La Marea aprueba abonar 83 euros más al mes a cada policía municipal

Los agentes desconvocan las protestas y negocian ya nuevas mejoras para el cuerpo

.

A Coruña / La Voz

Después de nueve años los agentes de la Policía Local consiguieron, finalmente, que se cumpla lo que se pactó en el año 2009, es decir, la equiparación de niveles y la aplicación de un complemento de responsabilidad. El sindicato mayoritario, CSIF, consiguió tras meses de actos de protesta que el gobierno local atendiera sus demandas y ayer la junta de gobierno aprobó la aplicación de la norma, que supondrá un aporte extra de 285.000 euros anuales al cuerpo, lo que se traduce en 83 euros brutos, de media, en la nómina del mes de cada agente.

El acuerdo del 2009 se quedó por el camino porque las leyes anticrisis bloquearon cualquier aumento salarial. Con la normativa actual la asesoría jurídica del Ayuntamiento entiende que los agentes tienen derecho a recuperar los términos de ese acuerdo. El interventor, sin embargo, considera que no se trata de una recuperación de dinero perdido, sino de una subida salarial, y que por tanto no podría llevarse a cabo. De hecho, el interventor ya anunció su disconformidad y reparo a esa actualización de niveles que, de hecho, supondrá una subida de sueldo.

«Este goberno comprometeuse dende o primeiro día a tomar este asunto coma unha prioridade e así o fixo», apuntó la concejala responsable de área de Seguridade, Rocío Fraga.

Con todo, fueron necesarios tres años para que la Marea encontrase esa solución, que solo apareció después de que los agentes pusieran en marcha medidas de presión.

Por el medio queda también la actuación de la Policía Local en el desalojo de la Comandancia, una operación que causó malestar en el cuerpo por la gestión política que de esos hechos hizo el gobierno local.

Más demandas

Desde el sindicato CSIF -el acuerdo también se alcanzó con CC. OO. y UGT- se felicitaban ayer por la aplicación del acuerdo. «Siempre pedimos la interpretación más favorable posible de la norma, como se aplica en otros ámbitos», decía ayer el responsable del CSIF, Manuel Aceña.

Hasta ahora, todos los informes pedidos fueron contrarios a la adaptación de los niveles y la correspondiente subida. Lo aprobado ayer supone, indica Aceña, que la Policía Local dejará las movilizaciones y medidas de presión, aunque avanza que están sobre la mesa otras negociaciones con el gobierno local para obtener nuevas mejoras. Entre ellas, el reconocimiento de los coeficientes por trabajo nocturno, que percibe la Policía Nacional. También quieren que se reconozca una bolsa horaria de conciliación, que se mejore el sistema de provisión de destinos a nivel interno y que se dote al cuerpo de más medios materiales.

El incremento salarial de los agentes es el primero para los funcionarios municipales que aprueba la Marea. Con más de 300 agentes en nómina, supondrá este año 285.000 euros más en la partida correspondiente, aunque esa cantidad se incrementará el año próximo.

El Ayuntamiento adjudica al mejor postor un crédito de casi 8 millones de euros para diversas inversiones

El gobierno local aprobó en junta de gobierno la contratación de un préstamo por 7.975.450 euros. Aunque la Marea criticaba que el anterior gobierno local recurriese a ese tipo de préstamos, desde que alcanzó la alcaldía ha hecho lo mismo cada año por cuantías similares.

El recurso a los crédito se realiza para disponer de liquidez en caja para afrontar diversos compromisos de pagos, no porque María Pita carezca de recursos para tal fin, sino por la distribución temporal de los ingresos municipales, así, por ejemplo, los recibos del IBI todavía no se han cobrado, en su mayoría, y suponen el principal recurso económico del Ayuntamiento coruñés. El consistorio, por otra parte, acumula tres años consecutivos de superávit a causa de la baja ejecución presupuestaria, sin embargo, esos fondos no se pueden disponer libremente por parte del gobierno local para cualquier fin, porque existe una legislación que limita qué hacer con el dinero que sobra en cada ejercicio, una parte de esos fondos debían destinarse precisamente a amortizar deuda.

El crédito que se acaba de suscribir lo firmará el Ayuntamiento con la entidad Liberbank. En su programa, la Marea se había comprometido a recurrir a la denominada banca ética para las operaciones financieras municipales, y en especial hacía hincapié en no colaborar con ninguna entidad que ejecutara desahucios.

Sin embargo, tanto este año como en los dos anteriores no ha recurrido a esa vía, sino que ha sacado el crédito a concurso dándoselo al mejor postor. En el caso de Liberbank, la firma financiera fue muy criticada en Asturias precisamente por ejecutar desahucios por impagos a familias que se habían quedado sin recursos para afrontar sus deudas.

La deuda total que tiene el Ayuntamiento de A Coruña es relativamente baja. Cuando arrancó el mandato se debían unos 75 millones de euros -la legislación estatal permitiría al consistorio endeudarse hasta por 100 millones más, es decir, un 75 % del presupuesto-, quedando ahora pendientes de pago en torno a 60 millones de euros. La rebaja de esa cifra se logró como consecuencia de la baja ejecución presupuestaria, que permitió destinar parte del superávit a pagar algunos créditos pendientes.

El gobierno local concedió 49 licencias, 17 para fachadas y 12 para reformas interiores

La junta del gobierno local concedió entre el 30 de mayo y el 12 de junio un total de 49 licencias urbanísticas, de las cuales 17 se corresponden con reformas o rehabilitaciones de fachadas y 12 son obras de diversa índole en cocinas, baños o en el interior de viviendas. El resto de actuaciones se reparten en diferentes obras en cubiertas, portales, falsos techos e instalación de ascensores, entre otras. Además, resolvieron 96 comunicaciones previas al inicio de obras y 75 para inicio de actividad o apertura de establecimientos. «Estamos a axilizar a entrega de licenzas á vez que mantemos un control escrupuloso, de forma que no futuro, nin Concello nin cidadanía teñan que facer fronte a consecuencias derivadas dunha xestión urbanística que se levou a cabo sen as garantías adecuadas, como ocorreu en épocas pasadas», señaló el concejal de Rexeneración urbana e Dereito á Vivenda, Xiao Varela.

Desde la llegada de la Marea a María Pita hace tres años, las licencias urbanísticas se han convertido en una fuente de ingresos de menor calado que en etapas anteriores. Durante el 2017, aportaron a las arcas municipales 807.304 euros, muy lejos de los 3,8 millones que se ingresaron en el 2006 antes de que estallase la crisis, y casi nueve veces menos que lo recaudado en sanciones de tráfico.

Dos nuevos edificios

La junta de gobierno local también dio luz verde a la construcción de dos nuevos edificios, uno en el parque Ofimático, que contará con 40 viviendas destinadas a uso social y cuya obra correrá a cargo de la empresa pública de gestión del suelo de la Xunta de Galicia, Xestur, y otro en la Fábrica de Tabacos, que albergará 64 viviendas. En el caso de las viviendas de promoción pública, el presupuesto de ejecución es de 4,1 millones de euros y cuentan con un plazo de ejecución de 36 meses. La licencia de la Fábrica de Tabacos autoriza la construcción de 64 viviendas, 88 plazas de aparcamiento, 64 trasteros y un local comercial, y cuenta con un presupuesto de casi 5,6 millones de euros y un plazo de ejecución de 36 meses.

En la reunión también se aprobó la adjudicación del tramo de carril-bici comprendido entre la Palloza y Matogrande por 304.000 euros, y una prórroga por un años más del contrato de telefonía fija en edificios municipales, por un precio máximo de 300.000 euros anuales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La Marea aprueba abonar 83 euros más al mes a cada policía municipal