Plácido Lizancos: «No imaginábamos que nos encontraríamos con algo tan grande»

Coordina una investigación que estudia los efectos de la crisis económica en la ciudad a través de los espacios abandonados

a. a.
a Coruña / la voz

Plácido Lizancos es el director de la Escuela de Verano Empty Coruña? Además de profesor en la Escuela de Arquitectura de la Universidade da Coruña. La investigación que coordina estudia los efectos de la crisis económica en la ciudad a través los espacios urbanos abandonados. 

-¿Por qué decidieron iniciar esta investigación?

-Inicié esta investigación junto con un grupo de profesores de la universidad que, como ciudadanos, observamos este fenómeno en A Coruña y nos preguntamos qué estaba pasando aquí, en relación con la crisis.

-¿Cuáles son los elementos que incluyeron en su ámbito de estudio?

-Nos interesan los edificios vacíos y los vacíos urbanos. Es decir, aquellos huecos de la ciudad que estaban planificados para ser construidos y que quedaron abandonados, así como las zonas que se urbanizaron con la idea de expandir la ciudad, como el Ofimático, y que nunca se llegaron a construir.

-¿Qué problemas les plantearon estos elementos abandonados?

-A nuestro equipo nos planteaban un problema ético al saber que todo estaba abandonado y que había gente necesitada de esos edificios que no podía usarlos. Pero también plantean, cómo no, muchos problemas estructurales y medioambientales así como un gran interrogante para una cuestión financiera. ¿Cómo se va a abordar la solución de esto?

-¿Se sorprendieron con el resultado encontrado después de meses de investigación?

-No es que nos sorprenda, sino que nos desborda. No nos imaginábamos que encontraríamos algo tan grande. Hasta que nos metimos de lleno y empezamos a mapear, no descubrimos la verdadera dimensión de este fenómeno. Nos obligó a reformular el trabajo sobre la marcha.

-¿De qué manera lo tuvieron que reformular?

-Fue una reformulación territorial. En un principio queríamos abarcar toda Galicia y luego lo tuvimos que ir restringiendo hasta el área de A Coruña. También queríamos estudiar todo lo referido a la crisis y al final tuvimos que dejar en el tintero los bajos comerciales ya que su alto número nos desbordaba en cuanto a trabajo.

-¿Por qué llamaron al proyecto «Empty Coruña?»?

-En gallego significa Coruña baleira. Esto nació con una idea de internacionalización que tuvimos que ir cerrando porque nos empezó a preocupar más lo que teníamos entre manos que darlo a conocer. El nombre era fácil de recordar y la gente se quedó con él.

-¿Cuántas personas están participando en el proyecto?

-Aproximadamente sesenta. Somos una decena de profesores y el resto, estudiantes que colaboran con el proyecto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Plácido Lizancos: «No imaginábamos que nos encontraríamos con algo tan grande»