La Cofradía redobla esfuerzos para combatir el furtivismo

Acaba de recibir una embarcación rápida donada por la Xunta


A Coruña / La Voz

El pasado 23 de abril la embarcación Sierra de Faro, del Servizo de Gardacostas de Galicia, identificó a una embarcación de la 7.ª lista (de recreo) y a sus tripulantes cuando extraían erizo en la zona de Ares. Los inspectores procedieron a la incautación de la lancha, de los equipos de buceo y de 200 kilos de erizo. Se trataban de furtivos.

«La pesca y el marisqueo ilegal es una de las grandes lacras que sufrimos los profesionales que pertenecemos a la Cofradía de A Coruña», señaló Felipe Canosa, patrón mayor del pósito.

Por ello, y para poder luchar contra esta perjudicial pesca, el pósito coruñés refuerza sus equipos. «Hasta el momento contábamos con el servicio de vigilancia de los propios profesionales que, de forma obligada, tienen que inspeccionar la costa», indicó Canosa. Además, la Cofradía tiene contratados a agentes de vigilancia, «y se está haciendo un buen trabajo pero faltaba algo».

Felipe Canosa y su equipo se pusieron a trabajar de forma coordinada con la Consellería do Mar y dio sus frutos: la Administración autonómica les acaba de donar una embarcación rápida, construida en fibra y dotada con un motor de 100 caballos.

«Esta lancha nos va a permitir llegar muy rápido hasta los ilegales cuando estén faenando», indicó Canosa. Con la planeadora podrán trasladar a los equipos de inspección: «Llevar hasta los furtivos a los agentes de Gardacostas de Galicia o a los de la Policía Autonómica, así como a nuestros propios vigilantes», subrayó.

A los furtivos «les vale cualquier especie», aunque el grueso de los ilegales «se centran en la extracción de percebe, erizo, centolla, nécora y pulpo, sobre todo utilizando equipos de buceo».

Desde la Cofradía de Pescadores coruñesa quieren «agradecer el trabajo que está realizando el Servizo de Gardacostas de Galicia y la Policía Autonómica, adscrita a la Policía Nacional». También reconocen el apoyo de la Guardia Civil, sobre todo de los agentes del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona).

Aseguran que gracias a la inspección que diariamente realizan estas unidades «se están dando importantes golpes a los ilegales», indicó Canosa. Reconoció también que con el cambio en la normativa sobre el furtivismo, «cambiando la falta administrativa por delito también hizo que los irregulares se piensen más las cosas antes de salir a faenar».

Pero a pesar de ello, «aún queda mucho trabajo por hacer». Los mariscadores y marineros de bajura «estamos viendo como cada día acuden furtivos a faenar, sobre todo a extraer percebe y erizos». Dice Canosa que no bajarán la guardia y la nueva embarcación «será de gran apoyo para luchar contra esta lacra».

Los ilegales acuden a la costa durante todo el año, con buen o mal tiempo

Felipe Canosa, el patrón Mayor de la Cofradía de Pescadores de A Coruña, aseguró que los furtivos que se dedican al erizo y al percebe «bajan a la costa durante todo el año, haga buen o mal tiempo». Manifestó el presidente del pósito que los ilegales que van al erizo «lo hacen con equipos submarinos y por tierra». Estos últimos aprovechan las mareas grandes para coger los equinodermos que se quedan en las pozas o a muy pocos metros de profundidad. La extracción intermareal es muy negativa para mantener el recurso ya que los erizos se reproducen cuando se encuentran muy próximos a tierra. Tienen la costa, desde Santa Cristina hasta Prioriño, «completamente esquilmada», dijo Canosa. Y lo mismo ocurre con el percebe, «aunque hemos logrado blindar una parte importante de la costa, sobre todo la zona de la Torre», subrayó.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Cofradía redobla esfuerzos para combatir el furtivismo