a Coruña / la voz

Cerca de las 13.30 horas de ayer, el concejal de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, envió a la Consellería de Infraestruturas y al ADIF -la administración de infraestructuras ferroviarias del Estado- el borrador del nuevo convenio para financiar la nueva estación intermodal de A Coruña. El documento es imprescindible para construir esa infraestructura, que requiere de la colaboración de las tres instituciones.

En una nota de prensa publicada el 18 de octubre del 2017, el gobierno local destacaba la «necesidad» de modificar el convenio anterior del 2009, con la finalidad de encajar la intermodal en el planeamiento urbanístico de la ciudad. Pese a esa necesidad, y a que según la citada nota el Ayuntamiento ya estaba trabajando por entonces en el texto, el borrador del convenio no fue remitido hasta ayer a las instituciones implicadas en la obra.

Es más, el Ayuntamiento no ha hecho los trámites urbanísticos para facilitar la construcción de la infraestructura, por lo que el borrador plantea que la Xunta facilite el encaje urbanístico de las obras calificándolas como proyectos públicos de urgencia.

El documento se discutirá en la reunión convocada por el ADIF el próximo lunes, y a la que acudirán representantes del Ayuntamiento y de la Xunta. En ese encuentro está previsto que el ADIF presente a las otras Administraciones su proyecto para adaptar la estación a la llegada del AVE. De hecho, el ente estatal ya envió la semana pasada una recreación de su proyecto para adaptar San Cristóbal a la llegada del AVE y a la intermodalidad. De acuerdo a ese documento, las mejoras incluyen una nueva cubierta en la parte posterior de la estación, y la construcción de marquesinas en la avenida del Ferrocarril que servirán de antesala a la estación y para facilitar el acceso a los autobuses urbano y los taxis.

El esquema también incluye la pasarela que comunicará la estación de trenes con los espacios destinados a los buses en la avenida de la Sardiñeira. El plan no detalla las infraestructuras de la nueva estación de autobuses, que se construirá entre la avenida de la Sardiñeira y la actual estación de trenes. El motivo es que esa infraestructura es competencia de la Xunta, no del ADIF, y aún no está claro su diseño definitivo.

La Administración gallega licitó en agosto del 2016 la redacción del proyecto por 417.600 euros, siguiendo las indicaciones del Ayuntamiento. Pero en octubre del año pasado, el gobierno local planteó cambios en el documento. Esas modificaciones han obligado a la consellería a rehacer todo el proyecto, que volverá a ser licitado el año que viene.

Como consecuencia de los retrasos, la intermodal de A Coruña fue adelantada en prioridad por las de Santiago, Vigo, Ourense y Pontevedra, que estarán listas en los próximos años. Esas infraestructuras recibirán los fondos europeos disponibles para las intermodales gallegas. La Xunta ya advirtió hace meses que la estación coruñesa tendrá que levantarse con fondos propios y sin esas ayudas, ya que la falta de un proyecto definido en A Coruña supondría correr el riesgo de que se perdiesen, y no pudiesen ser utilizados en otras ciudades que sí han realizado los trámites. El caso paradigmático es Pontevedra, gobernada por el BNG, donde los planes para la estación iban considerablemente por detrás de los de María Pita, pero en los dos últimos años ha logrado recuperar tiempo y situarse por delante. 

Más de 12 meses para redactar un borrador de 15 páginas

El convenio que el Ayuntamiento tardó más de un año en redactar tiene, en total, 15 páginas. No está aprobado y todavía podrá ser objeto de discusión entre las Administraciones implicadas. El largo período de tiempo empleado en elaborarlo se suma a los numerosos retrasos que acumula la intermodal de A Coruña. El principal es la falta de un proyecto definitivo para la estación de autobuses, que la Xunta tendrá que volver a licitar después de que el gobierno local rechazase el que le presentó el año pasado.

El convenio insiste en que la Administración gallega financie su parte de la estación con fondos europeos. La Xunta considera que ya no es posible hacerlo, ya que se pondrían en riesgo esas ayudas si no se cumplen los plazos de la UE, y afirma que hará las obras con fondos propios.

No ha ocurrido lo mismo en Pontevedra, Ourense, Vigo y Santiago, donde los trámites se hicieron a tiempo y las obras empezarán en los próximos meses. En el caso de la capital gallega ya han comenzado. El Ayuntamiento compostelano está gobernado por Compostela Aberta, una de las mareas gallegas, por lo que la Xunta ha rechazado las acusaciones de la Marea de que intenta boicotear al gobierno coruñés.

El hecho es que la intermodal coruñesa no tiene fecha. El convenio planteado por el Ayuntamiento no incluye una data para rematar los trabajos, que aún dependen de numerosos trámites administrativos. Baste decir que el gobierno local ni siquiera ha hecho público el proyecto de reforma de los accesos a la futura estación, aunque en julio estaba «moi avanzado».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

El gobierno local entrega el convenio para la intermodal un año después