Las parcelas de Defensa saldrán a la venta tras quedar desierta la subasta

La rebaja de precio en la segunda puja en dos años no logró atraer clientes

.

A Coruña / La Voz

El segundo intento del Ministerio de Defensa de obtener recursos con la venta de terrenos en la Maestranza tampoco funcionó. La subasta que se celebró ayer en Madrid a las once de la mañana quedó desierta, sin ninguna oferta presentada para hacerse con las dos parcelas que ponía a la venta el ministerio en esa zona.

Defensa había rebajado los precios de salida de los terrenos con la esperanza de que aparecieran posibles clientes. Ambos solares son edificables y así figuran en el PGOM. Sin embargo, la rebaja tampoco fue suficiente incentivo.

El plazo oficial para presentar ofertas se cerró el pasado 17 de mayo. Tal y como adelantó La Voz al día siguiente, entonces no había llegado ninguna a las oficinas del Invied, el organismo del ministerio que se encarga de la gestión del patrimonio inmobiliario que ha dejado de tener uso militar. Desde Madrid argumentaban entonces que todavía resultaba posible que llegase alguna proposición de compra, ya que estas podían haberse presentado en el plazo fijado en otras delegaciones territoriales de Defensa o haber sido enviadas por Correos, con lo que podría haber cartas enviadas antes de ese plazo en camino.

No las hubo y, lo mismo que en el 2016 -entonces salieron a la venta tres parcelas, ahora dos- el concurso quedó desierto. Por la mayor de las fincas, de 2.133 metros cuadrados, se pedían 7,3 millones de euros, 1,1 menos que dos años antes. La segunda, de 1.353 metros, se vendía por 4,5 millones, 200.000 euros menos que el precio más bajo de la anterior puja. En total, 11,9 millones por un suelo en el que está permitido levantar unas 200 viviendas. Por ese precio, a cada piso habría que repercutirle casi 60.000 euros solo por la compra del suelo, obra e impuestos aparte.

¿Qué pasará ahora?

Que no se hayan vendido los terrenos no significa que no vayan a cambiar de manos en un futuro. El ministerio tiene un sistema reglado para estos casos, ya que no es la primera vez que subastas similares acaban sin compradores. Ahora el Invied podrá recurrir a la adjudicación directa. Por esa vía, lo que hará Defensa será fijar como precio de las parcelas el inferior marcado en la segunda subasta. La primera empresa que se interese por el suelo solo tendrá que pagar la cantidad correspondiente, sin necesidad de pujas y concursos.

Hace dos años el gobierno local mostró su interés porque esos terrenos, entre la Hípica y el Rectorado, quedaran en manos municipales, aunque nunca se concretó una oferta. Según apuntó, el alcalde, Xulio Ferreiro, hace dos semanas, estarían en marcha conversaciones bilaterales sobre esos y otros espacios de antiguo uso militar. Ferreiro no cerró entonces la puerta a que las fincas de la Maestranza acaben en manos municipales.

Por su parte, la Comisión Aberta en Defensa do Común volvió a insistir ayer en que no se vendan los terrenos y se devuelvan gratuitamente al Ayuntamiento de A Coruña «para uso público».

La subasta de ayer forma parte de un acuerdo firmado en 1984 entre el Ayuntamiento y el ministerio. De aquel pacto salieron cesiones importantes de Defensa al consistorio. El parque de punta Herminia o el del monte de San Pedro figuraban en ese listado de bienes ahora municipales. A cambio, Defensa obtendría del Ayuntamiento la calificación de suelo urbanizable para las tres parcelas de la Maestranza, pudiendo venderlas para obtener liquidez.

Del rechazo frontal del Ayuntamiento a no poner más pegas a la operación

E. E.

Las dos subastas de suelo en la Maestranza realizadas por Defensa tuvieron reacciones fotocopiadas. En los dos casos hubo marchas y concentraciones de la plataforma Defensa do Común y en ambos casos fueron unos concursos que quedaron desiertos.

 Lo que varió entre una y otra fue la actitud municipal. El gobierno local pasó de poner todas las trabas a la operación y de manifestar su rechazo a la «especulación» a entender que Defensa tenía unos derechos adquiridos desde 1984 y no poner ninguna pega.

En diciembre pasado el ministerio cedió al consistorio los cerca de 5.000 metros cuadrados de la antigua Comandancia de Obras. Sin nada a cambio. Desde entonces el tono se rebajó considerablemente.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las parcelas de Defensa saldrán a la venta tras quedar desierta la subasta