Los presentes lo jalearon al instante cuando bromeó sobre la inmensa cantidad de luces desplegadas en la urbe olívica: «Ahora, los marcianos deben de estar encantados sabiendo que abrieron un burdel en la Vía Láctea».