Las imprudencias se pagan... con multas

El 092 puede sancionar a los bañistas que obvien las señales y las recomendaciones de los socorristas

Un socorrista saca del agua a un hombre en peligro y éste aún tiene algo que decir... Ocurrió este jueves, en plena bahía del Orzán. Episodio de mareas vivas. Por megafonía se dan avisos de 'Prohibido el baño'. Caso omiso. Los socorristas no dan abasto

A Coruña / La Voz

El desconocimiento de muchos usuarios sobre el comportamiento de las corrientes del mar en las playas de Matadero, Orzán y Riazor, de la orografía de estos arenales (con importantes escalones o desniveles) y, sobre todo, la imprudencia de algunos bañistas «son las causas principales de los sustos que se producen en estas playas», indicó el director de Seguridade del Ayuntamiento, Carlos García Touriñán. Así ocurrió el pasado miércoles cuando fue necesario rescatar a tres bañistas que se tiraron al agua cuando ondeaba la bandera roja de prohibición.

Destacó «el caso omiso» que hacen muchas personas «a los símbolos (banderas o cintas perimetrales de seguridad) e, incluso, algunos bañistas, no atienden las recomendaciones de los socorristas, aunque estos son la minoría», subrayó Touriñán. La mayoría «sí hace caso a los rescatadores y sale del agua», indicó.

Recuerda que los miembros de la unidad de rescate «no pueden obligar a nadie a salir del agua o al cambio de arenales cuando las condiciones meteorológicas son adversas». Pero sí pueden llamar al 092, «que en caso de previsiones desfavorables se encuentra en alerta». Aquellos que desatiendan las señales o a las advertencias de los socorristas «pueden ser sancionados por la policía, según se recoge en la Ley de Seguridad Ciudadana», recordó Carlos García Touriñán. También manifestó que la actitud incorrecta de estos usuarios de los arenales «no solamente pone en peligro sus vidas sino también la de otros bañistas, que se arriesgan para sacarlos del agua y, sobre todo, la de los socorristas que se encuentran en los arenales», dijo.

Escasas recomendaciones y muy fáciles de cumplir

Las recomendaciones del responsable de Seguridade del Ayuntamiento, Carlos García Touriñán, «son pocas y fáciles de cumplir». Con bandera roja «está prohibido el baño. Si las mareas son vivas el 092 coloca cintas de seguridad en los arenales y no se pueden saltar, y otra de las advertencias es no tirarse de cabeza en la orilla de las playas para sortear las olas, o desde rocas y con poca profundidad, por el riesgo de sufrir lesiones medulares».

Pero para Touriñán, el verano «hasta ahora está transcurriendo con mucha tranquilidad». Las estadísticas, hasta el miércoles, son positivas, y a excepción de los cinco rescates realizados en las playas del centro de la ciudad, «que fueron operaciones fáciles, las incidencias bajaron con respecto al año pasado y fueron leves: cortes, quemaduras o picaduras de escarapotes», subrayó.

Hoy asume la coordinación del servicio de socorrismo una nueva empresa. El relevo se hizo ayer después de la jornada de playa y tras el recuento del material. «Se va a contar con el mismo personal y con los mismos equipos», indicó Touriñán.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Las imprudencias se pagan... con multas