Ferreiro no da por seguro que se recupere el dinero de la compra irregular de pisos

Xosé Vázquez Gago
Xosé Gago A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA CIUDAD

EDUARDO PEREZ

«Non digo que esté garantido, digo que imos iniciar ese procedemento», explicó el alcalde a preguntas de los periodistas

20 sep 2018 . Actualizado a las 19:10 h.

El alcalde de A Coruña no da por seguro que se recuperen los 145.865 euros que el Ayuntamiento pagó a un afín de la Marea por los dos pisos cuya compra ha sido anulada por el Consello Consultivo. A preguntas de los periodistas, Xulio Ferreiro afirmó: «Non digo que esté garantido [el reintegro del dinero], digo que imos iniciar ese procedemento». El regidor también reiteró que no ve motivos para que dimitan los dos concejales implicados en el proceso, los responsables de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, y Contratación, Alberto Lema, a pesar de que el pleno de A Coruña exigió ayer por 17 votos a 10 que el alcalde les retire las competencias. Toda la oposición, PP, PSOE y BNG, reclamó el cese de los concejales, que por ahora han hecho oídos sordos pese a que solo contaron con el respaldo de su grupo en un pleno marcado por la falta de explicaciones sobre las irregularidades por parte del gobierno.

La Marea

Errores y ventilador. Fue Xiao Varela quien defendió la postura del gobierno local. En su primera intervención, cuando ya se sabía que toda la oposición exigiría su cese, atribuyó las irregularidades del concurso a una «cadea de erros humanos», que hasta ahora atribuyen a los funcionarios, y elogió la «calidade humana» del alcalde por haber pedido «perdón» por esos problemas. En su segundo turno, «puxo o ventilador» como vaticinó gráficamente la portavoz del BNG, Avia Veira, y enumeró el consabido listado de casos de corrupción del PP, reprochó al PSOE escándalos locales como Someso o el Conde de Fenosa, e incluso criticó la política de vivienda del bipartito de los socialistas y el Bloque; pese a que fue colaborador del por entonces edil de Rehabilitación, el nacionalista Mario López Rico.

 En su afán de buscar en el pasado, incluso exigió al PSOE que pidiese perdón por unas declaraciones del 2013 de su excandidata, Mar Barcón, o recordó que el exportavoz del PP, Julio Flores, no se disculpó por la Pokémon. Ambos han dejado la política. Varela comparó esas actuaciones con la suya, pero dando a entender que no seguirá sus pasos.