El homenaje a Lugrís destruido por las pintadas es irrecuperable

El autor del mural habla de vandalismo y el Eusebio da Guarda pide que se proteja la zona


a coruña / la voz

De la emoción de diciembre del 2017, cuando se pintó el mural en homenaje a Urbano Lugrís en la plaza de Pontevedra, a la decepción de ver arruinada una obra en la que además de tiempo y dinero, se invirtió mucha ilusión. «Me duele ver el mural destrozado, pero más que por mí, por toda la gente que está detrás y que puso en marcha la iniciativa con un fin como el de homenajear a un reconocido artista gallego», comenta Christian, más conocido como Kse, autor de la Marineda soñada.

El grafitero indica que se enteró de que su obra había sido destrozada por un amigo. «Me envió una foto y al día siguiente pasé por la zona y ya vi las pintadas. No me sorprende porque está en un enclave complicado. Antes ya había pasado, pero eran cosas más sutiles que se podían disimular, pero ahora habría que empezar desde cero», indica. Para él las pintadas son «un acto vandálico intencionado». «Es un mural que se ha hecho con un propósito. Hay mucha gente detrás que ha colaborado en la obra que tiene una dedicatoria específica, por lo que se sabe perfectamente que se trata de un homenaje a un artista», subraya. Kse comenta que tardó en pintar el mural «unos tres o cuatro días, trabajando todo seguido. Tuve que ir haciéndolo por partes porque debido a la lluvia y a la poca luz de los días de invierno a veces no podía trabajar».

La creación, situada a pocos metros del IES Eusebio da Guarda, ya había sido agredida en otras ocasiones, sin embargo esta vez el gran tamaño de las pintadas ha arruinado por completo el mural. Desde el centro educativo explican que lamentablemente no les sorprende la situación. «Es un problema que va más allá de las pintadas. A nosotros nos gustaría que se tomen medidas disuasorias, como puede ser la instalación de cámaras de seguridad o realizar un mayor control de la zona. Más allá de la limpieza es necesario un mantenimiento, también aparecen cristales de botellas rotas en las inmediaciones. Es un problema de vandalismo», comenta Isabel Ruso, que añade: «La aparición de estos grafitis es una falta de respecto a algo importante para nosotros. Más allá de la inversión económica y del tiempo de trabajo se tata de un homenaje a un pintor por lo que es una infamia contra la cultura». Sobre la obra indica que «está en tierra de nadie. Está al lado del instituto, pero en una plaza pública por lo que nosotros tampoco podemos actuar». 

Notificación al Concello

Desde el IES Eusebio da Guarda comentan que «no sabemos si el Concello procederá a la limpieza o si desde las asociaciones promotoras de la iniciativa se harán cargo. En cualquier caso nuestra intención es notificarlo al Ayuntamiento para que se subsane». De momento el ejecutivo local no se ha pronunciado sobre el asunto, por lo que se desconoce si se procederá a la limpieza de las pintadas sobre el mural.

El colectivo In Nave Civitas, impulsores de la idea junto a la asociación O Mural comenta que saben «do carácter efémero do graffiti e que pode ser obxecto doutras pintadas, pero é unha magoa aínda que non nos sorprende». La agrupación adelanta que el día 15 de diciembre, «día de Lugrís, imos facer algo coas pintadas, pero aínda non o temos concretado». Para el autor del mural lo más adecuado «sería volver a pintar la Marineda soñada, o si no otro mural en honor a Lugrís».

Una plataforma ciudadana limpia paredes ante la pasividad municipal

Ante el estado en que se encuentras muchos barrios de la ciudad, especialmente la Ciudad Vieja, un grupo de vecinos de este enclave decidieron meses atrás constituir una plataforma para limpiar ellos mismos lo que consideran que no está haciendo el Ayuntamiento. La decisión la tomaron después de que se constatara que desde María Pita se estaba llevando a cabo un plan de limpieza selectivo: se borraban los grafitos ofensivos con la Marea, pero se dejaba el resto. Fue un gesto que motivó la movilización de muchos vecinos.

Lo que empezó como un movimiento puntual en la Ciudad Vieja fue extendiéndose a otros lugares. Según el último recuento son ya seis los barrios representados en la plataforma Non Máis Pintadas: Zalaeta, Elviña, Vioño, Os Mallos y la Ensenada del Orzán, además del casco histórico.

La entidad ya ha realizado varias actuaciones en la urbe y tiene planeado seguir con ellas. Más allá de la limpieza, buscan con su ejemplo transmitir un mensaje: hace falta más implicación pública para acabar con el problema.

De hecho, los borrados que llevan a cabo los servicios municipales arrojan resultados pobres en comparación con otros ejercicios: en los tres últimos años no se llegó a los 9.000 metros cuadrados de fachadas limpias en la ciudad por anualidad. Entre el 2006 y el 2008, por ejemplo, no se bajó nunca de los 25.000 metros cuadrados por ejercicio.

En el 2009 y el 2010 apenas hubo actividad, pero entre el 2011 y el 2014, salvo un año, siempre se superaron los 10.000 metros cuadrados de fachadas visitadas por los servicios de limpieza.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

El homenaje a Lugrís destruido por las pintadas es irrecuperable