«Lo encontró desnudo, creo que con un cuchillo, y a la hija tirada en el pasillo»

El dueño de un bar dejó que la menor se protegiera en su local del hombre acusado de violarla y que amenazó con suicidarse


a coruña / la voz

Las risas de los niños antes de entrar en clase contrastan con la conversación de los adultos. Es martes y, como recuerda el cartel pegado en el portal, desde el lunes la academia de inglés ha retomado la actividad. Faltan cinco minutos para las cuatro de la tarde. «Sí, sí, pasó aquí mismo, en este edificio», dice una de las madres.

Seis pisos más arriba, los gritos y la amenaza de suicidio de un hombre encaramado sobre el alféizar rompieron la tranquilidad de esta calle la madrugada del domingo. «¡Tírate ahora! ¡Tírate ahora!». Es lo que único que alcanzó a escuchar Jose. Trabaja en un restaurante cerca del inmueble, en la ronda de Outeiro, a la altura del Ventorrillo. «Vi las luces de la policía y un corrillo de gente. Pensé en un incendio. Después me di cuenta de que había un hombre, totalmente desnudo, que decía que iba a tirarse. En la acera, dos mujeres lo retaban a hacerlo. Al momento, una camilla salió de la cafetería que hay en el bajo con una chica a la que metieron en la ambulancia», detalla Jose.

José Ángel Domínguez es el dueño de dicha cafetería. El sábado, unos amigos fueron a celebrar con él su cumpleaños. No pudo terminar de peor forma. «Entró una mujer, a la que conozco porque es clienta. Vive aquí arriba. Estaba muy alterada, pedía ayuda: ‘¡Dame ropa para la niña!’. La acompañé fuera y vi a su hija pequeña, que también conozco, en el portal. No tenía nada puesto y le di mi camisa», cuenta José Ángel. Ambas se escondieron en su bar. Al cabo de un rato, llegó la otra hija, de 23 años, «que también sufrió una crisis de ansiedad al ver a su hermana». Aquí esperaron a los agentes.

En la calle, la tensión también fue en aumento. El presunto agresor, expareja de la mujer, amagaba con tirarse, «en pelota picada», apostilla un vecino. La víctima de la supuesta agresión es menor de edad. Tiene 17 años. «Su madre trabaja en un restaurante de Cuatro Caminos. Como la chica no le cogía el teléfono, se vino corriendo en taxi. Cuando entró en el piso lo encontró a él, desnudo y creo que con un cuchillo, y a su hija tirada el pasillo. La sacó de casa y se escondieron aquí», relata José Ángel.

En la cárcel

«A él lo conozco. Trabajamos alguna vez juntos. Ahora hacía algunas chapuzas. Dicen que a veces se pasaba con la bebida. Era ella la que trabajaba todos los días», destaca el restaurador.

Después de escuchar las declaraciones de ambas mujeres, el titular del Juzgado de Violencia sobre la mujer de A Coruña decretó ayer el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para el investigado.

Los cargos

Está acusado de un delito de agresión sexual contra la menor, a la que presuntamente violó, y de otro de maltrato contra su expareja. «Los bomberos, a mi juicio, no se apuraron mucho en sacarlo de la ventana. Creo que intuían que no se iba a tirar», concluye Jose. Los robos eran el principal susto que habían vivido en el barrio. «Fue muy desagradable, sobre todo por la pobre niña», termina José Ángel.

Madre e hija fueron atendidas por el CIM antes de prestar declaración contra el acusado

Se aprovechó de que su expareja salía tarde de trabajar y de que la menor estaba sola en casa. Al parecer, la otra hija, de 23 años, había salido con el novio. Escogió el momento para actuar. Madre e hija fueron atendidas en el Centro de Información a las Mujeres (CIM) antes de prestar declaración para denunciar la agresión. «Ella -dice José Ángel por la madre- me comentó que estaba intentando que él se fuera de casa. Alguna vez habían tenido aquí alguna discusión, pero nunca te imaginas esto». Domínguez lleva seis años al frente de la cafetería. «Este no es un sitio muy conflictivo, y mira que aquí conviven personas de muchas nacionalidades», resalta.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
30 votos
Comentarios

«Lo encontró desnudo, creo que con un cuchillo, y a la hija tirada en el pasillo»