Vueling ha cancelado 38 vuelos en lo que va de año, 28 de ellos con Barcelona

Los empresarios mostraron su preocupación y solicitarán una reunión con el alcalde

.

A Coruña / La Voz

La compañía Vueling, subvencionada por el Ayuntamiento de A Coruña con 1,3 millones de euros anuales, ya lleva cancelados 38 vuelos en lo que llevamos de año. De estas conexiones anuladas, 28 tuvieron como origen o destino el aeropuerto Barcelona-El Prat. Esta cifra de operaciones anuladas con la Ciudad Condal significa el 73,6 % del total.

Hasta ayer, la empresa también dejó de operar seis vuelos con la terminal de Londres-Heathrow, dos con el aeródromo de Sevilla y otros tantos con la pista de Tenerife Sur.

En estos primeros cinco meses del año Vueling ya casi iguala las cancelaciones totales registradas en el 2017. En ese ejercicio la compañía aérea anuló 40 vuelos con origen o destino Alvedro. De estas supresiones de operaciones, 29 fueron con Barcelona-El Prat, una menos de las que llevamos ya este año, lo que significa un 72,5 %. Vueling también suprimió 9 vuelos con Londres-Heathrow, una conexión con Valencia y otra con Sevilla.

A pesar de estas elevadas e importantes incidencias en la operatividad de Alvedro, el alcalde de la ciudad, Xulio Ferreiro, señaló el jueves «que polo de agora, a idea é seguir co convenio que temos firmado coa compañía». Ferreiro incluso indicó que la empresa «é a que está máis interesada en Alvedro».

Esta posición del alcalde no es compartida ni por los usuarios ni por los empresarios, «el sector que más utiliza la conexión con Barcelona, no solamente para realizar negocios en la Ciudad Condal, sino, y lo que es más importante, porque El Prat se utiliza como terminal de enlace con otras ciudades europeas y del resto del mundo», manifestó ayer Antonio Fontenla, presidente de la Confederación de Empresarios de A Coruña.

Fontenla quedó en estado de shock cuando La Voz de Galicia le informó del elevado número de cancelaciones de Vueling, sobre todo las referidas a las de la Ciudad Condal. «Esto es inadmisible, no se puede permitir, sobre todo cuando esta empresa está siendo subvencionada con el dinero de todos los coruñeses», subrayó indignado.

Para Antonio Fontenla esta situación está perjudicando «de forma importante la actividad económica de nuestra ciudad y de su área de influencia». Pero cree, además, que también «influye negativamente en la confianza que los pasajeros puedan tener en nuestro aeropuerto».

El presidente de los empresarios dijo que lo que se busca a la hora de viajar «es la fiabilidad de la empresa». Esto es, «tener todas las garantías para poder realizar el trayecto programado. No puedes llegar a Alvedro o a Barcelona para poder volar y tener que quedarte en tierra abortando tus proyectos, tanto de negocio, de trabajo o vacacional».

Cree Fontenla que el Ayuntamiento «debe tomar cartas en el asunto de forma urgente». Considera que la primera actuación es exigirle el cumplimiento del convenio firmado, «e, incluso, adoptar la medida de descontarle una parte proporcional de la subvención de 1,3 millones de euros que está recibiendo Vueling por cada vuelo que cancele», subrayó el empresario.

Reunión urgente

El presidente de la Confederación de Empresarios manifestó su intención de intervenir «en este grave problema que se convierte en un hándicap para la economía de nuestra ciudad». Cree que es su obligación: «Tengo que velar por una de las infraestructuras más importantes para que nuestros empresarios puedan desarrollar sus operaciones», manifestó.

Dijo Fontenla que solicitará de forma urgente, «si puedo el lunes mismo», una reunión con el alcalde, Xulio Ferreiro, «para tratar seriamente esta gravísima situación». Cree que Ferreiro «se encuentra de vacaciones, pero nada más llegar intentaré reunirme con él porque la mala situación de nuestro aeropuerto así lo requiere. Tenemos que sentarnos y hablar muy seriamente de este asunto», subrayó.

Cada conexión anulada perjudica a una media de 150 taxistas

Muchos afectados por la cancelación del avión de Vueling que tenía que aterrizar a última hora de la noche del miércoles en Alvedro procedente de Barcelona coinciden con las declaraciones de Antonio Fontenla: «Está claro que nadie puede planificar un viaje con Vueling», indicó el pasajero Manuel García después de tomar tierra en A Coruña 10 horas después de lo previsto.

Las anulaciones de vuelos «también afectan negativamente a sectores como la hostelería y a las empresas de hospedaje», comentó el presidente de la Confederación de Empresarios de A Coruña, Antonio Fontenla.

Otro sector que resulta seriamente perjudicado es el del taxi. Los aviones con origen o destino Barcelona «son los de mayor ocupación, superando casi siempre los cien pasajeros», recordaron desde el colectivo Alvedro Vuela más Alto.

Según este importante índice de ocupación, por cada vuelo que se cancela «dejan de trabajar alrededor de 150 taxistas, tanto de A Coruña como de toda su área metropolitana», señaló Leopoldo Villa, presidente de la asociación Radio Taxi.

Indicó que si una compañía deja de operar un vuelo «no tenemos clientes para subir desde A Coruña o desde cualquier ciudad de la comarca a la terminal, y si el avión no llega, tampoco tenemos clientes para desplazarlos a sus destinos finales», subrayó Villa. Y lo mismo ocurre «con las empresas con flotas de autobuses», dijo Leopoldo.

Por todo ello, «y ante esta gravísima situación», el presidente de Radio Taxi exige al alcalde «que se ponga manos a la obra y solucione este problema que afecta a la economía de nuestro sector, que ya se encuentra en una situación límite».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Vueling ha cancelado 38 vuelos en lo que va de año, 28 de ellos con Barcelona