Indignación por el caos de tráfico, con otro enorme atasco en el centro

Los conductores critican que los trabajos del carril bici se ejecuten «en la semana grande»


A Coruña / La Voz

«Esto es una vergüenza. Desde las nueve de la mañana ya comenzaron los problemas para entrar en la ciudad por Linares Rivas en pleno mes de agosto». Así se refería Manuel Soto, un taxista de la ciudad, sobre el nuevo caos de tráfico que tuvo lugar ayer debido a las obras del carril bici en la plaza de Ourense.

La indignación de los conductores que se vieron en medio de las retenciones y de las colas quedaba reflejada en sus declaraciones y haciendo sonar sus bocinas, en señal de protesta, cuando pasaban a la altura «de los pocos trabajadores» que están ejecutando las obras.

Rafael Palombo es otro conductor del servicio público: «Es la peor decisión, y ya lleva unas cuantas, tomada por este alcalde desde que está gobernando». Palombo no comprende cómo se puede cortar un carril de Linares Rivas «en pleno mes de agosto y en la semana grande de las fiestas de la ciudad, coincidiendo con los actos más importantes de los festejos», subrayó este profesional del taxi.

Juan Solís es un fan del cómic. Llegó junto con su compañera y el hijo de ambos desde Madrid. Sobre las once de la mañana circulaba por Alfonso Molina a la altura del instituto Fernando Wirtz. «Para llegar al párking de Juana de Vega me llevó unos veinte minutos», contó mientras esperaba en la cola.

Tanto Solís como Palombo no entienden cómo se eligió esta fecha para realizar esta obra: «Es el proyecto mejor planificado para convertir el centro de la ciudad en un caos circulatorio», subrayó Palombo.

Los taxistas y conductores coruñeses consideran que no son los más perjudicados: «Peor lo tienen los turistas que llegan a la ciudad y se encuentran con este atasco, sin señalizar alternativas. Uno se pasó de largo y cayó en la taquilla o la caja de la Marina», como le llaman a las cámaras sancionadoras de la zona. 

La obra podrá terminar el viernes, pero luego se inicia en el otro sentido

Algunos conductores que circulan diariamente desde Primo de Rivera o desde Alfonso Molina hacia Linares Rivas no dudaron en solicitar «que se paralicen las obras, por lo menos hasta la segunda quincena de agosto, que ya los actos festivos y la afluencia hacia el centro es menor», contó Juan Luis, el conductor de un bus de la firma Arriva.

El chófer de un camión de reparto, que todos los días tiene que «viajar desde el polígono de Pocomaco hasta la Marina», pide que los trabajos se hagan en horario nocturno. Andrés, que conduce un autobús urbano, no comprende cómo «en el tajo apenas hay media docena de trabajadores. ¿Por qué no envían más mano de obra a la zona?», se preguntó.

Y es que además de los atascos que causa la construcción del carril bici en Linares Rivas, los conductores también hacen hincapié «en lo peligroso que se convierte circular por la zona». 

Riesgo de colisión

Aseguran los afectados que la anulación del carril de Linares Rivas obliga «a hacer maniobras raras, como cruzar los coches que vienen por el vial central o de la izquierda para girar hacia la Avenida do Porto, o al revés, para escapar del atasco y volver a salir de la ciudad por Linares Rivas y tomar alternativas».

Desde Ayuntamiento dijeron que los trabajos se realizan «na época de menor intensidade de tráfico na zona e que están sinalizados». También indicaron que el corte del carril derecho de Linares Rivas «será até este venres», pero es que el lunes empiezan obras similares en sentido salida de la ciudad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Indignación por el caos de tráfico, con otro enorme atasco en el centro