Los empleos del Atlántico, en el aire

El personal de limpieza no tiene ninguna garantía de continuidad desde agosto

.Hotel Atlántico
Hotel Atlántico

A Coruña

El Ayuntamiento percibirá 1,6 millones de euros al año por el alquiler del hotel Atlántico, del que es propietario. Una cifra que nada tiene que ver con los 2.500 euros se pagaban hasta ahora, pues tal era el canon fijado en un concesión firmada en los años sesenta y que finaliza el 21 de agosto.

Desde el consistorio celebran haber logrado tales ingresos, pero el concurso público convocado por la Marea se ha ganado las críticas de todos los grupos de la oposición y, sobre todo, de la plantilla del hotel.

El comité de empresa se reunió ayer con el PSOE. «El pliego no exige que las condiciones laborales sean las mismas y tampoco garantiza que se subrogue al personal», critican desde el partido. Ese documento especificaba que la nueva empresa ha de mantener 44 empleos los contratados por NH, pero nada dice, por ejemplo, de las otras 33 personas sobre todo personal de limpieza y habitaciones que también trabaja allí, subcontratado. Estas 33 personas tienen muy pocas garantías de continuidad.

«Lo único que le interesa al gobierno local es el dinero, parecen de la derecha más rancia», indicó ayer el edil socialista Fito Ferreiro. «Para la valoración de las proposiciones y la determinación de la oferta económica más ventajosa se atenderá a un único criterio de adjudicación, que será el del mejor precio», dicen las cláusulas elaboradas por la Marea.

«Como muchos otros, voté a la Marea, creí que por fin alguien iba a luchar por los que menos tenemos, por la gente trabajadora que lo único que quiere es vivir dignamente», se lamentaba ayer una trabajadora del hotel. «Somos muchas familias que vivimos con un sentimiento de incertidumbre muy grande, porque desgraciadamente no tenemos nada claro nuestro futuro», decía ayer la misma empleada.

«Se esperaban otra cosa y están en estado de shock», contaba ayer Fito Ferreiro, quien citaba la experiencia que le relató en la reunión uno de los miembros del comité: «Pasó un ERE, pasó por un cambio de empresa y ahora va ser un gobierno local el que lo eche a la calle», dijo el edil, que exigió al alcalde que medie ante la nueva concesionaria para evitar despidos.

Una propiedad municipal entregada al mejor postor por 20 años

En su programa la Marea llevaba establecido que le hotel Atlántico se convertiría en residencia universitaria al acabar la concesión. La residencia la hizo la Diputación en el Calvo Sotelo y el gobierno local barajó otros usos públicos para finalmente descartarlos y sacar a concurso el establecimiento por el plazo máximo que establece la ley para arrendamientos públicos: 20 años. El inmueble se subastó en dos convocatorias buscando maximizar los beneficios municipales. Salió a concurso por un millón al año y se adjudicó por 1,6. La plantilla teme que la empresa saque el dinero de los puestos de trabajo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Los empleos del Atlántico, en el aire