La eliminación de la alfombra floral del Rosario indigna a vecinos y asociaciones en A Coruña

Eduardo Eiroa Millares
E. Eiroa A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

Voces de A CoruñaGonzalo Barral

Los servicios municipales barrieron las flores dos horas después de que fueran colocadas. Participa en nuestra encuesta: ¿Es creíble la explicación de que se barrió por un error de interpretación de la petición de limpieza de los restos?

08 oct 2018 . Actualizado a las 10:51 h.

A las tres de la madrugada de ayer, tras diez horas de trabajo, los 14 voluntarios de la Asociación Faro de Monte Alto acabaron de hacer la alfombra floral que cada año, desde el 2002, confeccionan en honor de la virgen del Rosario, patrona de la ciudad, cuya festividad se celebraba este fin de semana. Entre los voluntarios había personas de más de 70 años y mujeres con bebés. Dos horas después, a las cinco de la mañana, los servicios de limpieza del Ayuntamiento entraban en la plaza de Santo Domingo, donde estaba, vallado, el trabajo, apartaban las vallas y se ponían a limpiar.

En poco más de un hora, y tras una actuación a fondo, con recogida de pétalos y baldeado con agua, no quedaba en el lugar ni rastro de la alfombra floral.

Daño moral

La retirada de las flores por parte del Ayuntamiento se transmitió rápidamente entre los vecinos. Al presidente de la Faro de Monte Alto, Antonio Gómez Bello, se le saltaban las lágrimas por la mañana frente a un lugar en el que se congregaron un buen número de vecinos igualmente indignados. «Se me cayó el alma a los pies, no tengo palabras para definir a los sinvergüenzas que hicieron esto. No saben el daño moral que ha hecho, todo el material, además, estaba sin pagar. Ahora este es el sitio más limpio de la Ciudad Vieja. ¿A quién le molesta la alfombra floral? Esto es una venganza pobre, una bajeza, A Coruña tiene que despertar», decía ayer Gómez Bello anunciando también que su intención es presentar una demanda por lo sucedido.