El edificio investigado por daños a vencejos se expone a multas de hasta 200.000 euros

La SEO afirma que, si se confirma la infracción, el caso coruñés puede servir de precedente para actuaciones futuras


a coruña / la voz

El expediente abierto por la Xunta contra la comunidad de propietarios de Rúa Nueva 2 por tapiar la entrada al lugar donde anida y cría una de las escasas colonias de vencejo pálido y común de Galicia ha despertado el interés de ornitólogos y sociedades de conservación del patrimonio natural por el precedente sancionador que pudiera crear en caso de que la infracción se confirme.

«Sería un buen ejemplo para actuaciones similares que se producen en otras comunidades», señaló Beatriz Sánchez, responsable de Biodiversidad Urbana de la Sociedad Española de Ornitología (SEO). La rehabilitación de edificios antiguos es una de las grandes amenazas de esta especie migratoria protegida que incuba los huevos y cría a sus polluelos en ranuras de las fachadas, a las que regresa cada año entre abril y mayo tras un viaje de 10.000 kilómetros sin posarse desde el África subsahariana donde pasa el invierno.

Entre 10 y 20 parejas, según el Grupo Hábitat, formaba la colonia del Obelisco en el 2017, cuando la reforma del edificio motivó una denuncia de los naturalistas y la intervención a posteriori de la Xunta, ordenando la retirada de la red que impedía a los vencejos entrar en sus casas. Los conservacionistas reclamaron aplazar la obra hasta el fin del período de cría, como recogen los protocolos de buenas prácticas, no tapiar los nidos y, si esto no fuera posible por cuestiones de seguridad, instalar cajas refugio en la fachada para permitir la nidificación.

Un año después, y tras la muerte en los últimos días de varios ejemplares cuando intentaban entrar en sus nidos de vuelta de África -«manifestan unha gran fidelidade non soamente á parella, senón tamén ao lugar de cría», apunta el informe de Hábitat, SEO y SGO-, la Xunta investiga el tapiado de las ranuras de la fachada, actuación que podría entrañar una infracción grave, de acuerdo con la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, sancionada con una multa mínima de 3.000 euros y máxima de 200.000.

El Ayuntamiento instó ayer a la Xunta, única Administración competente en conservación de especies protegidas, a actuar «con urxencia» para asegurar la viabilidad de la colonia y resolver una situación que «dá mostra de incompetencia e falta de previsión» después de lo ocurrido en el 2017.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

El edificio investigado por daños a vencejos se expone a multas de hasta 200.000 euros