José Manuel García e Inés Rey buscan votos para liderar el PSOE en una incierta segunda votación

El portavoz parte con 47 votos de ventaja, pero hay 151 en juego de los dos candidatos que no pasaron de la primera ronda


a Coruña / La voz

Con 96 votos, Inés Rey alcanzó el domingo la segunda posición en las primarias del PSOE. Detrás de ella se situaron Rafael Arangüena, con 81 apoyos, y Juan Ignacio Borrego, con 70. Durante la campaña, los tres se situaron en la oposición a José Manuel García, el portavoz municipal, que ganó la primera vuelta con 143 votos.

La incertidumbre es tal que ayer, entre las 14.00 y las 16.00 horas, dos veteranos militantes, buenos conocedores del partido, adelantaban resultados opuestos: la victoria segura de García el primero, y la de Inés Rey el segundo.

Todo indica que la participación en la segunda vuelta será menor, ya que parte de los votantes de Arangüena y Borrego rechazan a ambos candidatos o, más generalmente, a uno de ellos y parte de los apoyos del otro.

En teoría, Rey tendría más fácil conseguir apoyos entre los 151 militantes que respaldaron a los dos candidatos que no pasaron de la primera vuelta. Pero debe superar una desventaja inicial de 47 apoyos en favor de García, un tercio de los que están en juego.

Además, los bloques que respaldaron a los cuatro candidatos no son homogéneos. Están formados por «familias» muchas veces profundamente enfrentadas entre ellas. Esas diferencias a veces se superan. Por ejemplo, a José Manuel García lo respaldaron tanto el exalcalde Javier Losada como la exconcejala Mariam Ferreiro, dos antiguos adversarios. A Inés Rey la apoyaron las concejalas Silvia Longueira y Yoya Neira, que fueron muy críticas con el exportavoz parlamentario José Luis Méndez Romeu, cuyo sector también respaldó a Rey. 

Diferencias sin solución

Pero otras diferencias son irreconciliables, y ya dificultaron el acuerdo entre los críticos con García, que cuenta con la simpatía del sector de Gonzalo Caballero, secretario general del PSdeG, y de la excandidata Mar Barcón, que ha sido clave para que el portavoz alcanzase el primer puesto y continúa comprometida para que gane la segunda vuelta.

Así, A Coruña podría ser, junto con Pontevedra, la única ciudad gallega con un candidato de la corriente próxima a Caballero. Tanto en Santiago como en Ferrol se impusieron cabezas de lista que cuentan con el plácet del sector liderado por el presidente provincial, Valentín González Formoso. Sus fieles en A Coruña se dividieron entre Rey y Arangüena, su unidad podría inclinar la balanza en la segunda fase. 

Inés Rey: «Dar la investidura por nada fue un error: la Marea no gestiona»

Inés Rey señala que el domingo se manifestó el «rechazo frontal» de más del 63 % de los militantes socialistas al «continuismo» que representa José Manuel García, «el rostro de quienes nos han llevado a nuestros peores resultados», en referencia al respaldo de Mar Barcón y sus fieles.

Insiste en que es necesaria una renovación para lograr un PSOE «fuerte» y «que no se repita en el 2019 lo del 2015 y el 2011». No puede ser que «sigan los que ganan en el partido y pierden en la calle», subrayó. Cree que al partido le ha faltado «músculo y dirección política» ante la Marea, y lamenta que el grupo municipal «ha dado bandazos» en asuntos como los presupuestos, con votaciones distintas en cada año. Señala que ninguno de los cinco concejales del grupo respaldo a García, pese a ser el portavoz: «Si no se consigue el apoyo de los compañeros cómo se va a lograr el de los ciudadanos».

En su opinión, fue «un error» dar la investidura «por nada» a la Marea que «ni ha gestionado, ni va a gestionar. Lleva tres años sin gobernar, dedicada a los eslóganes y a romper todo el diálogo posible». Su objetivo es un gobierno que «garantice el bienestar social y la actividad económica, y que recupere el diálogo con la Xunta y el Gobierno central», ese «es el mensaje que ha dado el partido y el mensaje que se oye en la calle».

Ese descontento les abre una «oportunidad histórica» y sobre pactos de gobierno dice que «no salgo a perder, salgo a gobernar con el PSOE. La única opción que barajo es una alcaldesa socialista». 

José Manuel García: «No podemos hacer a la ciudad cautiva, otra cosa es la falta de gestión»

José Manuel García está seguro de que el PSOE tiene posibilidad de gobernar: «Hay una tendencia favorable en las encuestas a pesar de que aún no tenemos candidato firme». Evita ataques a sus rivales y destaca que las primarias han sido «ejemplares».

En el debate afrontó críticas de sus tres oponentes, que considera «no se ajustan a la realidad». Entiende que «en el 2015 la ciudad votó Marea y bajo ningún concepto era posible dejar gobernar al PP», aunque ha dicho varias veces que rectificaría la decisión de dar la investidura sin condiciones.

Subraya que la decisión de apoyar los últimos presupuestos y favorecer la gobernabilidad era la única alternativa porque «el PSOE no tiene que hacer a la ciudad cautiva, otra cosa es la falta de gestión de la Marea». Lamenta que el equipo de Ferreiro, que «ya no tiene la excusa [del bloqueo de la oposición]», ahora tiene el «problema de que no cumple el período de pago a proveedores y vamos a perder 15 millones en obras de asfaltado, iluminación... es un drama». Insiste en que el PSOE va a «ayudar» si aún es posible utilizar esos fondos «porque la ciudad tiene un problema mayúsculo de falta de inversión, lidera el desempleo y los ciudadanos quieren propuestas positivas».

Cree que los votantes entenderán ese respaldo a la acción del gobierno, a pesar de situaciones «bastante intolerables», como que los concejales Xiao Varela y Alberto Lema no dimitan pese a que lo ha exigido el pleno, porque «paralelamente a esas situaciones, la ciudad necesita avanzar».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

José Manuel García e Inés Rey buscan votos para liderar el PSOE en una incierta segunda votación