Solo 40 días de verano para optar al mayor contrato del Ayuntamiento

Se tramita por vía urgente la recogida de basuras, que asciende a 15 millones al año

.

A Coruña / la voz

El pasado 30 de julio, el gobierno local sacó a licitación el contrato más importante en términos económicos de todos los que tramita el Ayuntamiento: el servicio de contenerización, recogida y transporte de residuos urbanos, por el que prevé pagar a una empresa privada más de 15 millones de euros anuales durante ocho años. El valor total del contrato supera los 131 millones.

Sus pliegos son proporcionales a su valor económico. El técnico consta de 181 páginas, mientras que el administrativo suma 137. En total, 318 páginas a las que hay que añadir 15 anexos que incluyen diversas tablas, mapas y datos, inventarios de material, relaciones de productores de residuos e incluso puestos del mercado que es necesario atender.

Pese al gran volumen de información y la complejidad del contrato, el gobierno local ha tramitado la licitación por la vía de urgencia, y las empresas interesadas tendrán que presentar sus ofertas en poco más de un mes.

En principio, el plazo finalizaría el 5 de septiembre, pero el pasado viernes el gobierno lo rectificó y amplió hasta el 10 de septiembre. Esa decisión se produce en plena negociación con el Sindicato dos Traballadores da Limpeza (STL), que ha recurrido los pliegos porque se ha incluido una cláusula -que el centro de trabajo pueda estar fuera del municipio de A Coruña- de la que no estaban advertidos y que contraviene, dicen, su convenio laboral.

Más allá de ese conflicto, la decisión de tramitar el concurso por vía de urgencia ha causado cierta perplejidad e incluso preocupación entre distintos funcionarios municipales y también en cargos de confianza del gobierno local, que consideran que el tiempo concedido es muy escaso para un contrato de esas características, y más teniendo en cuenta que la práctica totalidad del plazo discurrió en pleno mes de agosto.

Largo plazo de preparación

El gobierno local justificó la declaración de urgencia porque el contrato responde a «unha necesidade inaprazable ou cuxa adxudicación sexa preciso acelerar por razóns de interese público», ya que ahora el servicio se paga mediante facturas irregulares.

Las prisas actuales contrastan con la aparente parsimonia con la que se actuó durante largo tiempo, porque el problema de las facturas existe desde enero del 2017, cuando finalizó el contrato anterior. Pese a que esa fecha de finalización se conocía desde hacía décadas, el gobierno local no hizo ningún movimiento hasta julio del 2017, cuando se licitó por 141.000 euros un contrato para la redacción de los pliegos del concurso de recogida de basuras.

Ese concurso también se tramitó en verano. Solo se dieron 15 días naturales, hasta el 5 de agosto y con el festivo del 25 de julio en medio, para presentar ofertas.

Pero, a pesar de esas prisas, el ganador no se anunció hasta el 14 de marzo del 2017, cuando ya había finalizado el anterior contrato de basuras. Se impuso una UTE formada por Medio Ambiente Tercer Milenio y Conurma, una firma que por entonces era utilizada como arma política por Podemos en la comunidad de Madrid, ya que aparecía en el sumario de la operación Gürtel.

Un año de redacción

El Ayuntamiento siguió pagando facturas irregulares mientras se redactaban los pliegos. La compleja tarea de elaborar esos documentos impidió que se mostrasen en público hasta casi un año después. No fue hasta el 14 de febrero de este año cuando se sometieron a consulta previa. Sufrieron varias modificaciones, a petición de empresas, entidades o la plantilla, que teme por sus puestos de trabajo y, por fin, el 30 de julio se inició la licitación.

En solo un mes de agosto, las empresas interesadas en el contrato tuvieron que presentar ofertas competitivas de acuerdo a unos pliegos que costó un año elaborar, y que fueron reformados en la exposición pública previa.

Los dos servicios pendientes de regularización superarán los 256 millones de coste

El contrato del servicio de contenerización, recogida y transporte de residuos tiene un valor total de 131 millones de euros. Ya ha salido a licitación. Pronto le seguirá el servicio de limpieza viaria, cuyo valor total será como mínimo de 125 millones de euros, con un importe anual de casi 14,4 millones. El coste de la limpieza viaria aún podría incrementarse, ya que está en fase de consulta preliminar pendiente de las aportaciones que puedan hacer partidos políticos, empresas, particulares o los trabajadores.

Ambos servicios funcionan en la actualidad sin un contrato, ya que ambos han terminado lo que obliga al alcalde -o en su defecto al pleno- a regularizar las facturas que presenta la empresa.

La firma de los nuevos contratos aún tardará meses, y es muy posible que a esas alturas el personal de Medio Ambiente haya tenido que empezar a redactar otro contrato millonario: el de gestión de la planta de tratamiento de residuos de Nostián.

El Consello Consultivo ha rechazado la propuesta del Ayuntamiento de considerar que ese contrato finaliza en diciembre del 2020. Terminará antes. La fecha está por determinar, pero la empresa adjudicataria Albada, que ya ha manifestado su deseo de dejar las instalaciones cuanto antes, estima que debe finalizar en noviembre del año que viene.

El futuro de las instalaciones, muy envejecidas tras años de funcionamiento, la explosión de un biodigestor o un incendio en el 2013, y del centenar de empleados de la planta dependerán de ese concurso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Solo 40 días de verano para optar al mayor contrato del Ayuntamiento