El PSOE pasó en año y medio de exigir a Fomento fondos para el Puerto a evitar el tema

Considera «desviar la atención» hablar de la condonación

.

A Coruña / La Voz

El cambio de Gobierno en Madrid supuso un cambio de postura del PSOE en A Coruña con respecto al futuro del puerto. Los socialistas sí quieren un consorcio liderado por el Ayuntamiento para la gestión de los muelles interiores que vayan quedando sin actividad, pero eluden entrar en el tema más espinoso relacionado con ese asunto: quién se hará cargo de pagar la abultada deuda de la Autoridad Portuaria (316 millones de euros) contraída tras el acuerdo del 2004 para construir Langosteira. Esa deuda estaba previsto saldarla con la venta de suelo. La condonación prevista de 350 millones de créditos al puerto de Valencia cambió el debate en una ciudad que pide el mismo trato y en la que el PSOE, al final, se quedó solo defendiendo que se trata de casos distintos.

Enero del 2017

El rescate de las autopistas. En una moción sobre el puerto presentada en enero del 2017 los socialistas recordaban que Fomento, entonces en manos del PP, decidió rescatar, con 5.000 millones de fondos públicos, las autopistas madrileñas en quiebra. «En nuestra ciudad parece no mantener el mismo criterio ni demuestra la misma sensibilidad pese a que la deuda generada por las vías madrileñas multiplica por diez la del puerto coruñés», decían entonces, y pedían que el pleno instara al ministerio y a Puertos del Estado «a estudiar posibles fórmulas de apoyo y rescate de la deuda de la Autoridad Portuaria de A Coruña».

  

Septiembre del 2018

Negociación. En la moción del mismo partido presentada el lunes la cuestión monetaria quedó en un discreto segundo plano. Lo que pide ahora el PSOE es anular el acuerdo del pasado abril entre Xunta y Fomento, que se revisen los acuerdos del 2004 y que se cree en organismo liderado por el consistorio «bajo la fórmula jurídica a determinar» para la gestión de los terrenos portuarios. De dinero se habla poco y piden que se «garantice los fondos y financiación sostenible y necesaria para la viabilidad y competitividad presente y futura de las dos dársenas», sin referirse a la deuda y sin especificar a quién ha de pedirse ese dinero ni cuánto.

  

Tras el pleno

Críticas de la Marea. «Entendo que non é doado para o PSOE xestionar a presenza no Concello e no Goberno», dijo ayer el alcalde, Xulio Ferreiro, quien espera seguir dialogando con Madrid y que en todo caso celebra la llegada de los socialistas a la Moncloa. «Unha mágoa», dijo sobre la postura del PSOE en el pleno, en el que no quiso apoyar la solicitud de condonación. En Marea y la Marea Atlántica se sumaron ayer a las críticas.

  

El problema es otro

Desviar la atención. El portavoz del PSOE, José Manuel García, consideró ayer que centrarse en la condonación es «desviar la atención» y que «el problema es otro, no la deuda». En su opinión, lo que toca ahora es crear un ente liderado por el Ayuntamiento para decidir sobre el futuro del suelo. Sus críticas las centró en la Autoridad Portuaria -cuyo presidente, Enrique Losada, nombró el Gobierno gallego, del PP-, a la que acusa de mala gestión, de aumentar la deuda y de no tener el puerto exterior terminado y operativo. «En Valencia la deuda fue por la transformación urbana, no por la obra del puerto», dice, y critica que la Marea se marche del consejo de administración del Puerto pero después vote con el PP en el pleno. El objetivo, insiste, es lograr que la Autoridad Portuaria no pueda decidir sobre el futuro urbano de la ciudad. Para obtener recursos hay otras vías, apunta, como la creación de un zona franca, como en Vigo, o explotar tráficos de contenedores.

  

Incógnitas

Sin planes concretos. El futuro del puerto sigue siendo un constructo teórico. Catorce años después de firmarse el acuerdo de Langosteira, todavía nadie ha aclarado qué quiere hacer en los muelles interiores de la ciudad.

El Gobierno nombrará a la exedila Carmen Marón para sustituir a Atán en el consejo de la Autoridad Portuaria

El nuevo Gobierno socialista introducirá un nuevo miembro en el consejo de administración de la Autoridad Portuaria. Lo hará sustituyendo a Jorge Atán, anterior subdelegado del Gobierno, que cesa ahora tras la salida del PP.

Será Carmen Marón, una veterana política coruñesa que ocupó distintas concejalías -Medio Ambiente, Cultura, Hacienda- primero con Francisco Vázquez como alcalde y después con Javier Losada, de quien fue segunda teniente de alcalde. Además, fue diputada en el Congreso durante varias legislaturas y uno de los pesos pesados del PSOE coruñés. Tras la victoria del PP en las municipales del 2011 pasó a un segundo plano.

Marón Beltrán aterriza en la Autoridad Portuaria en un momento delicado. Persona muy cercana a Javier Losada, delegado del Gobierno, y al presidente, Pedro Sánchez, entrará en un órgano presidido por Enrique Losada, nombrado a su vez por Alberto Núñez Feijoo, presidente de la Xunta.

Las discrepancias entre los dos partidos sobre el futuro de los muelles coruñeses son públicas y notorias. Los consejos de ese organismo, habitualmente tranquilos, se perfilan ahora de otro modo. A las discrepancias del representante del Ayuntamiento, Xiao Varela, se podrían sumar ahora las voces discordantes de Marón. El Gobierno, además, cuenta con otros dos representantes -funcionarios- y la nueva situación puede dejar en el aire las unanimidades y amplias mayorías alcanzadas hasta ahora. Al PP le quedan, además de Enrique Losada, otros tres representantes, dos de la Xunta y uno de Arteixo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El PSOE pasó en año y medio de exigir a Fomento fondos para el Puerto a evitar el tema