El afín a la Marea valora reclamar por daño moral si tiene que devolver el dinero

La junta de gobierno se reúne de urgencia para remitir otros tres casos al Consultivo para que estime si deben ser anulados

El vendedor de los pisos, Toni Lodeiro (de pie, con jersey blanco) al lado del concejal Alberto Lema en unas jornadas sobre comercio local
El vendedor de los pisos, Toni Lodeiro (de pie, con jersey blanco) al lado del concejal Alberto Lema en unas jornadas sobre comercio local

A Coruña / La Voz

Toni Lodeiro Zas, firmante del manifiesto de la Marea, tendrá que devolver los casi 145.000 euros que le pago el Ayuntamiento por la compra irregular de dos pisos de su propiedad. Lodeiro declinó ayer hacer cualquier declaración para este periódico. No obstante, su representante legal, David Rodríguez, no descartaba solicitar daños y perjuicios, y recordaba que en un asunto así e es algo que contempla la ley. Rodríguez, que presentó alegaciones en su día a la propuesta de anulación de la compra, discrepa de la argumentación del Consultivo. «Las bases no eran muy concretas, había cláusulas que no eran claras, es muy discutible lo que dice», apunta el letrado, que todavía no ha tenido acceso a los dictámenes, que deberá estudiar, dice, antes de dar el próximo paso.

Al menos la mitad de las compras del concurso quedarán anuladas por irregularidades Ese paso se definía ya en las alegaciones presentadas en su día, en las que anunciaba que si se anulaba la compra de los pisos la de la calle Joaquín Martín Martínez y la de la calle Santander, solicitaría que se resarza el «dano moral e para a imaxe pública que supuxo a incoación do presente expediente de revisión de oficio no que, á marxe da corrección da adquisición dos inmobles, estase a poñer en dúbida a integridade do meu representado», decía el escrito.

Dos de los seis pisos que compró el Ayuntamiento en su plan de viviendas sociales pertenecían a Lodeiro Zas. Lodeiro fue una persona activa en la formación de la Marea y llegó a participar en algún acto con el concejal de A Coruña Alberto Lema. Desde el 2015 hace labores de consultoría para el Ayuntamiento de Barcelona, gobernado desde esa fecha por Ada Colau.

El concejal Xiao Varela insistió el miércoles en que ninguna decisión del concurso se tomó atendiendo a criterios personales. EL PP acusó al gobierno local de favorecer a sus amigos.

Más casos a examen

Por otra parte, la Marea llevará hoy a una junta de gobierno extraordinaria y urgente todos los expedientes relacionados con el caso. Allí se dará cuenta de la decisión del Consultivo que obliga a anular la compra en la calle Joaquín Martín Martínez, local que se compró pese a que no tenía la altura suficiente para ser vivienda.

También está previsto que se apruebe remitir al Consultivo una propuesta para cumplir con su dictamen que ordena anular la compra de la calle Santander, que no tenía las ventanas a la calle que determinaban las bases.

Además se remitirán propuestas al Consultivo para anular otras tres compras. Por un lado, la de un piso de la calle Barrera que tampoco cuenta con ventanas a la calle. Los otros dos, en las calles Fe y Almirante Mourelle, serán enviados a revisión porque el titular registral y el propietario no eran los mismos en el momento de presentar la solicitud de venta, motivo por el que también podrían ser anulada las operaciones. El gobierno local defendió durante meses que todo era legal y no había errores. Finalmente, solo queda un piso sin dudas.

las otras viviendas del concurso

Calle Barrera: con causa de nulidad

Por un piso en la calle Barrera el Ayuntamiento pagó 69.230 euros. Tras anular el Consultivo la compra de la calle Santander, el gobierno local entiende ahora que esta debe anularse por el mismo motivo: carece de las ventanas a la calle exigidas. Así se lo propondrá al Consello Consultivo.

Almirante Mourelle: en cuestión

Basándose en la petición del Consultivo de que se revise el resto de expedientes, el gobierno local le remitirá un piso en Almirante Mourelle (51.680 euros) que no cumpliría el requisito de que los propietarios fueran titulares registrales de la vivienda en el momento de la solicitud. 

Calle Fe: en cuestión

El piso de la calle Fe tiene idéntico problema que el de Almirante Mourelle. El propietario y el titular registral no coincidían cuando se presentó la solicitud de venta. El gobierno local pedirá al Consultivo que decida si existe o no causa de nulidad, pues entienden ahora que podría haberla.

Agra de Bragua: aprobada

El único piso de todo el plan de vivienda municipal que cumpliría sin dudas con todos los requisitos es uno comprado por 64.672 euros en la calle Agra de Bragua, detrás del Ventorrillo. El plan de adaptación a vivienda social, por tanto, se limitará por ahora únicamente a esa vivienda.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El afín a la Marea valora reclamar por daño moral si tiene que devolver el dinero