«Lo usé por primera vez en 20 años»

La tercera fase del transporte metropolitano lleva 301 buses al centro de la ciudad

.

A Coruña / La Voz

«Vengo de Oleiros y la verdad es que me viene muy bien esta parada porque antes me dejaba en la estación de autobuses y era peor». Esto decía una usuaria del transporte metropolitano después de bajarse de uno de los 301 buses que desde ayer entran al centro de la ciudad. Y es que, coincidiendo con el último día de abril, seis nuevas líneas procedentes de Carral y Culleredo, que suman 26 buses, entraron en funcionamiento. De esta manera se completaba la tercera fase del plan de acceso de autobuses interurbanos al centro de A Coruña que ha promovido la Xunta y que arrancaba en el mes de noviembre. Con las dos primeras fases ya entraban al centro 275 vehículos de pasajeros.

La intención de la Consellería de Infraestruturas era que las 14 líneas que faltan por entrar, procedentes Betanzos, Miño y Ordes, con 31 autobuses diarios, empezasen a llegar también ayer al centro. Sin embargo, en la reunión de seguimiento de este plan, los representantes del gobierno municipal coruñés se opusieron a ello. Por ello, desde el Ayuntamiento celebraron que la consellería «tivese recapacitado e atenda a reclamación do goberno local, xa que o éxito da implantación radica na súa división en fases».

Sea con tres o con cuatro fases, lo cierto que en la principal parada del centro el trasiego de buses es continuo, hasta causar ciertas dudas sobre si ha sido acertado que el nombre del lugar durante décadas, Paseo de Coches, pasara a llamarse Entrejardines. La proliferación de autobuses y el color azul de la mayoría de ellos explica asimismo que en la entrada de muchos coches cuelgue un cartel que pide a los viajeros: «Indique el destino».

Aunque un usuario afirmaba ayer que desde la empresa que presta el servicio le explicaron que los buses a Carral salían 10 minutos antes de cada hora, y los de Culleredo, cada dos horas en las pares, otro relataba su experiencia en el programa Voces de A Coruña, de Radio Voz: «Me ha emocionado la noticia de que las nuevas líneas de autobuses salgan desde el centro de la ciudad hasta sitios como el polígono de Ledoño, muy mal comunicado». Sin embargo, matizaba, «me he descargado el plano y los horarios, y ¡madre mía! ¡Menudo crucigrama!». Objetaba esta persona que, viendo los horarios, dos líneas salían a la misma hora y otras dos parecía que solo hacían un par de viajes.

La confusión también se daba en la parada: «No han puesto los nuevos horarios», apuntaba uno de los conductores al ser preguntado por un viajero. Lo cierto es que la labor asesora de los chóferes es impagable: «¿A qué hora viene el de Cambre?.... ¿Y cuánto tarda en llegar a la Barcala?», interrogaba una mujer.

Entre los usuarios se podía ver a personas de todas las edades que viajan por múltiples motivos y no siempre al lugar que podría apuntar su aspecto: un joven con una tabla de surf que, lógicamente, tendría que desplazarse a Oleiros, decía: «Voy para Cambre». De ese municipio es Fernando Cancela, un estudiante en prácticas que aprovechaba el tiempo de espera para ir tomando notas en una libreta.

Francisco Río, que trabaja en Santa Cruz en La Barbería de Fran, llevaba cascos y al preguntarle si usaba mucho este transporte decía: «Casi nunca libro los lunes por la mañana, pero hoy sí, y como tenía que hacer una gestión en A Coruña, lo usé por primera vez en 20 años, nunca había venido en este bus».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«Lo usé por primera vez en 20 años»