El retraso en pagar facturas pone en riesgo 85 actuaciones en la ciudad

El Ayuntamiento deja sin gastar 60 millones al año, pero mantiene los impuestos


a Coruña / la voz

El gobierno local concretó ayer el voto particular que presentará para intentar evitar que 15,1 millones que podrían dedicarse a inversiones se destinen a pagar deudas con la banca. Esos fondos proceden del remanente del 2017.

El gobierno local no ejecutó los proyectos a los que estaban destinados en ese ejercicio, y la ley abría la posibilidad de recuperarlos este año. Para ello sería necesario cumplir el período de pago a proveedores máximo de 30 días, de lo contrario debe dedicarse a amortizar deuda.

El equipo de Xulio Ferreiro ha incumplido ese plazo durante los últimos siete meses. La salida que han encontrado, que depende de que se cumpla el pago en noviembre, pasa por iniciar el procedimiento de pago a la banca, y a medio camino enmendar el expediente para destinarlo a inversiones. El vericueto legal ha sido descrito por la oposición como «una chapuza», aunque todo indica que no será bloqueado para evitar perder las inversiones.

El gobierno local tenía pensado financiar 85 obras con esos 15,1 millones. La principal es la mejora de la climatización de la Fundación Luis Seoane con más de 814.000 euros, pero también figuran trabajos de iluminación, mejoras en los mercados y en centros cívicos, 360.000 euros para comprar papeleras, 700.000 para mejorar el mobiliario de los jardines, la ampliación del comedor del Curros Enríquez y mejoras en otros ocho centros públicos.

El retraso de las obras

Si la maniobra del gobierno local tiene éxito, y finalmente los fondos pueden dedicarse a inversiones, no estará garantizado que se ejecuten pronto. Por ejemplo, la junta de gobierno local se reunirá hoy de forma extraordinaria para, entre otros asuntos, ampliar en un mes el plazo de los trabajos para mejorar el alumbrado en Los Rosales, que deberán quedar listos en diciembre.

Esas mejoras se financian con fondos procedentes del remanente del 2016. El dinero no fue utilizado en ese ejercicio. En el 2017, con apoyo del PSOE, se aprobó destinarlo a inversiones, y las obras todavía se están ejecutando ahora, dos años después.

Las críticas del PP

La presidenta local del PP, Beatriz Mato, llamó ayer la atención sobre la situación de «desgobierno» de la ciudad. En materia económica, destacó que los últimos datos de ejecución presupuestaria indican que el gobierno local , a fecha del pasado 14 de noviembre, tenía el 40 % de los fondos disponibles sin usar: «La friolera de 113 millones de 284», señaló.

La candidata popular añadió que del capítulo de inversiones solo se han gastado 15 millones de los 51 que están disponibles, es decir se ha gastado solo cerca del 30 %. Además, calificó de «estremecedor» que a 14 de noviembre solo se hayan ejecutado el 3 % de las ayudas y subvenciones para rehabilitación.

Los impuestos se quedan igual

Mato recordó que el gobierno local dejó sin gastar 61 millones en el 2017 y 62 millones en el 2016. Pese a ello, los principales impuestos seguirán el año que viene igual que en este mandato. Al gobierno local se le ha agotado el plazo para tramitar modificaciones del IBI, la principal fuente de ingresos del Ayuntamiento, o del impuesto de circulación.

En los años previos, el PP y de forma más intermitente el PSOE habían reclamado una rebaja del IBI para equiparar el tipo al de otras ciudades gallegas y evitar que se recaudasen fondos a los que el Ayuntamiento no está siendo capaz de dar uso. Este año ese debate ni se planteará, ya que el gobierno local no ha anunciado cambios impositivos.

El presupuesto no se ha empezado a tramitar y todo indica que otra vez será aprobado tarde

El gobierno local todavía no ha iniciado el trámite de los presupuestos del 2019, aunque apenas le queda tiempo para que entre en vigor el 1 de enero. Esa es la fecha que marca la normativa legal, que el gobierno de Xulio Ferreiro ha vulnerado desde el 2015.

Los retrasos para aprobar las cuentas han dificultado la ejecución de inversiones y la entrega de ayudas municipales durante todo el mandato. El ejecutivo municipal culpó a la oposición de esos problemas, pero en el 2017, cuando contó con el apoyo casi incondicional del PSOE, también salieron adelante tarde, y en este año se está repitiendo el escenario del pasado ejercicio.

Beatriz Mato recordó que la situación no tiene precedente, ya que en todos los mandatos anteriores desde los ochenta la ciudad contó con presupuestos aprobados en fecha. Mato lamentó que «la Marea ha demostrado que es capaz de superarse a sí misma en cuanto a ineptitud en la gestión», y reclamó al alcalde que inicie la tramitación de las cuentas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

El retraso en pagar facturas pone en riesgo 85 actuaciones en la ciudad