«La tercera ronda da sensación de seguridad y nos invita a ir más deprisa»

Señala los peraltes de las curvas, «que están al revés», como otra causa de la alta siniestralidad en el punto negro. Participa en nuestra encuesta: ¿Qué le parece que instalen un radar en el tramo de concentración de accidentes de la vía?


A Coruña / La Voz

El debate sobre las causas de la alta siniestralidad en el punto negro de la tercera ronda, entre los kilómetros 2 y 3, en ambos sentidos de la marcha, continúa abierto. Algunos conductores señalan al deficiente asfalto en ese punto, otros al diseño del peralte de las curvas y también al exceso de velocidad y a la falta de atención en la conducción. La Voz de Galicia recorrió ayer el complicado tramo de la tercera ronda acompañado por el director de la empresa Perfeccionamiento y Técnicas de Conducción (PTC), Antonio Solórzano, un experto en la prevención de riesgos y la conducción segura.

Para Solórzano uno de los mayores problemas que existen al circular por este recorrido de riesgo «es el diseño de este tramo». Cree que los carriles, incluidas las curvas en ambos sentidos de la marcha, «están peraltados al revés, y la salida hacia Marineda tiene un descenso muy pronunciado», subraya. El técnico ve «muy difícil corregir esta deficiencia», aunque cree que para ello está la ingeniería: «Habría que realizar un exhaustivo estudio y de él podrían salir soluciones».

Asegura que los tres carriles existentes, hacia A Coruña y hacia la carretera Baños de Arteixo, «dan la falsa sensación de seguridad de una vía rápida y nos invita a ir más deprisa de lo que la señalización permite». Si el conductor observa que la vía es más estrecha, «rebajamos la velocidad. A nadie se le ocurre ir a 100 por hora en San Andrés», matiza.

Solórzano sí cree que este problema es posible solucionarlo: «Sería cuestión de separar los carriles de acceso a Marineda y al polígono de A Grela de los otros dos viales desde una distancia de algo más de un kilómetro». Dice que esta diferenciación se podría hacer colocando bolardos o medianas fijas, «como se hizo en la bajada de las curvas de Biona, o en la vía que une Santiago con Ourense, en Angrois», y de esta forma se evita el trenzado de vehículos, «el paso de un carril a otro con el consiguiente peligro».

No le pasó desapercibida la velocidad a la que circulaban ayer varios conductores a pesar de que el Ayuntamiento acaba de reducir la limitación de 80 a 60 por hora. «Nosotros estamos respetando la limitación, pero otros vehículos nos están pasando mucho más rápido», advierte.

El director de PTC considera un defecto el tipo de juntas de dilatación usadas: «Al llover aumentan el deslizamiento de los vehículos». Considera que para minimizar el problema «habría que modificar su ubicación o cubrir las partes de acero con goma o materiales antideslizantes».

A Antonio Solórzano le indicaron agentes del 092 «que cuando llueve el pavimento en estos puntos está muy deslizante». Hay quien achaca el problema «a la emisión de partículas por parte de algunas fábricas de la zona, que convierten el asfalto en una pista de patinaje». «El saneamiento intensivo sería la solución», dice. Pero duda de que el asfalto deslizante «sea solamente por el depósito de residuos». Los diseñadores del proyecto y las constructoras conocen qué tipo de emulsión utilizaron: «Si no es el de mayor drenaje deberían cambiarlo, como se hizo en la N-VI, a la altura de Jardiland, o en el túnel de A Pasaxe».

«Los radares pueden ser útiles si están visibles y debidamente señalizados»

El director PTC, Antonio Solórzano, reconoce que la alta siniestralidad en el punto negro de la tercera ronda «es un grave problema al que hay que buscarle una solución drástica». La primera medida adoptada por el Ayuntamiento tras la última serie de siniestros fue reducir la velocidad a 60 kilómetros por hora. No todos coinciden en que el exceso de velocidad sea la causa principal, pero reforzar la medida, el Concello anunció que instalará un radar en la zona conflictiva.

Solórzano apunta que la instalación de los radares puede ser una solución efectiva para reducir la siniestralidad, pero aclara que este sistema de medición de la velocidad «no debe tener afán recaudatorio». Para ello, subraya el experto, «tienen que instalarse de forma visible y debidamente señalizados, incluso con paneles luminosos» Recuerda Antonio Solórzano los pórticos que existen en la vía rápida portuguesa, «a la altura del estadio do Dragao, en Oporto, donde está instalado un pórtico del que cuelgan las señales luminosas y los radares», dijo Solórzano.

Colegio de Ingenieros

El decano del Colegio de Ingenieros de Caminos, Enrique Urcola, también recorrió ayer el punto conflictivo de la tercera ronda. Indicó que no observa «problemas determinantes en la zona que justifiquen la siniestralidad». Cree que los trenzados en las salidas «son suficientemente largos y no significan dificultades; quizás las juntas de dilatación, pero sobre todo los despistes y la velocidad», subrayó Urcola, que considera «que el Ayuntamiento tiene ingenieros que analizarán en profundidad el problema».

Temor a que la instalación del radar tenga afán recaudatorio

La decisión de instalar un radar en el tramo de concentración de accidentes de la tercera ronda para tratar de reducir el número de siniestros ha generado discrepancias entre los lectores de la edición digital de La Voz, si bien la gran mayoría (un 73 % al cierre de esta edición) consideran que la velocidad no es el problema de fondo y la instalación de estos dispositivos simplemente tiene afán recaudatorio. Estos son algunos de los comentarios: 

Lo mismo pasó en Palavea. Ya veréis como así se terminan los accidentes en ese punto. Lo mismo pasó en la curva de Palavea, y desde que lo pusieron no hubo ni un accidente más. Deepman.

El afán recaudatorio. La seguridad es secundaria, lo importante es llenar el bolsillo. Donatelo.

Las juntas de dilatación. La velocidad es una de las causas, pero recaudar más no lo solucionará si no se modifican las juntas de dilatación deslizantes o se el error de peraltado. Analytikom.

Más velocidad. Aún habría que aumentar la velocidad a 100 o 120 y ver qué factores son los que causan el accidente si de todos los que pasan por ahí solo se sale un 0,5 % o menos. Daniel CV. 

Accidente y multa. Me parece mal porque además de dejar el coche destrozado y tener un accidente, le van a poner una multa. ÁngelBM. 

Radar de tramo. Más que colocar un radar, que es por afán recaudatorio de los despistados, lo mejor sería un radar de tramo. La mayoría de los que utilizan la vía no respetan los límites de velocidad. Freiman.

Respetar la velocidad. Buena noticia para aquellos conductores respetuosos con el código y mala para aquellos fitipaldis amantes de la velocidad. Mario Montero. 

Velocidad correcta. A los que van como tienen que ir no les importan los radares. Solo se recauda si excede la velocidad. Letyzya Ramos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«La tercera ronda da sensación de seguridad y nos invita a ir más deprisa»