a. a.
a coruña / la voz

La tercera edición del Mercado de la Cosecha arrancó ayer, en el Paseo de los Puentes, bajo un agradable ambiente familiar. Al evento, que se enmarca en el cartel del Festival Noroeste Estrella Galicia, también se podrá asistir hoy de 12.00 a 22.00 horas. Desde la organización esperan multiplicar la afluencia de la vez anterior, «unos 6.000 visitantes», comentan. El objetivo: «Dar visibilidad al medio rural», agregaron.

El mercado, que aglutina la oferta de una veintena de puestos, también cuenta con un amplio abanico de oferta lúdica para los más pequeños. Así, los niños pueden realizar actividades de pintura, plantación en huerta y hasta ordeñar una vaca. Por esta última actividad paseaba Ángeles con su nieto. Esta visitante comentó que el pequeño quería «beber leche de la vaca Lola», una recreación de este animal ideado para que los niños pudieran realizar una pequeña incursión en la ganadería. Ángeles, al ser preguntada por esa peculiar referencia, dijo con una sonrisa que «todas las vacas tienen nombre, por lo menos en mis tiempos», añadió.

De primera mano

Unos metros más allá de la vaca Lola, los visitantes se arremolinan en el puesto de Xosé Lois Lamazares, quien comenta a los curiosos que sus galletas Mariñeiras «se basan en la idea en la que conservaban el pan los antiguos marineros». Xosé, que lleva desde el 2005 con su empresa, opina que este evento es «una gran experiencia, que permite el contacto con el consumidor en un entorno insuperable».

Dos casetas más abajo, está David Sueiro. David, menos veterano que Xosé, pues es el «primer año» que asiste, llega de Vila de Cruces «para poner en valor embutidos de corral». Frente al puesto de este cruceño se encuentra Uxía sentada en las mesas centrales con su familia. Uxía, que comenta que ha pasado «muchos años viviendo en Mallorca» y que ha regresado nuevamente a establecerse en A Coruña, agregó que a ella le gustaría que «se hicieran estas cosas todo el año».

Pasado el mediodía, las pruebas de sonido para los conciertos que tendrían lugar por la tarde hicieron su aparición. Y, entre el bullicio, Rafael y su mujer intentaban elegir la siguiente actividad para su nieto. «Es muy pequeño, cumplió dos años anteayer», comentaba Rafael, mientras miraba alguna opción en la que pudieran participar.

El tiempo fue pasando y el calor fue haciendo mella, pero Óscar Torres, desde el puesto de las infusiones Orballo, se afanaba en dar a probar sus tés con hielo, para sofocar los efectos del sol. Óscar, que aclaró que todas las bebidas eran de «cultivo ecológico», agregó que «Galicia es una potencia en plantas aromáticas», algo que hay que aprovechar «como hacen en otros lugares como Cataluña».

Hoy continúa la propuesta, con un amplio cartel de conciertos, entre ellos el que ofrece Ángel Stanich, a las 18.45 horas.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«Todas las vacas tienen un nombre»