Gustavo Aranzana: «Buscamos un equipo joven, con más hambre, más dinámico y físico»

Mañana arranca su segunda campaña en A Coruña. El objetivo: «Competir y no perder la humildad»


Un técnico veterano para un grupo joven. Gustavo Aranzana (Valladolid, 1958) comenzará mañana (Palacio de los Deportes de Riazor, 20.45 horas) frente al Valladolid su segunda campaña en el banquillo de un Leyma que, más allá del objetivo de volver al play off, presentará una cara renovada, un grupo con una media de 23,5 años de edad, una plantilla con la que el técnico no oculta que se siente identificado. «Estoy igual de motivado, responsabilizado e ilusionado que entonces. Muy contento y agradecido de seguir en A Coruña», asegura.

- ¿La pasada fue una pretemporada complicada, con lesiones, todo era nuevo... ¿ha ido todo mejor en esta ocasión?

- Siempre hay problemas, pero hemos corregido algunas cosas, como programar mejor partidos, viajes y descansos. Ha habido situaciones que nos han afectado, como las ventanas FIBA, el 3x3 de Sergi, Braxton llegó tarde, la tardía incorporación de Quinton, pero el nivel de lesiones ha sido menor. Este año hemos llegado mejor.

- El Leyma ha afrontado una amplia renovación.

- Sí, y es buscada. Una vez que hay un cambio, porque vemos que es imposible continuar con algunos jugadores, por diversos motivos, nos damos cuenta de que tenemos que cambiar. Tenemos a Larry, a Ferreiro y a Zach y ya de puestos, pues adelante, a mover las alfombras, como se suele decir. Buscamos un equipo joven, con más hambre, más dinámico y físico, más rápido, capaz de hacer un baloncesto de más presión, continuas rotaciones... Veníamos de un año con un grupo con más conocimiento de la Liga y quizá ahora, como está montada, es más una competición para jugadores con proyección y hambre.

- ¿Ya no se fichan jugadores con el aval de la veteranía?

- Hasta hace poco se buscaba ese jugador que cae de la ACB, o que estaba en el último tramo de su vida deportiva, y yo creo que eso ahora te acaba matando.

- Pero una plantilla tan joven genera muchos interrogantes.

- Eso está claro. Si el año pasado trabajamos para llegar al play off y al nivel de juego con gente experta, ahora hay que trabajar tres veces más. Aquí la actitud, el trabajo, el sacrificio van a ser innegociables.

- Dice que está más ilusionado que nunca, ¿también está satisfecho con la plantilla?

- Sí, sí. La clave era renovar a Zach, después fichar un tirador, hemos tenido que esperar por un cuatro que se adaptara a lo que queríamos, buscamos un veterano y está aquí Sergi... Luego llegamos adonde llegamos con nuestras posibilidades. Queríamos un cuatro como Bulic, que pudiera postear y otro, Quinton, con talento que pusiera el balón en el suelo. Necesitábamos un combo para ayudar a los bases y tenemos a Braxton, pero, eso sí, lleva un año sin competir. Yo creo que hemos acertado, otra cosa es sacarle todo el rendimiento.

- Axel Louissaint, Ty Sabin y Carlos Martínez, muy jóvenes.

- Axel es un portento físico, con mucho recorrido; a Sabin, defensivamente le cuesta, pero mejorará y es un buen anotador. A Carlos ya lo conocía y sé lo que nos va a dar cuando se libere del exceso de responsabilidad por estar en casa, nos va a ayudar mucho.

- De Olmos y Sonseca a Araújo y Uchendu.

- Era clave fichar dos pívots así, con menos centímetros, más jóvenes y fuertes. Araújo nos ha sorprendido, no es un cinco grandísimo, parece que no es rápido, pero es muy habilidoso y rápido con el balón abajo. Uchendu es una potencia física tremenda, tiene que aprender...

- ¿Y qué Zach Monaghan veremos?

- Esa es la gran pregunta. Él, en su presentación, se puso galones y asumió su papel de líder. Está muy comprometido. Le toca tener peso en el vestuario, hablar con los jóvenes, dar tranquilidad, poner ese poso del que lleva 4 años en el club... Debe olvidarse de los problemas con los árbitros, evitar descentrarse... Pero lo mejor es que se comprometió públicamente. Estoy muy contento con Zach, en la cancha y fuera.

- Con estos mimbres no es difícil adivinar qué tipo de baloncesto se verá en el Palacio...

- Proponemos, queremos un equipo de once jugadores físicos, complementarios, una rotación amplia, que mantenga el nivel físico y de exigencia los 40 minutos. Buscamos situaciones cortas, jugar en todo el campo, con intensidad y velocidad, ser agresivos y verticales... Esa es la propuesta, luego... Eso propiciará a veces errores, malos tiros, precipitación, pero, eso sí, quiero que el equipo tenga ADN, y nuestro ADN debe ser defender, defender y defender, y a partir de ahí generar y divertirnos.

- ¿Los partidos de pretemporada le dicen dónde están?

- Tenía miedo al torneo de Suiza y jugamos a un nivel magnífico; en el Teresa Herrera, tras el descanso, nos dimos el batacazo. Quedé preocupado, pero luego en Oviedo lo hicimos muy bien. Así que no tengo respuesta. Influye todo, la juventud, el descanso, los viqjes, el rival, el cansancio, inexperiencia...

- Los favoritos parecen estar en boca de todos: Betis, Bilbao...

- Siempre hay alguno que se cuela, pero Bilbao, Betis, Melilla, Palencia van a estar ahí. Oviedo, porque lo ha estado en los últimos años; Palma, que es el que mejor se ha reforzado. A partir de ahí estamos nosotros, Valladolid, Castellón... Eso sí, el tercer descenso es cruel y más viendo toda la igualdad que ha habido. Será durísimo.

- Además, la ACB ya no es inalcanzable.

- Así es. Todos quieren estar, por eso se ha invertido más.

- ¿Y el Leyma podría estar?

- ¿Por qué no? Pero no perdamos la humildad. Partimos de alejarnos cuanto antes del descenso y ganar el mayor número de partidos. Queremos competir, pero tampoco podemos perder la humildad.

- Al margen de los resultados, ¿qué le gustaría que se dijera de su equipo al final de temporada?

- Que nos hemos divertido, que hemos jugado muy bien al baloncesto. Que nos lo hemos pasado bien y seguimos creciendo porque lo hemos hecho bien, estemos donde estemos. No todo es ganar o perder.

- ¿Responsabiliza que el club camine hacia la SAD?

- Indica que va por el buen camino y eso también lo tenemos que transmitir nosotros. Tenemos que estar a la altura de un club que se mueve, que se compromete socialmente, con una gran cantera, que trabaja en las redes... La SAD es un paso del club para un día ser ACB y nos gustaría contribuir, dejar nuestra huella.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Gustavo Aranzana: «Buscamos un equipo joven, con más hambre, más dinámico y físico»