La muerte de Luna llega al Senado

La Asociación Animalista Libera y la Fundación Franz Weber proponen un modelo legislativo similar al de Italia, donde es obligatoria la asistencia inmediata en caso de atropello


A Coruña

Vanesa López está consiguiendo poco a poco que el objetivo que se había marcado para que la muerte de su perra Luna tras ser atropellada en un paso de peatones en la avenida de Glasgow sirva para evitar situaciones similares.

Tras tener conocimiento de su caso, la Asociación Animalista Libera y la Fundación Franz Weber han impulsado una iniciativa parlamentaria en la que se señalan la necesidad de que exista amparo jurídico para casos como el suyo.

La senadora de En Marea, Vanessa Angustia, preguntará al gobierno por las medidas existentes en esta materia y la posible inclusión de medidas similares a las de Italia, donde es obligatoria la asistencia inmediata en caso de atropello de animales domésticos, en el ordenamiento jurídico español. Además señala la incongruencia de declarar a los animales como «seres que sufren y sienten» mientras están desprotegidos en situaciones como la de Vanesa López.

A pesar de la tristeza que le ha supuesto la pérdida de su perra, Vanesa López se muestra «contenta» por la repercusión y la trascendencia que está teniendo su caso. «No voy a dejar de luchar porque la ley es injusta y porque hay mucha gente que me escribe y me pide que siga adelante», señala. «Toda la humanidad que no tuvo el conductor que atropelló a Luna la está teniendo la gente y eso me da fuerzas para seguir», sentencia.

«Luna se merece que su muerte no haya sido en vano»

Tamara Rivas

Vanesa López quiere que el atropello de su perra en un paso de cebra sirva para evitar situaciones similares

Vanesa López está experimentado en primera persona eso que se suele decir de que las personas son capaces de sacar algo positivo incluso de las situaciones más duras que atraviesan a lo largo de su vida. El pasado sábado un coche se llevó por delante la vida de su perra Luna en un paso de peatones de la avenida de Glasgow, y con ella se fue también la alegría, la compañía y el cariño que su pequeña caniche le proporcionó a diario durante ocho años. Sin embargo, lejos de hundirse, ha decidido emprender una cruzada contra el conductor que no paró tras el accidente, y así intentar evitar que otras personas tengan que pasar por un momento tan duro como el que ella está viviendo. «Nada me va a devolver a mi perra, pero dando visibilidad a lo sucedido puedo hacer reflexionar a las personas ante situaciones similares. Luna se merece que su muerte no haya sido en vano», comenta con tristeza.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

La muerte de Luna llega al Senado