A Coruña / la voz

Riazor acogió ayer la trigésimo primera edición del Día do Deporte na Rúa, una iniciativa en la que participaron más de 3.000 personas y con la que se pretende dar a conocer y acercar al gran público hasta 49 disciplinas deportivas. Las que más expectación crearon y donde se generaron más colas para participar fueron el circuito de motos, el tiro con arco y la escalada. «Aunque hay tanta gente que en todas hay que esperar», explicaba ayer una pareja que aguardaba turno con sus hijos para probar con el circuito de patinaje. En la explanada situada frente al pabellón de Riazor, Iago, de tan solo 5 años, tenía claro que quería probar con el florete: «En esgrima, para ganar hay que tocar al rival», comentaba bajo el amparo de su padre. «Sí, es un deporte minoritario, pero cada vez hay más afición en A Coruña», aclaraba poco después Pablo Álvarez, miembro de uno de los clubes participantes en la jornada. Unos metros más allá, en la zona ocupada por la entidad Grumico, la campeona nacional Marta Brañas indicaba a un principiante cómo esquivar un gancho de izquierda: «La gran mayoría de las personas que han venido hoy nunca practicaron boxeo. Antes solo se veía el lado más competitivo de este deporte, pero hoy en día la práctica está más generalizada porque se trata de una actividad desestresante, muy completa y que, además, sobre todo para las mujeres, genera seguridad». Aunque los más pequeños fueron los grandes protagonistas en casi todas las actividades programadas, los mayores también se vistieron el chándal para patinar, montar en bici, tirar a canasta, practicar zumba o imitar a las gimnastas con la cinta y el aro. En esta edición, como novedad, la petanca, el ballet fit y una estación de gimnasia en la playa de Riazor se unieron a la celebración deportiva.

Más de 65 clubes, federaciones y entidades participantes

Este año participaron y colaboraron con el Día do Deporte na Rúa e na Praia un total de 66 entidades, clubes y federaciones, lo que supone un aumento con respecto a ediciones pasadas. A pesar de que las obras en el estadio municipal de Riazor obligaron a trasladar a los arenales algunas actividades que en los últimos años se celebraban en la calle Manuel Murguía, el cambio fue todo un éxito. Así se practicó voleibol o balonmano en la playa. «Deberíamos repetir el próximo año. Ha funcionado muy bien, aunque el tiempo también ha ayudado mucho», explicaron algunos de los colaboradores.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Más de 3.000 personas abarrotaron Riazor para festejar el día del deporte