El pianista de la calle Real tiene diez costillas rotas tras ser atropellado

El músico callejero José Portela estuvo ingresado once días y tiene que recibir ayuda de los servicios sociales municipales para asearse


«Llevo toda la vida fumando como un carretero y siempre tuve una salud de roble, pero ahora estoy muy fastidiado». Esto cuenta José Manuel Portela, el pianista callejero que toca habitualmente en la calle Real. Explica, por teléfono, por qué desde hace casi un mes no se le ve haciendo su recorrido habitual: lo atropelló un coche cuando estaba cruzando un paso de peatones en la zona del Orzán. Desde el pequeño cuarto de un piso compartido en la ronda de Outeiro relata que a mediados de octubre, un sábado a las cuatro y media de la mañana, «iba a coger el búho [autobús mocturno] para volver a casa». Es lo que hace habitualmente los fines de semana. Había estado tocando en la calle y después dejó su piano en un bar de la calle Torreiro, el Habana. El coche se lo llevó por delante y quedó tirado en el suelo. «Me ayudó la gente que estaba por allí, aunque en ningún momento perdí el conocimiento; una mujer llamó a la ambulancia y me llevaron al hospital», evoca.

Después de coserle con ocho grapas una herida que tenía en la cabeza y realizarle varias pruebas para descartar lesiones mayores volvió a su casa. Pero «me dolía la espalda y cada vez estaba peor, aunque yo había tenido una cifosis [espalda arqueada]». Por ello, volvió al hospital donde estuvo ingresado once días. Y es que «tengo diez costillas rotas y apenas me puedo mover».

Tras el regreso a su domicilio, una persona de los servicios sociales municipales «viene todos los días para ayudarme a asearme». De todos modos, «el otro día bajé al súper y me llevó un montón de tiempo porque no puedo forzar nada», relata. 

Problemas económicos

A todo ello se unen los problemas económicos ya que si bien cobra la risga ni siquiera la recibe íntegra. Ello se debe, explica, a que «me quitan 100 euros por tocar en la calle». Así que, hace cuentas en voz alta, «descontados los 175 euros que pago por la habitación me quedan 115 para comer todo el mes». Algunos días los servicios sociales le llevan comida, «pero no es a diario». «Hasta desde la Policía Local me llamaron para ver cómo estaba», agradece. Reconoce que necesita ayuda: «Iba a poner en Internet eso de si alguien me podía echar una mano, con un número de cuenta, pero como hay tantas cosas falsas pues no se puede poner».

Portela, que en su día formó parte del grupo que tocaba con Rosendo Mercado y actuó en conciertos con miles de personas, sostiene que «la gente siempre se portó muy bien conmigo» y evoca que cuando se quedó sin piano porque el que tenía se estropeó un grupo de personas le ayudó a comprar otro. Le preocupa «que la gente que le conoce no sepa qué ha pasado, porque no lo ven en la calle.

Sobre lo ocurrido con el atropello detalla que era una conductora la que llevaba el coche y que el asunto sigue el proceso habitual con la denuncia, el parte del siniestro a la compañía de seguros. «Ya tengo un abogado de oficio», añade.

La conductora difiere de lo sucedido

La mujer que lo atropelló está «indignada» con la versión ofrecida por Portela, ya que asegura que el atropello no se produjo en un paso de peatones. «Fue en el medio de la carretera, a la altura de una parada de autobús, estaba oscuro, iba de negro y cruzó a lo loco», explica. Además, señala que el pianista se resistió a recibir asistencia sanitaria sanitaria, a pesar de que «sangraba por la cabeza».

La conductora, que fue sometida a una prueba de alcoholemia en la que arrojó un resultado negativo, no entiende qué ha llevado al músico a dar una versión tan diferente de lo sucedido. «No sé si lo hace por afán de notoriedad y para que la gente le dé más dinero cuando esté en la calle», comenta, y añade que tuvo que estar quince días sin su coche además de asumir los gastos de la reparación.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
33 votos
Comentarios

El pianista de la calle Real tiene diez costillas rotas tras ser atropellado