El concejal de Urbanismo no dimite y echa la culpa a los funcionarios

Cae Natalia Codesal, responsable del área de Rehabilitación e Vivenda


A Coruña / La Voz

El día en que todos los grupos empezaron a exigir responsabilidades políticas la Marea evitó asumir ninguna. El concejal de Rexeneración Urbana -área en la que se gestó el concurso-, Xiao Varela, compareció ayer, en solitario, para dar explicaciones. El caso se ha cobrado una víctima, la jefa de servicio de Rehabilitación y Vivenda, Natalia Codesal, quien, según Varela, pidió ayer dejar el cargo, algo que tanto él como el alcalde, Xulio Ferreiro, aceptaron.

Una vez más Varela responsabilizó de lo ocurrido a los funcionarios, alabó su trabajo y su entrega, pero apuntó a ellos como únicos responsables de unos errores que él mismo había negado en numerosas ocasiones. «O alcalde ten a miña dimisión nas súas mans todos os días, el o sabe. O meu cargo está á súa disposición día si e día tamén. Neste caso, despois de falar con el, estendemos que é claro que a responsabilidade é funcionarial, de procedemento, e polo tanto a miña responsabilidade ten que ser que o próximo concurso de compra de vivenda sexa exitoso e non sufra dos erros desta primeira convocatoria». Así, Varela sí asumiría su parte si el segundo concurso saliese mal, pero no en el primero.

Tras negar durante meses error alguno, pese a las evidencias publicadas, al pleno y a las tres comisiones de transparencia convocadas por la oposición, el edil aseguró ayer que los dictámenes del Consultivo no suponían ahora «unha sorpresa» porque, aseguró, «coinciden con algún dos postulados do informe da asesoría xurídica».

Afirmó que antes defendió otra postura porque carecía de información sobre lo que había ocurrido. «Mentres non tivemos datos efectivos confiamos no criterio e no proceder dos funcionarios», dijo, insistiendo en que lo primero que hicieron «foi confiar no traballo dos funcionarios».

El alcalde, Xulio Ferreiro, siguió insistiendo tras la anulación de la compra de los pisos en la existencia de una suerte de conspiración: «Detrás disto hai, en primeiro lugar, un intento de manipulación e utilización política dunha cuestión puramente administrativa, de erros que se cometeron. Todos somos humanos. Evidentemente, quen non cambia nada, quen está conforme con que a vivenda sexa un ben especulativo, quen decide non intervir no mercado da vivenda, non comete erros», aseguró Ferreiro, quien considera que «non hai ningunha razón para que Xiao Varela teña que dimitir».

El proyecto en el cual se enmarca la compra de dos propiedades a un afín al partido estaba pensado para aumentar el parque de vivienda pública. El Ayuntamiento es titular en A Coruña de algo más de 400 pisos. El plan de vivienda de la concejalía pretendía añadir seis más a esa lista para resolver los problemas residenciales en la ciudad. Ahora, tras los «erros» detectados, serán tres en el mejor de lo casos, y uno solo en el peor, los pisos que la Marea añada durante este mandato para resolver en la ciudad la falta de vivienda para colectivos desfavorecidos.

La oposición exige al gobierno que haya consecuencias políticas más allá de la marcha de la jefa de servicio

Toda la oposición criticó ayer al gobierno local por su postura en el caso de los pisos, por sus cambios de parecer y por la falta de transparencia en todo el proceso. Ayer, mientras el gobierno repartía copias de los dictámenes del Consello Consultivo en rueda de prensa, los partidos políticos todavía no habían tenido acceso a ese documento, pese a que lo habían solicitado.

PP

Acciones jurídicas. La portavoz popular, Rosa Gallego, aseguró ayer que su partido «no va a consentir que salga un solo euro de las arcas públicas municipales para la compra de los dos inmuebles», dijo. El Ayuntamiento reclamará el dinero pagado, pero no está claro si podrá recuperarlo o no. Además, el vendedor de los pisos ya avanzó que pedirá daños y perjuicios si eso sucede. La edila criticó que «la Marea intentara tapar el caso con un informe jurídico hecho a medida», y recordó que su partido tuvo que forzar un pleno para que el caso llegara al Consultivo. Además, los populares avanzaron que a la vista de lo hecho por ese órgano están estudiando plantear acciones jurídicas en los tribunales para que sean estos, más allá del ámbito administrativo, los que aclaren las responsabilidades que pueda haber en ese caso. Gallego recordó que finalmente el Consultivo les dio la razón en sus tesis.

PSOE

Rendición de cuentas. El PSOE pedirá al alcalde, Xulio Ferreiro, y al concejal Xiao Varela que rindan cuentas de lo ocurrido con el caso de los pisos. Los socialistas se ponen como ejemplo de transparencia y responsabilidad citando el caso de la dimisión de la ministra de Sanidad por su máster. «El PSOE exigirá al gobierno local el máximo rigor en la observancia de la resolución del Consello Consultivo y la asunción de los principios de equidad y transparencia que ellos mismos propugnaron», dice.

  

BNG

Libre concurrencia. Los nacionalistas recordaron que su grupo ya había advertido de que se estaba vulnerando el principio de libre concurrencia en el concurso al aceptarse pisos que no cumplían con las bases. Su portavoz, Avia Veria, se preguntaba ayer si «é xusto que unicamente asuma responsabilidades e dimita a xefa de Rehabilitación e Vivenda», aludiendo a los cambios de parecer del gobierno local sobre el asunto y a su falta de medidas tras los muchos avisos dados.

Los funcionarios, «profundamente molestos» con la política de «balóns fora» del gobierno local 

A través de un comunicado, UGT ha expresado su «máis profundo malestar» por las declaraciones del concejal de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, en las que «cuylpa directamente ao funcionariado municipal como responsable da mala xestión na compra» de los dos inmuebles al afín a la Marea. A juicio de la Federación de Servizos Públicos del sindicato, «a política de balóns fora non é de recibo» y advierte que estará vigilante «para que non se proxuza ninguha caza de bruxas e se respeten os dereitos do funcionariado» «Cadaquén debe asumir as súas responsabilidades e neste caso, como en outros, decisións políticas que poden ser cuestionables non poden ser disfrazadas de mala praxe laboral», indica la central, que también advierte que «dado que non é a primeira vez que o goberno da MArea pon en cuestión o labor do funcionariado» exige una rectificación pública. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El concejal de Urbanismo no dimite y echa la culpa a los funcionarios