Ni mimbres ni tiempo para un giro en la relación Marea-PSOE

El alcalde celebra la llegada de Sánchez y propone «tecer unha alianza» para aislar a la Xunta

.

A Coruña / La voz

El alcalde, Xulio Ferreiro, lamentó «dous anos de tempo perdido» y saludó la llegada del socialista Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno, «unha excelente noticia», que podría haberse producido a principios del 2016 si Podemos y Pablo Iglesias hubiesen apoyado su investidura.

El regidor también vaticinó la apertura de «un novo tempo de oportunidade para A Coruña» y cargó la responsabilidad de los males que aquejan a la ciudad en el Ejecutivo de Rajoy. «Cae un presidente -dijo Ferreiro- que non confiaba na Coruña». Además criticó la «falta de sensibilidade» del actual ministro de Fomento y del presidente de Puertos, al que reprochó que ayer no le atendiese al teléfono.

Para el futuro, Ferreiro planteó «unha alianza sincera» del Ayuntamiento y Puertos del Estado que dejaría a la Xunta en minoría.

Marea y PSOE podrían aliarse sobre de los muelles. Ya han votado juntos mociones en el pleno o en el Parlamento gallego. Pero las mociones plenarias, como ha dicho el propio alcalde, carecen de valor jurídico. Será más difícil convencer a los nuevos responsables socialistas de que renuncien a los convenios que sus predecesores firmaron en el 2004 y que garantizan que se compensará la inversión en Langosteira.

De hecho, Ferreiro admitió que «é cedo para aventurar nada», y también quizá demasiado tarde.

Esa alianza tiene sentido para aislar a la Xunta, que se va a convertir en uno de los principales bastiones de poder del PP. Pero apenas queda tiempo para que surta efecto, y lo mismo ocurre con la tempestuosa relación Marea-PSOE en el Ayuntamiento.

Quedan apenas 11 meses para las elecciones municipales, en las que Sánchez se jugará, incluso si no adelanta las generales, gran parte de su futuro político.

En septiembre, el PSOE local ya estará buscando a su candidato. Posiblemente habrá primarias y el ambiente preelectoral será total. En esas circunstancias parece difícil que se alcancen acuerdos de importancia entre ambos partidos. Es más, si Sánchez pretendiese dar un cambio en A Coruña ya podría haberlo hecho. La secretaria general elegida en febrero, Eva Martínez Acón, fue una de las valedoras del hoy presidente en la ciudad.

Una estrategia establecida

Pero desde entonces no se han producido cambios importantes en la relación entre ambas formaciones, que arrastran múltiples desencuentros desde que arrancó el mandato. Así las cosas, en estos meses, el PSOE, que en su día facilitó a Ferreiro la investidura sin condiciones, y que fue rechazado por la Marea como socio de gobierno, ha apoyado al alcalde en algunos cambios en los presupuestos, pero rechazó otros y ha sido severo al fiscalizar asuntos como la compra de dos inmuebles por el Ayuntamiento a un afín a la Marea.

Fuentes del PSOE señalan que lo más probable es que siga la estrategia trazada desde hace meses, y consideran que las declaraciones del alcalde obedecen a una estrategia de comunicación para «reducir su responsabilidad si surgen desacuerdos graves».

La conexión coruñesa de Pedro Sánchez

X. Gago
.

Conoce A Coruña y conoce a su gente», dicen en el PSOE sobre Pedro Sánchez, que ha visitado la ciudad en más de una decena de ocasiones desde enero del 2014.

 Por entonces era un parlamentario activo, que se ofrecía a recorrer las agrupaciones para explicar las políticas de su partido.

Aquel 27 de enero, de traje oscuro y camisa celeste, acompañó a la entonces secretaria general, Mar Barcón, a una reunión con jóvenes empresarios en un local de la calle del Orzán. Los asistentes recuerdan que les llamó la atención «por su planta, porque tenía discurso, y porque enseguida se hizo con la audiencia».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Ni mimbres ni tiempo para un giro en la relación Marea-PSOE