La junta de gobierno aprueba una rebaja del bus todavía sin fecha

Xunta y Concello discrepan sobre si las tarifas han de ir a pleno para entrar en vigor


A Coruña / la voz

La junta de gobierno local aprobó ayer las nuevas tarifas que regirán el autobús urbano, una rebaja de diez céntimos en cada viaje en la tarifa general y que el Ayuntamiento aplicará unilateralmente sin acuerdo con la Compañía de Tranvías y sin ajustarse al contrato que desde 1986 rige ese servicio. Pretenden hacerlo este otoño, aunque todavía no hay una fecha fijada.

Lo hará basándose en un informe de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) y en otro encargado a la Universidade da Coruña y a una consultora externa. El gobierno local basa la rebaja en la normativa europea que exige que las empresas contratistas obtengan un «beneficio razonable», fijando este último, según el informe de la UDC, en un 6 %.

El gobierno local solo aceptó una de las 15 alegaciones presentadas por Tranvías. La compañía recordaba, entre otras cosas, que el informe de la CNMC no es vinculante y que desde el 2014 las tarifas permanecen congeladas cuando podrían haber subido desde entonces en cinco céntimos por billete.

La rebaja aprobada ayer no viene respaldada por ningún informe de la secretaría municipal. Sí hay un informe de intervención limitado al impacto de la medida en las cuentas municipales: «No entramos por lo tanto en la procedencia o improcedencia jurídica de la revisión a la baja de las tarifas que se proponen ahora, ni en los estudios económicos que lo sustentan, tratándose de una cuestión jurídica no presupuestaria ajena a las competencias y funciones de esta Intervención», dice el documento.

Gratis a menores

La iniciativa, muy bien acogida por los usuarios, supondrá dejar el billete sencillo en 1,20 euros; en 0,75 el viaje con bonobús; 0,23 con el bonobús social; 0,30 el universitario y permitirá a los menores de 13 años viajar gratis. Esas rebajas las asumirá la empresa, que verá reducido sus beneficio bruto en cerca de 1,75 millones de euros, según las cuentas del gobierno local.

Con el nuevo precio el bus seguirá siendo más barato que en Vigo y en Ferrol, pero más caro que en Santiago, Lugo y Ourense.

En la junta de gobierno se informó de la intención municipal de sacar a licitación el 30 de noviembre los pliegos del concurso de transporte público.

Ese mismo día caduca la prórroga de dos años concedida a Tranvías en el 2016 por el actual ejecutivo tras declarar la caducidad de la concesión en aplicación de una normativa europea.

La empresa tenía firmado un contrato hasta el 2024 y recurrió la decisión de finalizar la concesión, asunto que todavía no está resuelto.

La aplicación unilateral de la rebaja en las tarifas permitirá que cerca de 250.000 viajeros al año (de un total de 21 millones de viajes facturados en A Coruña) dejen de pagar transbordos -también serán gratuitos- y que cerca de 400.000 viajes realizados por menores de 13 años salgan también gratis a los usuarios. Esos dos conceptos supondrán un recorte en las cuentas de la empresa de 800.000 euros. Es previsible que la compañía recurra al juzgado para evitar el cambio de precios al margen de lo que dice el contrato.

Comisión autonómica

Todavía no está claro cuándo se aplicará la rebaja. Todavía falta enviar la propuesta aprobada a la Comisión de Prezos de la Xunta, en principio un trámite. Ese organismo se reunirá como muy tarde en noviembre. Según el gobierno local basta con enviarle la decisión adoptada por la junta de gobierno ayer. La Xunta, a preguntas de La Voz, indicó el pasado lunes que es preceptiva la aprobación del pleno, pero el ejecutivo local no tiene previsto remitir llevar las tarifas a sesión plenaria y la remitirá directamente a la consellería.

Culleredo y Arteixo pagarán 28.000 euros al año para que el bus 24 llegue hasta A Zapateira

Xulio Ferreiro realizó ayer su primera visita institucional al Concello de Culleredo, donde firmó en el libro de oro de la institución local. En realidad, el encuentro con el alcalde cullerdense, José Ramón Rioboo, tenía como objetivo cerrar un acuerdo para impulsar la prolongación de la línea 24 del bus urbano hasta las urbanizaciones Os Olivos, Vallesur y Montegolf. Ambos anunciaron que ahora trasladarán el acuerdo al Concello de Arteixo y a la Xunta para que den su visto bueno. «E esperamos que a Xunta axilice a tramitación deste convenio, que se suma aos asinados xa con Arteixo para dar servizo en Meicende, e con Oleiros para prolongar o 1A ata as praias, que por desgraza non se puido estrear este ano», indicó Ferreiro. La Consellería de Infraestruturas remitió el pasado mes de junio un borrador de convenio a los alcaldes de Culleredo y Arteixo, que incluía al Ayuntamiento de A Coruña, para prolongar el servicio de transporte urbano hasta las urbanizaciones de A Zapateira. La previsión es que se creen tres nuevas paradas, con el compromiso de los concellos de Culleredo y Arteixo de asumir a partes iguales un coste económico de 28.000 euros anuales por este servicio. El concejal de Mobilidade de A Coruña, Daniel Díaz Grandío, confirmó que la tarifa será la misma que pagan el resto de usuarios, ya que no será necesario realizar transbordos. Por otro lado, Ferreiro se refirió a la reunión que mantendrá la conselleira de Infraestructuras, Ethel Vázquez, con los alcaldes del área metropolitana. E insistió en la idea de crear un consorcio de transportes metropolitano.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La junta de gobierno aprueba una rebaja del bus todavía sin fecha