El carril bici se extenderá también por un tramo de la ronda de Outeiro

La vía discurrirá entre el cruce con la calle de la Merced con Pérez Ardá


A Coruña / La Voz

El carril bici que está en construcción contará con un nuevo ramal que acercará la vía ciclista metropolitana -la que irá de O Portiño al Pasaxe- con la municipal que irá de la Palloza a Matogrande en un punto intermedio del recorrido.

El alcalde, Xulio Ferreiro, indicó ayer que se pintará un carril separado para ciclistas en el tramo que actualmente se está asfaltando en la ronda de Outeiro. Se trata de unos 500 metros que van desde el cruce de la ronda con la calle de la Merced hasta el cruce de la misma ronda con Pérez Ardá.

De esta forma, el vial que recorrerá la ciudad por la línea del puerto tendrá dos conexiones en su trayectoria para poder dirigirse hacia Cuatro Caminos, Matogrande y los campus -por Pablo Picasso-, una será en la plaza de la Palloza y la otra a la altura del acceso al parque de San Diego. Desde este último punto se podrá subir por la ronda de Outeiro -un tramo sin carril bici- hasta la vía reservada que nacerá en la misma ronda a la altura de la calle de la Merced.

El tramo que discurrirá por la ronda tiene como inconveniente la pronunciada pendiente que tendrán que salvar los ciclistas, tanto los que proceden de Pérez Ardá y ascienden hacia la Merced como los que quieren llegar al vial desde San Diego, que además tendrán que ascender una pronunciada cuesta por la que, por ahora, no hay anunciado ningún carril bici.

Cambios en el bus

El anuncio de esa nueva infraestructura, que se pintará sobre el firme en los próximos días, lo hizo el alcalde durante un balance del mandato en el que también destacó, dentro de los cambios en la movilidad, el plan para mejorar el servicio de bus y abaratar sus tarifas.

Este último asunto figuraba entre las primeras medidas que la Marea quería llevar a cabo en la ciudad, sin embargo, han transcurrido tres años sin ningún cambio en el mapa de lo buses. El Ayuntamiento está presionando a la empresa concesionaria, que tiene su contrato prorrogado, a fin de que rebaje el precio del bus antes de que acabe el mandato. El gobierno local está presionando ya a Tranvías con la posibilidad de ampliar la concesión a la compañía si cumple con lo que se le solicita.

Por otra parte, la Marea llevaba también en su programa la instalación de un carril bus en la ciudad. Sin embargo, aunque hubo anuncios sobre esa infraestructura -que iba a pasar por Juan Flórez- nada más se supo de ella ni hubo nuevos anuncios para su regreso a corto plazo.

Más recaudación de impuestos y una reducción de la deuda municipal en un 25 %

La oposición lleva criticando todo el mandato a Ferreiro por la incapacidad de la Marea de ejecutar las inversiones previstas en sus presupuestos. Año tras año quedan en las cuentas decenas de millones de euros que no se gastan ni en obras ni en programas, como las reformas de los mercados citadas por el propio alcalde, que siguen demorándose.

Sin embargo, Ferreiro dio la vuelta a esa argumentación y buscó apuntarse un tanto por la gestión. Así, sin citar la baja ejecución, apuntó que su gobierno local había reducido la deuda municipal en un 25 % . Además, dijo, se mejoró el sistema de recaudación. «Se recada máis porque hai un sistema máis áxil e máis facilidades», dijo.

La alta recaudación y el dinero no invertido permitieron durante al actual mandato destinar fondos a amortizar deuda.

La vidriera de María Pita

El gobierno local también quería sustituir el escudo preconstitucional de la vidriera de María Pita por otra imagen. Tres años después, ahí sigue. Ferreiro explicó que la protección patrimonial de María Pita impidió acelerar el trámite y que el primer diseño propuesto no gustó a Patrimonio, por lo que se ofreció un segundo que, dijo, será el que se instale allí. Así, el escudo preconstitucional que será retirado se cambiará por otro constitucional.

Entre otros temas, el alcalde habló también de la expulsión de los okupas de la Comandancia. «O noso deber é abrila a toda a cidadanía, e non que quedase só para o uso dunha pouca xente», dijo en alusión al uso que le estaban dando los integrantes de A Insumisa.

Por otra parte, el alcalde reiteró que se presentará a las municipales el año próximo por segunda y última vez. 

Ferreiro: «Hai actuacións que as sucesivas aprobacións tardías dos orzamentos retrasaron»

El alcalde hizo ayer un balance muy positivo de los tres años de gobierno de la Marea, asegurando que en este tiempo han logrado un «cumprimento altísimo» de su programa, que cifra en un 75 % ya cumplido y casi todo lo demás, en marcha.

Según Ferreiro, ha habido una mejora en los servicios sociales de la ciudad con mayor atención a quien no tiene recursos, algo que también se da en educación, y citó el caso de las guarderías municipales. La Marea no ha abierto ninguna nueva durante los últimos tres años -frente a las seis de los dos mandatos anteriores-, pero el regidor afirma que ahora, con los cambios en las tarifas, quien no podía pagarlas ya puede hacerlo.

El alcalde reconoció que los reiterados retrasos en las aprobación de los presupuestos sí se han notado: «Hai actuacións que as sucesivas aprobacións tardías dos orzamentos retrasaron», dijo, y citó los casos de los mercados de Adormideras, Monte Alto y Santa Lucía.

La Marea gobierna en minoría, y aunque estuvo a punto de firmar un acuerdo de gobierno con el PSOE, en el último minuto renunció a hacerlo, por lo que siguió sin los votos necesarios en el pleno. Pese a haber rechazado a los socialistas para seguir en solitario, Ferreiro apunta a los otros partidos como responsables de no haber facilitado su gestión: «Sempre pensei que ía ser máis doado chegar a acordos», dijo criticando que otros miren más al partido que la ciudad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El carril bici se extenderá también por un tramo de la ronda de Outeiro