Cientos de multas por error en el Parrote

La cámara sancionó a conductores que circulaban correctamente al salir del párking


A Coruña / La Voz

Las cámaras de la Marina y el Parrote no solo han multado a miles de turistas, vecinos despistados y usuarios del Abente y Lago que desconocían las normas de circulación del entorno. Ahora también sancionan a quienes cumplen la normativa.

Han sido cientos los conductores que han recibido sanciones en sus casas correspondientes al pasado mes de abril y expedidas por la cámara situada en la esquina de la calle Tabernas, frente al Finisterre. Esos vehículos salían del aparcamiento subterráneo del Parrote por la salida de Puerta Real y giraban a la derecha, el único giro que permite la regulación de tráfico en ese entorno.

Sin embargo, pese a realizar la maniobra correcta, la máquina registraba igualmente las placas de sus coches y les llegaba a casa la sanción.

Cada día el subterráneo del Parrote, que también tiene cámara para las matrículas, envía al Ayuntamiento el listado de placas habilitadas. Con esa nómina se anulan las multas que automáticamente pone la cámara. Sin embargo, por causas que se desconocen, al menos durante varios días no se cotejaron las listas y las sanciones siguieron la tramitación regular.

Uno de los afectados relató ayer a este periódico que acababa de recibir en su domicilio 12 sanciones juntas correspondientes al mes de abril. Según la información facilitada por el gobierno local después de las quejas de otro residente al que le llegaron 21 multas en dos tandas, el sistema había cambiado y ahora se notificaban en unos días para atajar posibles reincidencias y se avisaba a la primera sanción.

Sin embargo, el afectado por las 12 multas explicaba ayer que recibió la carta el pasado día 27, dos meses después de haber tenido lugar la presunta infracción, y además, todas juntas. 

Certificados en el párking

Desde el propio párking indican que sí les están llegando reclamaciones de personas multadas. Hasta el momento, indican, todos los casos se registraron entre los días 14 y 16 de abril de este año.

Desde el aparcamiento facilitan a los afectados un certificado con las horas de salida de la jornada en cuestión, y con ese documento pueden acudir al departamento de multas a pedir que les retiren la sanción.

El vecino que se topó esta semana con una docena tendría que abonar 1.200 euros o la mitad por pronto pago, y eso sin contravenir ninguna normativa de tráfico.

La única opción que le dieron, cuenta, fue presentar la reclamación y esperar que sea atendida.

Otras personas a las que llegaron expedientes por idéntico motivo, aunque en menor cantidad, decidieron hacer frente al pago para beneficiarse de la bonificación del 50 %, pensando que podrían reclamar después. Sin embargo, el consistorio ya indicó tiempo atrás que el pago de cualquier multa supone su aceptación. 

Turistas y visitantes

Pero si las multas mal puestas representan un problema para los residentes y vecinos de la ciudad, más lo son todavía para los turistas o para quienes llegaron al Abente y Lago de fuera de A Coruña acatando las normas. Ellos tendrán mucho más difícil desplazarse para reclamar.

En marzo el hombre al que le llegaron 21 sanciones teniendo tarjeta de residente -la tenía para entrar y salir por la Marina, pero pensó que también podía hacerlo por el Parrote, y ahí lo fotografió la cámara en todas esas ocasiones- pagó por ellas 1.050 euros, renunciando así, según indicaba entonces el Ayuntamiento, a poder presentar reclamación alguna.

La Policía Local expedientará a quienes circulen por la Ciudad Vieja

En la Ciudad Vieja, recién incorporada a la lista de vías peatonales, todavía no se ha empezado a multar a los que incumplen. Es previsible que se haga desde la semana que viene, cuando finalicen las obras de pintado y señalización en el casco histórico de la ciudad.

La Ciudad Vieja es peatonal desde el pasado lunes, pero el gobierno local decidió dar unos días a los conductores para informarles del cambio antes de sancionarlos. Trabajadores de la zona se quejaban ayer de la falta de plazas, pues hay muchas reservadas a residentes. 

Se puede alegar

Desde el gobierno local informaron ayer por la tarde de que todas las sanciones que impone la Policía Local tienen un período de alegaciones, y que a esa vía se podrá recurrir con las multas de la cámara del Parrote. Todas las reclamaciones serán revisadas. El consistorio no disponía ayer por la tarde de más información sobre el caso y apuntó que tratará de facilitarla hoy.

El año pasado fue un año de récord en las multas tramitadas por el Ayuntamiento. María Pita eleva a 70.077 las sanciones impuestas por la Policía Local -un cuerpo con 355 agentes- durante todo el 2017. La cifra dobla las habituales en 12 meses en María Pita, hecho que se debe exclusivamente a la labor de las dos cámaras, responsables de 36.187 multas, es decir, algo más de la mitad del total.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Cientos de multas por error en el Parrote