Isabel García: «Detrás de las historias de necesidad siempre hay miedo y vergüenza»

La presidenta de PEstudio organiza una gala benéfica el próximo 9 de noviembre para sufragar medicamentos a niños sin recursos


A Coruña / La Voz

El próximo 9 de noviembre se celebrará en Finca Montesqueiro la gala benéfica Alas en tus pies, que pretende recaudar fondos para la Fundación Amigos de Galicia, que presta atención a los menores que viven en familias con dificultades económicas. Detrás de la organización de esta gala está Isabel García, presidenta de la asociación coruñesa de periodismo y comunicación social PEstudio, quien hace tiempo que decidió que ante determinadas realidades sociales hay que implicarse y no basta con ser testigo.

-¿De dónde viene el nombre de la gala, Alas en tus pies?

-La idea surge de la colaboración de PEstudio con la Real Academia de Medicina y Cirugía de Galicia en beneficio de la Fundación Amigos de Galicia. Y el nombre viene del documental Vidas invisibles que realizamos en PEstudio, en el que hay una canción titulada Alas en tus pies. Nos pareció un nombre perfecto para la gala, porque busca precisamente ponerle alas en los pies a nuestros niños para que lleguen a donde ellos quieran.

-¿Cuál es el objetivo?

-La Fundación Amigos de Galicia atiende al año a más de 30.000 personas, más de la mitad niños, en sus necesidades más básicas. Estamos hablando de chavales que no comen, que no pueden ir a una excursión con sus compañeros de clase, que no pueden comprar medicinas cuando salen del pediatra... Cosas que nos parece que no pueden pasar a nuestro alrededor, pero que pasan al lado de nuestras casas. En concreto, esta gala benéfica pretende recaudar dinero para sufragar tratamientos médicos a menores de edad que viven en Galicia y que no los pueden tomar por falta de medios.

-Sorprende que esto pueda estar pasando, con el sistema de salud pública que tenemos...

-Pero es que detrás de todas estas historias hay siempre mucha desesperación e incluso vergüenza, que es una de las causantes de que no cambien las cosas. Hay miedo a acudir a servicios sociales y que eso derive en una intervención de la Administración y que pueda haber un niño que deje de vivir en su entorno familiar.

-¿A quién quieren llegar con este evento?

-Precisamente lo que queremos con esta gala es mezclarnos. Hay recursos y se hacen muchas cosas, pero cada uno por su lado. En un estudio que hicimos sobre el sistema de protección de menores en Galicia, todas las entrevistas terminaban con un mismo deseo, el de sentarse a hablar, el de colaborar entre los distintos agentes. Esta gala parte del sector sanitario, pero pretende llegar al ámbito jurídico, al político, al educativo, al comunitario y al mediático. Porque si no estamos todos va a faltar una pata de la mesa. Todos tenemos que colaborar, y no dejarlo en manos de la Administración. Es una obligación de todos. Mirar hacia otro lado y rasgarse las vestiduras cuando vemos que eso pasa en nuestro entorno no sirve de nada.

-Y con esta gala llaman a la acción.

-Es un modo de hacer partícipe a toda la sociedad de este problema, algo fundamental, porque el sentirse solo cuando uno atraviesa un problema como este es terrible. Eso termina desembocando en vergüenza e incluso en sentimiento de culpabilidad. Cualquiera puede verse en esa situación.

«Convivimos con niños que pasan dolor porque sus padres no pueden comprar Dalsy»

Cuando Isabel García habla de niños en situación de necesidad extrema lo hace con la firmeza de quien los ha visto.

-Los casos de los que habla son terriblemente cercanos.

-No tenemos que irnos a poblados ni zonas deprimidas, convivimos diariamente con casos de extrema necesidad en nuestra propia ciudad. No sabes la cantidad de casos que hay de padres que no pueden darle cinco euros a su hijo para que vaya a una excursión con el colegio, porque eso supondría no comer ese día. Eso pasa en la clase de tus hijos. No podemos permitir que haya niños que comiencen el curso sin los libros de texto porque no pueden adquirirlos. Me estremece pensar que hay en mi ciudad niños que tienen que pasar dolor porque sus padres no pueden comprarles algo tan básico como el Dalsy. Esto tiene que ser cosa de todos.

-¿Cómo nació PEstudio?

-Tuve la suerte de entrar hace muchos años en el mundo del acogimiento familiar, y eso me mostró un sinfín de realidades. Fui consciente del gran cambio que puedes propiciar haciendo un poquito. Y cuando eres consciente de eso ya no te puedes esconder. Lo hice a nivel personal y entonces me planteé qué podía hacer a nivel profesional. Así que montamos la asociación para contar lo que pasa, conscientes de que lo que no se cuenta no existe.

-¿Qué trabajos han realizado hasta el momento?

-Hemos hecho un documental y un libro sobre el sistema de protección de la infancia en Galicia. Y ahora estamos haciendo otro sobre el acogimiento en familia biológica y haremos otro sobre acogimiento en familia ajena, adopción e incluso otro sobre niños que sufren violencia de género, entre muchos proyectos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Isabel García: «Detrás de las historias de necesidad siempre hay miedo y vergüenza»