La ciudad revive en viejas postales

Henrique Alvarellos descubre en Cataluña fotos de la ciudad de los años veinte descartadas por un editor de tarjetas

.

A Coruña / la Voz

Eran 15 imágenes de A Coruña. Al menos así estaban identificadas en los fondos del Institut de Estudos Fotográficos de Catalunya. Habían sido tomadas en los años veinte del siglo pasado cuando el aumento del turismo hizo crecer la demanda de postales de las ciudades. Hubo empresarios como Lucien Roisin que vieron un negocio en la venta de estas imágenes y empezaron a editarlas. En A Coruña se conocen una docena de ellas de Roisin que hace dos años, con motivo de la feria del libro, publicó Henrique Alvarellos. Pero este editor siguió investigando y ha localizado un paquete de postales turísticas de A Coruña que, apunta, son inéditas ya que en su día habrían sido desechadas por Roisin. Claro que el número inicial fue bajando puesto que en una primera revisión quedó claro que seis de las postales no correspondían a lugares de A Coruña, aunque estuvieran identificadas como tales. Y luego otra que figuraba como la calle San Andrés sería ese vial, pero de otra ciudad. Con ello finalmente son ocho las postales que va a publicar Alvarellos y que serán las protagonistas de la caseta que su editorial instalará en la próxima feria del libro que se celebrará del 1 al 10 de agosto en los jardines de Méndez Núñez.

Destaca Alvarellos que «Luciano Roisin sempre buscaba perspectivas extraordinarias das cidades, moi visuais e de gran profundidade como a que obtén dende o alto do rañaceos do Banco Pastor». Es una de las postales turísticas que edita Alvarellos, junto con las inevitables galerías de la Marina, el Obelisco con el hotel Palace detrás o la parte posterior del Kiosco Alfonso y el hotel Atlántico con el mar a muy pocos metros de estos dos edificios y los peatones dominando el espacio público, ya que solo se ven dos coches aparcados en el Obelisco. Era aquella ciudad de los años veinte que empezaba a vender sus atractivos a los posibles turistas con estas postales hasta ahora escondidas.

Un francés afincado en Barcelona que recorrió España

Luicien Roisin (París, 1884-Barcelona, 1943) puso en marcha en la capital catalana La casa de la postal, según indica Henrique Alvarellos. El aumento de los viajes y la demanda de suvenires hizo que este reconocido fotógrafo y editor de postales turísticas recorriera España fotografiando o encargando imágenes de las principales ciudades. Por este motivo, las tarjetas ahora localizadas, explica Alvarellos, no es posible saber si son de fotografías tomadas por Roisin o fueron un encargo del editor a alguno de los fotógrafos que había en la ciudad a finales de los años veinte.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

La ciudad revive en viejas postales