Los ciclistas alertan de posibles accidentes en el ciclocarril de la ronda de Outeiro

La Asociación de Ciclistas Crunia se siente «ignorada» por el Ayuntamiento tras proponer medidas para evitar siniestros

.

a CORUÑa / La VOZ

La manera en que está concebido el nuevo carril bici de la ronda de Outeiro, en el tramo entre Pérez Ardá y la Merced, tampoco gusta a los ciclistas, que se suman a las críticas de vecinos y comerciantes.

«O carril bici e o ciclocarril da ronda de Outeiro contan con importantes deficiencias», explica Roberto Rilo Díaz, presidente de la Asociación de Ciclistas Crunia. A su parecer, la carencia más significativa, es «o espazo existente entre o carril bici e a zona reservada para aparcar coches e motos», donde se ha optado «por un pintado e uns topes de goma en lugar dunha beirarrúa con bordos romos».

Las plazas de aparcamiento están ahora situadas entre el carril bici y los viales de circulación de vehículos a motor, que se quedan en dos. En dirección bajada seguirá contando con tres carriles, aunque el de la derecha será compartido por vehículos y bicicletas, sin apenas señales de advertencia. «O tramo de baixada non é un carril bici. É unha zona cun máximo de velocidade de trinta por hora. E dicir, é un ciclocarril, un carril da estrada compartido por todo tipo de automóbiles no que os vehículos teñen que adaptarse á velocidade dos ciclistas. O problema é que os vehículos nunca respectan os límites de velocidade e en moitas ocasións, a pesar de ser unha zona urbana, póñense a 50. É totalmente inseguro», considera. Riesgos «diarios» que Rilo Díaz asegura haber presenciado ayer: «Atopei un furgón que invadía coas rodas de atrás o espazo de cortesía que queda entre os coches estacionados e os ciclistas». 

Inquietud por los novatos

La creciente cifra de ciclistas urbanos noveles y la implantación del ciclocarril preocupa al máximo responsable de Crunia: «Este tipo de solución pode poñer en perigo a ciclistas inexpertos. Para realizar adiantamentos hai que manobrar moi ben e pode producirse máis dun desgusto», remarca.

«Esta delicada situación evitaríase se durante a lexislatura o edil informara dos proxectos antes de aprobalos. Así, as asociacións como Crunia poderiamos dar o noso punto de vista para evitar malentendidos coma este», indica.

Conexión entre A Palloza y Matogrande para enlazar con el metropolitano

Las obras del carril bici entre Matogrande y A Palloza comenzaron ayer por la tarde a la altura de la rotonda de la avenida de Monelos con Pérez Ardá. Los primeros trabajos consistieron en el cierre al tráfico del vial de servicio que une la calle Caballeros con Monelos. Este nuevo tramo tiene un tiempo de ejecución de nueve meses y el Ayuntamiento destina a la obra 304.000 euros. El objetivo es que el carril bici urbano enlace con el vial metropolitano.

Un planteamiento que genera desconfianza entre los lectores

t. rivas
.

El 52 % de los encuestados considera que el diseño no está bien planteado

El diseño del carril bici que transcurrirá por el tramo de la ronda de Outeiro entre las calles Alcalde Pérez Ardá y Merced no termina de convencer a ciclistas, peatones, conductores y comerciantes. El 52 % de los lectores de La Voz consideran que no está bien planteado. Estas son algunas de sus opiniones: 

Integrado en la acera. No digo que no haya que poner carril bici, digo que, a mi modo de ver, lo están integrando mal. Debe transcurrir por la acera y no por la carretera, por mera seguridad. Hay mucha menos diferencia de velocidad entre ciclistas y peatones que entre coches y ciclistas. Proteger a los ciclistas no es meterlos al lado de los coches. Daniel CV.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Los ciclistas alertan de posibles accidentes en el ciclocarril de la ronda de Outeiro