Los buenos días de Carlos Recarey

José C. Alonso PÁRROCO DE SANTA EULALIA DE LIÁNS

A CORUÑA CIUDAD

BEA FRANCO

Falleció el párroco de la iglesia Castrense de San Andrés

12 abr 2018 . Actualizado a las 11:02 h.

La noticia de la inesperada muerte de Carlos Recarey nos ha dejado una gran conmoción entre todos aquellos que lo conocíamos.

Realizó sus estudios sacerdotales en el Seminario Mayor de Santiago de Compostela, donde sería ordenado sacerdote en 1989. Tras desarrollar su ministerio en esa diócesis durante once años, en el 2000 ingresó en el Servicio de Asistencia Religiosa de las Fuerzas Armadas (Sarfas). A lo largo de diecisiete años ocupó distintos destinos en la Armada, donde desempeñó diferentes misiones, hasta que el 18 de septiembre del pasado año era nombrado párroco de la iglesia Castrense de San Andrés; allí se encargaría de los destinos del Ejército de Tierra en A Coruña.

Su paso ha dejado un rastro de bondad, pues su preocupación constante siempre ha sido la evangelización a través de los sacramentos, la amistad, las nuevas tecnologías..., y su ejemplo. Siempre me ha admirado la capacidad que tenía para llegar a todo tipo de gente y para decir a cada uno, muchas veces con tono humorístico, haciendo uso de su conocida retranca gallega, las palabras oportunas. No dudaba en ofrecer sus servicios a sus compañeros -en las Fuerzas Armadas o en el presbiterio- mostrando su cercanía y sincera amistad.