Los discretos oteadores de La Terraza

Ocho bustos de personajes ilustres, obra de Docha Rioboo, miran desde lo alto del edificio pero apenas se dejan ver

.

«¿Alguien sabe quiénes son esos cuatro bustos de la terraza...? Internet me dice que los hizo la escultora Docha L. Rioboo en 1985, pero ni ella en su web dice quiénes son ni encuentro primeros planos». Esto preguntaba hace unas semanas una tuitera (@TorrijaP) en esta red social. Lo cierto es que, tal y como planteaba, no es fácil ver los rostros de las cuatro figuras ubicadas en lo alto del edificio modernista diseñado por el arquitecto Pedro Mariño y construido entre 1921 y 1922. Ni los cuatro que hay al otro lado.

Durante estos días de agosto en los que los superhéroes andan trepando por algunos emblemáticos edificios de la ciudad es posible que alguien se encuentre con los cuatro bustos que dan al Paseo de Coches o con los otros cuatro similares que, en el extremo opuesto de La Terraza, miran al Kiosco Alfonso.

«Ese se sí que se reconoce bien... por la nariz», bromeaba mirando las figuras el escultor Manuel Ferreiro Badía, aludiendo a Wenceslao Fernández Flórez, uno de los bustos que miran al Kiosco, y apuntando que las ocho figuras son obra de su esposa, Docha López Rioboo (A Coruña, 1946). Esta artista empezó a formarse cuando tenía 16 años en el estudio del escultor Federico Coullaut-Valera, autor de la escultura de Emilia Pardo Bazán de los jardines de Méndez Núñez; hace tres años fue finalista del Premio Reina Sofía y entre las distinciones que ha recibido está la primera medalla del Salón de Otoño de la Asociación Nacional de Pintores y Escultores.

De los bustos de La Terraza, los cuatro que miran hacia los jardines son los de Emilia Pardo Bazán (la única mujer del grupo), Antón Vilar Ponte, Salvador de Madariaga y Juan Fernández Latorre, fundador de La Voz de Galicia. En lo alto de la otra fachada lateral están el citado Fernández Flórez, Manuel Murguía, Pérez Lugín y Julio Camba. El periodismo y la literatura son los nexos de unión de estas ocho figuras, la mayoría de ellas coruñesas o que vivieron en la ciudad.

A pie de calle en Outonarte

Hace unos años, en el 2010, estas esculturas pudieron ser contempladas de cerca gracias a una intervención artística que formaba parte del programa de la Concejalía de Cultura, entonces ocupada por María Xosé Bravo, denominado Outonarte. Fue el artista Martín Pena (A Coruña, 1974) quien promovió que las esculturas bajaran de sus pedestales para acercarlas al público y lo hizo en una intervención que denominó Restitución 2.

La distribución de los bustos que hizo Marín Pena en el entorno de La Terraza no fue aleatoria, ya que dos de ellos, Julio Camba y Antón Vilar Ponte, ocupaban un lugar destacado sobre sendos pedestales delante de la fachada principal, con lo que los paseantes podían verlos de cerca. El motivo era reivindicar que cada uno diera nombre a una de las calles da la ciudad. Con el segundo, Vilar Ponte, el objetivo que planteó el artista está conseguido con una vía que sube desde Juan Flórez hacia la Falperra. Camba sigue a la espera de entrar en el callejero, oteando desde lo alto de La Terraza.

Reinaugurada por el padre de la ministra de Economía

Entre otros usos, La Terraza ha sido desde un centro de ocio a local de la OJE. El Concello la recuperó en los años ochenta, negoció con RTVE para que fuera su sede en Galicia y el 3 de junio de 1985 el director general del ente, José María Calviño -padre de la actual ministra de Economía-, reinauguraba las instalaciones con el alcalde Francisco Vázquez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Los discretos oteadores de La Terraza