Pucho Boedo, ¿el coruñés con más reconocimientos?

A las dos esculturas y una placa que tiene el cantante en la ciudad se sumarán dos calles, una en A Coruña y otra en Oleiros


A Coruña / La Voz

«Cantou en orquestras, nos palcos de cidades e aldeas, cabo do mar ou terra adentro, en Europa e América, cantou a Rosalía de Castro, a Francisco Añón, a Curros, a Celso Emilio Ferreiro. Fixo deses poemas himnos populares. Tivo coraxe, tivo amor e tivo sentido da beleza». Así definía Manuel Rivas, en un escrito presentado en la Real Academia Galega, a José Boedo Núñez, Pucho Boedo, de cuyo nacimiento se cumple este año un siglo, aunque en sus biografías no aparece la fecha concreta. La que está clara es la de su fallecimiento, el 26 de enero de 1986, y entorno a la misma, pasados ya más de 30 años, se siguen sucediendo los homenajes. Uno de los últimos fue en el centro social de A Silva, un barrio donde vivió con su familia durante un tiempo; como recuerdo de ello fue colocada una placa conmemorativa que vino a sumarse a la estatua que ya tenía en el Ventorrillo y al monumento de la Ciudad Vieja.

A esos tres reconocimientos se sumarán una calle en A Coruña y otra en Perillo (Oleiros). La dedicación de la primera de ellas fue aprobada, por unanimidad y a propuesta del grupo municipal de Marea Atlántica, en el pleno del 7 de noviembre del año pasado, si bien, por el momento, se desconoce dónde irá ubicada la misma.

La que sí se sabe dónde estará es la que el llamado por muchos el Frank Sinatra gallego tendrá en Perillo, en el entorno de la Corredoira das Viñas. A su lado habrá un vial dedicado a la orquesta Los Satélites que, según el gobierno local, es una forma de homenajear al fundador de la misma, Manuel Otero Mariñas, que nació en la cercana rúa Pombal. Sobre Pucho Boedo argumentan que fue uno de los mejores cantantes de Galicia y uno de los primeros que usó el gallego desde los escenarios.

Ese uso del gallego era también destacado por Manuel Rivas señalando que había sido «pioneiro no canto dos poetas galegos, aló polos anos corenta do século XX, cando facelo esixía non só interese senón tamén coraxe». Era lo que decía el texto presentado en la RAG y firmado por otro de los grandes defensores del cantante: Xurxo Souto, autor del documental Pucho Boedo: Un Crooner na Fin do Mundo. Y es que los seguidores de este mito de la música son muchos y otra prueba de ello fue el homenaje que le tributaron en las fiestas de María Pita del 2011 Sito Sedes, Miguel Ladrón de Guevara, Paco Lodeiro, el citado Souto y José Luis Represas, que les dio un «toque sinfónico» a canciones clásicas de Pucho Boedo, tal vez el coruñés que cuenta con más reconocimientos entre sus vecinos.

Propuesto antes que Dylan para ser reconocido por la Academia... Galega

En noviembre del 2002, Manuel Rivas presentaba en la Real Academia Galega una propuesta para que Pucho Boedo fuera reconocido con un Día das Letras Galegas. Razonaba Rivas que había encarnado «o feliz encontro no escenario musical da tradición popular e a literaria, don sentido da festa e da dignidade. Foi un trobeiro do século XX». La propuesta no prosperó. Tres lustros más tarde otra academia, la sueca, le daba el Nobel a un cantante, Bob Dylan.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Pucho Boedo, ¿el coruñés con más reconocimientos?