Una vaca cada ocho habitantes

En el área hay más de 57.000 animales, con presencia residual en la zona más urbana


A Coruña / la voz

El área metropolitana coruñesa es cada vez más urbanita. Los edificios e industrias han ido ganando terreno a las explotaciones agrarias y ganaderas y, a día de hoy, en algunos ayuntamientos las granjas y cobertizos destinados a cobijar animales son resquicios de otra época. De hecho, según los datos facilitados por la Consellería do Medio Rural, en los 21 ayuntamientos de influencia de A Coruña hay 57.066 vacas (total de animales, tanto ejemplares adultos como los más pequeños), cuando dos decenios atrás este número era casi el doble. Teniendo en cuenta que el total de habitantes en los 21 ayuntamientos que integran el área metropolitana coruñesa, calculando la ratio media tocaría a una vaca cada ocho habitantes. En todo caso, este índice varía considerablemente de un municipio a otro.

De 28 a casi 12.800 vacas

Como era de esperar, en el Concello de A Coruña es donde menos vacas hay, tan solo 28. «Eu teño seis vacas, Alberto ten outras dous, na zona do hospital materno hai outras oito e na zona de Feáns debe haber outras dous ou tres. Na Coruña non quedan máis» explica Luis Maceiras, uno de los últimos ganaderos que perviven en la ciudad. En este ránking de «despoblación bovina», le sigue a la capital coruñesa Oleiros. Allí tan solo están contabilizadas oficialmente 34 vacas y, seguido por muy poco, está Sada con otras 36.

Curiosamente, en algunos ayuntamientos que podrían considerarse más rurales, como Coirós o Paderne, el índice de vacas no es muy alto. Así, en el primero hay tan solo 135 y, en el segundo, 541. También es llamativo que en Arteixo, donde se encuentra la sede de la empresa más importante de España, hay 1.069 vacas, superando a Vilarmaior y rozando el número de vacas de Abegondo o Carral. Ya más hacia el interior, la presencia de explotaciones ganaderas aumenta y Mesía bate récords con más de 12.768 cabezas de ganado bovino. Es decir, una ratio de 4,8 vacas por habitante. Lo que significa que el número de estos animales quintuplica la población del municipio, donde residen 2.637 personas. Pilar Sánchez, concejala en el Concello de Mesía, explica que las pequeñas explotaciones han ido desapareciendo y que muchos ganaderos deben decidir si apostar por el sector o abandonarlo como forma de negocio. «Agora hai moitas granxas que están repuntando e que cambian á produción ecolóxica. É algo moi positivo porque, aínda que a produción é moi limitada e teñen moitos condicionantes, pagan moito mellor o leite», explica. Incide en que Mesía, siendo un municipio donde siempre primaron las explotaciones intensivas se está haciendo ahora una transición (en total hay 305 explotaciones activas). En los ámbitos más urbanos, los pastos y fincas pierden su sentido tradicional y el valor que cobran sube en función de los proyectos urbanísticos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una vaca cada ocho habitantes