Feijoo defiende el convenio del puerto ante los ataques de En Marea, que pide su anulación

El pacto impide la subasta de Batería y Calvo Sotelo y aporta 140 millones para el tren a Langosteira

.

A Coruña / La Voz

El preacuerdo firmado por Xunta y Fomento el pasado 18 de abril llegó ayer al Parlamento gallego. Ese documento supone que los muelles de Batería y Calvo Sotelo ya no se subasten -estaba previsto hacerlo-, que La Solana siga en manos públicas y que parte de San Diego quede también como superficie pública. Supone el primer paso para modificar el convenio del 2004 según el cual esos terrenos iban a venderse para financiar la obra del puerto exterior. El preacuerdo implica que la Xunta se hace con el 51 % de la sociedad propietaria de los muelles del centro pagando 20 millones y además lleva aparejada una inversión de 140 millones por parte del Estado para el tren a Langosteira.

La Marea -y el PSOE y el BNG- ya pidieron en A Coruña que se anulara ese acuerdo por considerar que no se tenía en cuenta la opinión de la ciudad y se había elaborado a sus espaldas. Ayer el portavoz de En Marea en el Parlamento insistía en lo mismo.

«A cidadanía quere ser protagonista do futuro da súa cidade», dijo Luís Villares, para quien el pacto es un «protocolo indecente» y sirve para reeditar el modelo de «pelotazo urbanístico» y de «especulación inmobiliaria». En su opinión, «a corporación atopouse un protocolo indecente que se fixo de costas á cidadanía da Coruña» de un modo antidemocrático.

«Resulta que a única corporación democrática da historia da Coruña é a actual, a do 2004, como gobernaba o PSOE con maioría absoluta, non era democrática, e agora que gobernan as Mareas despois de perder as eleccións, si», ironizó el presidente de la Xunta, que recordó también la compra irregular por parte del Ayuntamiento de A Coruña de dos pisos a un firmante de la Marea: «Democracia é comprarlle pisos aos amigos ou incrementar o orzamento de propaganda nun 37 %», dijo Feijoo, quien recordó que en A Coruña el presupuesto de publicidad cuadriplica el gasto en adquisición de vivienda con fines sociales.

«Solución definitiva»

«O que me sorprende é que non entenda que acabamos de asinar a solución definitiva para que os peiraos interiores sexan dos coruñeses», dijo Feijoo, quien recordó que el preacuerdo fue remitido al Ayuntamiento para escuchar su postura sin que este le haya contestado. «Estou convencido de que o alcalde está satisfeito polo que fixo o presidente da Xunta pola cidade, outra cousa é o que teña que dicir», dijo Feijoo.

Villares ironizó también con que el paso dado solo servirá para enviar a una conselleira -en alusión a Mato- a la oposición en A Coruña. «Se di que patrocinamos a un candidato así, debe ser positivo, porque patrocinar a alguén con cousas negativas só se lle ocorre ás Mareas», respondió Feijoo.

Desde En Marea hablaron ayer de «murallas de cemento» que «pecharían a cidade ao mar» y de «deterioro irreversible» del litoral si no se anulan los acuerdos y se renegocian, buscando otra forma de financiación para la deuda asumida por la obra del puerto exterior. «Protocolo da vergoña», lo denominó el diputado del grupo, Antón Sánchez. Para el popular Martín Fernández Prado En Marea trata de «crear una realidad paralela».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Feijoo defiende el convenio del puerto ante los ataques de En Marea, que pide su anulación