Los últimos de Galicia en sacar los coches

A Coruña acomete la peatonalización de la Ciudad Vieja 30 años después de hacerlo Lugo


A Coruña / La Voz

En A Coruña el tema de la peatonalización de la Ciudad Vieja es un asunto recurrente. Se planteó en 1996 con tibieza y no salió adelante y, volvió a retomarse en el 2003 instalando entonces unos controles de acceso que nunca llegaron a funcionar. En el anterior mandato se dio el primer paso prohibiendo aparcar salvo a los residentes. Falta la segunda fase. Casi tres años después de llegar a la alcaldía, la Marea le ha puesto fecha: será cuando acabe el actual curso escolar, es decir, a finales de junio o principios de julio. Del 2018.

Diecinueve años atrás el regidor de Pontevedra, Fernández Lores, puso en marcha su plan al mes de alcanzar por primera vez el bastón de mando. Hubo, como en todos los casos, oposición vecinal y del comercio local. La hubo también en Santiago hace 15 años, pero el entonces regidor, Xerardo Estévez, mantuvo sus planes.

Fue esa misma oposición la que hizo que en A Coruña se fuera posponiendo el asunto para evitar roces con los residentes y comerciantes que temían ver limitados sus servicios. 

Controles

María Pita tiene previsto ahora dar el paso para sacar los coches y lo hará de un modo blando. Es decir, seguirá habiendo coches por las calles, porque no se limitará el acceso a los garajes ni tampoco el de los vecinos que no los tienen pero tienen que acudir a sus viviendas en vehículo por algún motivo. Lo que sí quedará prohibido es el aparcamiento en todo el recinto del casco viejo y circular por allí a los que no tengan distintivo de residentes. En principio se hará sin ningún tipo de sistema de control: ni tarjetas electrónicas, ni bolardos retráctiles ni cámaras con reconocimiento de matrículas. El gobierno local confía en los vecinos. Si falla, ya se verá.

De este modo, A Coruña pondrá en marcha un sistema similar al de Pontevedra y que difiere del resto de los implantados en las ciudades gallegas. Pontevedra, donde la peatonalización fue un éxito, tampoco limita las entradas y salidas aunque allí sí hay una presencia policial en el casco que no se percibe en A Coruña.

Pontevedra es el ejemplo al que mira María Pita. No fue, con todo, la pionera en las peatonalizaciones. Antes, a finales de los años 80, se empezó a trabajar en ese campo en Lugo, donde hasta entonces los coches convivían con la muralla romana.

También allí la operación funcionó y, como en Ourense, el casco histórico fue ganando valor y viviendo un proceso de renovación que en A Coruña no se ha producido. Vigo también se adelantó pese a conservar un casco más modesto. No solo lo cerró al tráfico a mediados de la década pasada, sino que creó un consorcio para emprender la rehabilitación de los muchos edificios en ruinas que allí había. Hoy el barrio ha ganado en población y se ha poblado de actividad, sobre todo hostelera, un sector que también destaca en Ourense.

A Coruña lleva un enorme retraso en comparación con el resto de las ciudades gallegas, no solo en lo referente al tráfico, sino en la recuperación del espacio público. Se han anunciado algunas obras, pero no existe un plan de compra y recuperación de ruinas.

Entre las ciudades gallegas solo hay un caso de mayor abandono del casco histórico, el de Ferrol. Allí siguen pasando los coches, todos, en un barrio lleno de ruinas que se caen. Al lado, solo alguna manzana de su ensanche, la Magdalena, lleva tiempo peatonalizada. En A Coruña ni eso.

Así ha sido la peatonalización en otras ciudades gallegas

Santiago

En los años 90 se abordó la peatonalización de casi todo el casco histórico compostelano, lo que entonces le supuso a Xerardo Estévez pasar por movilizaciones de vecinos y comerciantes. Se mantuvo firme y hoy la restricción del tráfico en la urbe está plenamente asumida. A las calles cerradas solo pueden acceder hoy vecinos con garaje y usuarios de pequeñas bolsas de estacionamiento muy localizadas. El control de accesos se hace mediante bolardos automáticos. Durante el anterior gobierno se peatonalizaron dos calles más y el actual lo hizo, con polémica, en la mitad de Juan XXIII.

Pontevedra

Un mes después de llegar a la alcaldía, en 1999, Lores declaró el casco histórico «zona de absoluta preferencia peatonal» y se prohibió el aparcamiento en todo ese espacio, acometiéndose una peatonalización reconocida internacionalmente. Además, se hicieron obras como la eliminación de aceras creando plataformas únicas. El plan funcionó y se acabó extendiendo a otras zonas del centro. En Pontevedra no hay control físico de acceso. Los residentes pueden circular, pero no aparcar. La carga y descarga va de ocho a doce de la mañana y de cuatro a seis de la tarde. 

Lugo

Fue pionera en peatonalizar su casco. Empezó en los años 80 y los fue haciendo de modo paulatino. En los primeros años hubo una notable oposición en algunas calles, pero la actitud de vecinos y sobre todo de comerciantes cambió radicalmente cuando se empezaron a dejar sentir los beneficios de la eliminación del tráfico. Hoy la mayor parte del casco amurallado es una zona peatonal. También fuera de las murallas se apostó por peatonalizar algunas vías. El control de acceso en el casco histórico lucense se realiza con bolardos automáticos y hay horario para carga y descarga. 

Ourense

La peatonalización de Ourense se inició en el año 2004. Actualmente hay 1.888 tarjetas que permiten el acceso y 260 autorizaciones más sin tarjeta para comerciantes y propietarios. Hay 15 puntos de acceso que funcionan mediante bolardos retráctiles. Están bajados para carga y descarga de siete y media a doce de la mañana y de dos y media a seis de la tarde. Los sábados solo bajan por la mañana. La peatonalización allí no generó controversias y supuso una dinamización para el casco histórico, sobre todo para el sector de la hostelería. Hoy se piensa en extenderla más allá de la zona antigua.

Vigo

Vigo comenzó su peatonalización hace 16 años, prohibiendo circular por 15 calles y limitando el estacionamiento dentro del casco histórico en cuatro vías y solo para residentes. Además, un consorcio específico para es zona lleva años restaurando viviendas y revalorizando el barrio, que ha ganado población y cambiado de imagen. Los accesos se regulan mediante bolardos retráctiles con cámaras que detectan las matrículas de los coches habilitados. Quienes aparcan en la calle han de dejar su tarjeta visible. Los vecinos piden más opciones de aparcamiento.

Ferrol

Ferrol tiene el casco histórico más deteriorado de las ciudades gallegas. Con el de A Coruña es el único que queda por peatonalizar. Sí se hizo, hace décadas, en determinadas calles del barrio de la Magdalena (como la calle Real) pero no se extendió. El actual gobierno local anunció que peatonalizaría el barrio pero no llegó a hacerlo, ante las quejas de los comerciantes. En el 2010, con el Plan E, se instalaron bolardos retráctiles con semáforos que no llegaron a funcionar y fueron retirados. Costaron 187.000 euros. Otros 100.000 se invirtieron en el mandato anterior para limitar el tráfico. Tampoco se aplicó.

Roberto Costas: «La Ciudad Vieja es una joya y hay que darle más valor»

E. Eiroa

El presidente de la delegación coruñesa del Colegio de Arquitectos de Galicia (COAG) cree que el modelo de limitación de tráfico puede ser el de Vitoria, Pontevedra o Santiago

Cree que la peatonalización es una oportunidad, que permitirá redescubrir la Ciudad Vieja de otra manera y que nadie querrá ver un coche después de probarla. Pero Roberto Costas, presidente de la delegación coruñesa del Colexio de Arquitectos de Galicia (COAG), también cree necesario acometer inversiones en esa zona de la ciudad para contribuir a dinamizarla.

-¿Cuál ha de ser el modelo de peatonalización? ¿Con acceso libre a residentes o más duro?

-Permitir el acceso a los residentes es necesario. La ciudad es para que se viva, que se habite. No se trata de eliminar ese coche del vecino que lleva a sus niños al colegio, o va a la compra, o tiene que desplazar a sus padres. Debe permitirse ese acceso y el reparto en horas controladas.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Los últimos de Galicia en sacar los coches