A Coruña busca modelo para encarar la renovación de su fachada marítima

La exposición de La Voz repasa en la Marina las grandes experiencia europeas


A Coruña / La Voz

En los próximos años A Coruña deberá decidir qué usos dar a los muelles interiores que irán quedando sin actividad por el traslado progresivo de esta al puerto exterior. La urbe busca modelos en los que mirarse y desde el pasado viernes vecinos y visitantes pueden conocer diez de ellos a través de la exposición de La Voz de Galicia instalada en la Marina.

La muestra, que lleva por título Diez ejemplos en Europa, repasa caso a caso, a través de 12 grandes cubos con textos e ilustraciones, las transformaciones llevadas a cabo en Ámsterdam, Barcelona, Bilbao, Copenhague, Génova, Hamburgo, Málaga, Marsella, Oslo y Valencia. 

Muchos vecinos han pasado desde el viernes por la exposición, que permanecerá instalada en la renovada explanada hasta el próximo día 19 de noviembre.

Además de conocer caso a caso lo que han hecho otras urbes, los visitantes pueden votar cuál de ellas es la que más le ha gustado. Lo hacen a través de un panel situado en la exposición en el que pueden seleccionar el modelo de ciudad más atractivo.

Al conjunto de imágenes que permiten hacerse una idea clara de las soluciones estéticas adoptadas en cada caso se suman unos paneles en los que se aporta información sobre los usos a los que se destina el suelo de los puertos de esas urbes, con porcentajes que varían significativamente en cada caso.

La mayor parte de ellos combinan usos urbanos -parques, museos, paseos-, náuticos, comerciales y residenciales, pero también mantienen cierta actividad portuaria concentrada en puntos específicos. Los cruceros, por ejemplo, son algo habitual en unos puertos renovados que han ganado atractivo para el turismo.

El debate sobre cómo ordenar el suelo sin uso de los puertos está muy vivo en la ciudad, que en los próximos años tendrá que decidir a qué destina los más de 500.000 metros cuadrados que quedarán libres. El puerto coruñés tiene una línea de costa de 5,5 kilómetros de los que cerca de 3,5 están dedicados a la actividad industrial y pesquera.

Buena parte de las actividades, sobre todo las más molestas, se están yendo ya a Langosteira, dejando libres grandes superficies en pleno centro de la ciudad pegadas al mar. El puerto, cerrado a los vecinos, acabará abriendo sus puertas. Falta decidir cómo se quiere entrar. 

«Es una muestra seductora de lo que han hecho en otras ciudades»

Cientos de personas se han parado ya a disfrutar de la exposición instalada en la Marina. La muestra levanta mucha curiosidad por su diseño, y también por los ejemplos que propone. Algunos visitantes indicaban que desconocían que A Coruña estuviera en los pasos previos de una gran transformación portuaria. Ahora ya lo saben y pueden reflexionan sobre qué modelo les gustaría más implantar en la urbe.

«Me parece muy bonita, con unas imágenes preciosas, no sé elegir qué ciudad me gusta más, cada una tiene su encanto, como esta exposición tendría que haber más», cuenta Andrés Iglesias, deteniéndose ante cada uno de los cubos para ver las imágenes y leer los textos mientras pasea a sus dos perros. «A Coruña, tal como está, también es muy bonita», reflexiona Iglesias sobre su propia ciudad.

No lejos de él Pilar Bejarano, vecina de A Coruña, se toma su tiempo para recorrer los doce cubos. «Creo que está muy bien, me parece muy bonita e ilustrativa, y además a través de esto apetece viajar a todos los lugares que se muestran, realmente es una exposición apetitosa y seductora sobre lo que se ha hecho en otras ciudades», indica Bejarano, que además vive en el otro lado de la ría y espera ver desde su casa las grandes letras iluminadas que componen el nombre de la ciudad.

Junto a los paneles dedicados a Hamburgo se demora Juan Antonio López. La razón de esa elección, indicaba él mismo, está en que allí vive su hija y todavía no ha visitado esa ciudad, pero siente curiosidad por ella. «Lo que he visto me parece genial, esto es fantástico, soy jubilado del mar y todo lo que tenga que ver con los puertos y con el mar me encanta», cuenta Juan Antonio, que tras 33 años navegando y después de haber recorrido una buena parte del planeta también tiene un juicio sobre su propia ciudad: «A Coruña también es impresionante».

Desde que se instaló el viernes por la mañana en la Marina la exposición levantó una gran expectación. Muchas personas se han acercado hasta ella para informarse y disfrutar de las imágenes y tampoco es infrecuente ver a visitantes sacando fotos a los cubos que más les interesan.

A Coruña tiene ante sí el reto de la transformación de sus muelles y la exposición ofrece diez espejos en los que poder mirarse. El proceso será largo, pero los ciudadanos pueden conocer ya diez modelos de urbes que han pasado por lo mismo en distintos momentos, desde los años 80 del siglo pasado hasta el arranque del actual, y hacerse una idea de cómo les gustaría ver el futuro de A Coruña.

Contenido relacionado

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

A Coruña busca modelo para encarar la renovación de su fachada marítima