Los 50 plantones de Vueling a Alvedro

Las cancelaciones crispan a los usuarios mientras el Ayuntamiento reconoce que por ahora no puede sancionar a la aerolínea con la que renovó contrato en agosto

Un avión de Vueling
Un avión de Vueling

a coruña / la voz

Enero empezó con mal pie y los meses fuertes del verano, julio y agosto, confirman una tendencia que continúa en septiembre. La aerolínea que más vuelos opera en Alvedro, 20 frecuencias semanales de ida y vuelta solo a Barcelona, suma medio centenar de cancelaciones desde que comenzó el 2018. La última, este domingo, cuando plantó en El Prat a los pasajeros que se dirigían a A Coruña. «La versión oficial es por causas operativas. La oficiosa, porque no tiene tripulación suficiente», apunta Álvaro Fernández, de la plataforma en defensa de Alvedro, Vuela Más Alto.

La conexión con Barcelona tiene tres enlaces al día -excepto los sábados, que son dos-. Es la que sufre el 80 % de las cancelaciones. «Donde nunca hay problemas es con el avión que tiene base en Alvedro, el de primera hora de la mañana, a las 7.00 horas -y su respectiva vuelta, a las 11.30 horas-. En los otros enlaces es donde hay más conflicto», detalla Fernández. Las rotaciones de los pilotos y demás personal de cabina son el fondo del asunto, asegura Fernández. «Cada avión realiza entre seis y ocho vuelos al día. Llega con suspender uno para afectar al resto. Además, suelen cancelar los mismos, por eso nos afecta más», aclara.

Sanciones municipales

Vueling, propiedad del grupo de Iberia y con sede en Barcelona, recibió 1,3 millones de euros por el acuerdo de promoción turística prorrogado este mes de agosto, en plena oleada de cancelaciones. Es la única aerolínea que goza de un convenio con el Ayuntamiento. «No contrato contémplase a posibilidade de certas sancións por un número de cancelacións determinadas. Teñen que chegar ao 20 % dos voos salvo causa de forza maior», responden desde el ejecutivo pilotado por Xulio Ferreiro. «Solo con Barcelona llevamos 1.400 vuelos. Se está lejísimos de alcanzar esa cifra», lamenta el portavoz de Vuela Más Alto. Sevilla, Mallorca, Tenerife, Gran Canaria, Valencia y Londres son las otras líneas que cubre. «Es con los aviones que tienen base en El Prat donde se está detectando un mayor déficit de personal», desvela Fernández.

El PPdeG pide a María Pita que tome medidas. Bajo el mandato del popular Carlos Negreira estos convenios de vuelos subvencionados con Vueling -y con presupuestos similares- ya eran la tónica general. «O Concello púxose en contacto en varias ocasións coa empresa, a última este luns, para pedirlle explicacións», añaden desde el consistorio. Las anulaciones se producen cuando Alvedro está creciendo en número de pasajeros.

«Se quedó tirada con el bebé en brazos. Hasta los pañales tenía facturados»

Caundo estaban con un pie en la puerta de embarque les llegó el aviso por correo electrónico. El vuelo VY1290, previsto para el domingo 2 de septiembre a las 19.55 horas, había sido cancelado.

-¿Qué explicación les dieron?

-Ninguna, motivos operacionales. De pronto estábamos los cinco, mi familia y yo, tirados en El Prat y vagando de un mostrador a otro. Cuando por fin llegamos al de Vueling, estaba sola una trabajadora en prácticas, a la que no le habían facilitado ninguna información.

-¿Cuál fue la alternativa?

-Nos dijeron que volar a Santiago el lunes a las 7.00 de la mañana. Pero, ¿y si al día siguiente había overbooking? Ya pasó otras veces y, en mi caso, no podía por motivos laborales. Tuvimos que volar a Oviedo, después de mucho protestar. Eso sí, solo nos pagaron el vuelo a Asturias. Una vez allí tuvimos que arreglárnoslas y buscar un coche de alquiler. Costó 70 euros más la gasolina. Vueling nos dice que no se hace cargo de estos gastos. Llegamos a casa a las cuatro de la madrugada, agotados. Aún así, hubo casos más dramáticos. Una mujer se quedó tirada con el bebé en brazos. Hasta los pañales tenía facturados. También la comida para el niño y el carrito. Supuestamente en una hora y media íbamos a estar en A Coruña. ¿Qué hacía ella hasta el día siguiente, volando a Santiago, y sin nada para el bebé?

-¿Reclamarán?

-Claro. Fue una situación muy desagradable. He vivido retrasos, pero que te digan que de dejan ahí a tu suerte de noche... te quedas impotente mientras ellos se desentienden totalmente.

-¿Volará otra vez con ellos?

-No confío en la aerolínea. Volar a Barcelona con Vueling desde A Coruña es una lotería.

La antelación en los avisos, el aspecto clave a la hora de presentar reclamaciones

Las redes sociales, Twitter especialmente, se llenaron el domingo de quejas contra la aerolínea. «Gracias @vueling por cancelar el vuelo A Coruña-Barcelona a menos de cuatro horas de su salida y hacerme perder un día de trabajo», publicó una de las afectadas. La reubicaron en un vuelo el lunes desde Vigo y tuvo que pagar, asegura, el desplazamiento del hotel al aeropuerto. «Teñen que avisar, como mínimo, con sete días de antelación ante unha anulación. Se non, hai dereito a reclamar ata 250 euros para voos de 1.500 quilómetros», explica Rebeca Sánchez, de la Unión de Consumidores de Galicia, Ucgal. «Nun caso de cancelación hai dereito a un reembolso, asistencia, transporte alternativo...», continúa. Sánchez recomienda, además, «gardar tódolos recibos e chegar ata instancias xudiciais. Ata os 2.000 euros non hai que pagar procurador». Este verano, reconocen desde Ucgal, están recibiendo un pico de llamadas de afectados. Ante cancelaciones masivas, dice «os dereitos son os mesmos. Tanto se ten unha cancelación nun ano como unha cada mes». Eso sí, puntualiza: «É importante analizar a antelación das informacións. Como acontecera o verán pasado con Ryanair», termina.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Los 50 plantones de Vueling a Alvedro