Alvedro, un plan directo a la discordia

Mientras A Coruña pide más ambición en el documento de Fomento, Culleredo y Oleiros reclaman mesura


A Coruña / La voz

El Plan Director de Alvedro cumplirá el próximo año la mayoría de edad. El Ministerio de Fomento acaba de presentar la última versión de esta especie de plan xeral del aeropuerto, y cuyo estudio ha vuelto a generar conflictos entre los que ven en el aeródromo una ocasión de medrar en la economía de la comarca, con el Ayuntamiento de A Coruña y la Cámara de Comercio a la cabeza, y los que piden moderar las ambiciones para minimizar los daños a los vecinos, con Culleredo como claro damnificado. El alcalde Rioboo acaba de conseguir una ampliación del período de alegaciones. El primer documento se redactó en el 2001 y fue retocado tres años después. A partir del 2012 se consideró totalmente desfasado. Ahora, se trata de sentar las nuevas bases para los próximos doce años. 

Pasajeros

Previsión de 1,6 millones en el 2035

Si en el 2017 se registró el paso de 1,1 millones de pasajeros, el Plan Director de Alvedro prevé el siguiente incremento escalonado: 1,2 millones en el 2021; 1,37 en el 2028 y 1,6 en el año 2035. 

inversión

Casi 140 millones de euros para poner Alvedro al día

El coste total de las obras previstas por el Ministerio de Fomento asciende a 136,8 millones de euros. En el apartado de Infraestructuras, uno de los mayores gastos se lo lleva la ampliación del edificio de la terminal de pasajeros, con casi 25 millones de euros. En cuanto a la pista, el documento recoge la construcción de la ampliación de la zona de rodadura, una pista nueva para la aviación general, ejecutiva y helicópteros, y el incremento de la zona de estacionamiento (pero no hay ampliación de pista, como reclaman desde A Coruña). Todo esto conlleva la necesaria anexión en el perímetro exterior y aquí sí encontramos la previsión del mayor gasto de la actualización del plan: 50 millones de euros para pagar expropiaciones, es decir, más de un tercio del gasto total. 

María Pita

A Coruña pide previsiones más optimistas

El Plan Director de Alvedro ha sido rápidamente respondido por toda la corporación de A Coruña. A principios de julio se aprobó por unanimidad una petición dirigida a Aena para que revise al alza el incremento del número de pasajeros, así como la ampliación de la pista (la actual mide 2.188 metros). También reclaman la conexión del aeropuerto con la autopista AP-9 y mejorar el servicio de bus lanzadera. 

Cámara de comercio

Duro comunicado contra el plan de Aena

Antes que el consistorio, la Cámara de Comercio de A Coruña fue la primera en criticar públicamente el nuevo documento de Fomento para el desarrollo de Alvedro de los próximos años. Lamentó el «reducidísimo» tamaño de las instalaciones de carga, lo que puede comprometer el movimiento de mercancías en los próximos años. También criticó que el documento deje fuera la posibilidad de incrementar la longitud de la pista de aterrizaje, «con lo que se evitarían numerosos desvíos a otos aeropuertos». La Cámara de Comercio respaldaría días después la moción conjunta presentada en el Ayuntamiento herculino. La institución cameral considera «imprescindible» un desarrollo más ambicioso de las instalaciones de Alvedro «para el crecimiento económico de A Coruña y el área metropolitana». 

Culleredo

En defensa de los posibles expropiados y afectados

En contra de todas las peticiones vertidas desde A Coruña, el municipio sede del aeropuerto, Culleredo, ve el documento de forma muy diferente. Considera que las previsiones de crecimiento son demasiado optimistas, según la revisión llevada a cabo por sus propios técnicos, y esta misma semana ha planteado públicamente la posibilidad de pedir la retirada del plan director. El alcalde, José Ramón Rioboo, exige la búsqueda de un equilibrio entre el desarrollo del aeropuerto y la afectación a las parroquias: «No voy a permitir que hipoteque el futuro de 1.600 personas que viven en A Hermida, Fontemaior o Alvedro». La ejecución del proyecto de Aena implicaría tirar cerca de cincuenta casas. 

Oleiros

Apoyo a Culleredo y cruzada contra la huella sonora

El alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, y la huella sonora de Alvedro llevan peleados casi diez años, cuando los informes de Aviación Civil colisionaban con el plan xeral y comprometían el desarrollo urbanístico de varias zonas. Ahora, el regidor -quien considera que Alvedro nunca se ampliará y todas las fuerzas económicas deberían apostar por un Lavacolla más fuerte-, denuncia la ampliación de la huella sonora desde la ría al alto de Montrove.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
25 votos
Comentarios

Alvedro, un plan directo a la discordia