«El estilo de vida y las nuevas tecnologías causan insomnio»

La calidad de vida se resiente con los problemas de insomnio, la patología más recurrente de las asociadas al sueño, que los expertos abordan con terapia cognitivo- conductual, en la que los cambios de hábitos para lograr una buena higiene para dormir son una parte básica. Al mismo tiempo se continúa perfeccionando el campo de la medicación


La psicóloga Marta del Villar (Madrid, 1963) lleva desde el 2013 en la Unidad del Sueño del Hospital San Rafael de A Coruña. Especializada en sueño, estuvo formándose con Eduard Estivill, pionero en España en este tipo de estudios y al que considera su «padrino».

 -¿Cuál es la patología más frecuente en su unidad?

-En adultos lo que más vemos son personas con insomnio y, por otro lado, apneas del sueño y ronquidos. Pero no quiero dejar de mencionar, aunque sean casos menos prevalentes, ya causa muchos problemas a los que los padecen, la hipersomnia.

-¿Cuántos trastornos de sueño estarían vinculados a causa médica y cuántos a psicológica?

-Del insomnio, un porcentaje muy elevado se debe a causas psicológicas y en todos los congresos del sueño se menciona claramente que el tratamiento de elección es la terapia cognitivo-conductual, que es la que lleva a cabo el psicólogo. Hay mucha medicación para el insomnio y la hay porque ninguna acaba de funcionar bien. Hay muchos trastornos psicológicos que están relacionados con insomnio, como la ansiedad o la depresión, pero ¿qué son causa o efecto? No se sabe, porque el no dormir bien produce una sensación de frustración, irritabilidad, la calidad de vida se resiente mucho en el caso de una persona que no lo hace las horas que su cuerpo necesita.

-Participan en un estudio internacional sobre un nuevo fármaco.

-La semana pasada terminamos un ensayo clínico sobre un nuevo medicamento para el insomnio. No puedo contar absolutamente nada. Yo imagino que después saldrá una publicación y tengo interés en saber lo que ha ocurrido. Eso sí, hay que agradecer a los participantes, que han sido muchos, aunque no todos cumplían todos los criterios para participar, pero ha sido maravilloso cómo han colaborado, pese a que era muy largo y tenían que pasar muchas noches en el San Rafael. Pero les debimos de tratar bien porque todos lo han acabado.

-¿En el caso del insomnio, hay posibilidad de que no esté sujeto el tratamiento a medicación?

-Yo de medicación no puedo hablar, porque no medico, pero en la unidad no son partidarios de la medicación excepto en casos puntuales, como por ejemplo cuando hubo un acontecimiento vital importantísimo. Algo puntual se puede tratar con medicación, pero tiene que estar muy controlada. Hay personas que nos llegan tras tomar 30 años un somnífero y eso carece de sentido.

-¿Tiene la misma incidencia por sexo?

-Se habla de mayor prevalencia en mujeres. Depende de la edad, porque está muy asociado a la menopausia y con ella puede haber repunte del insomnio. Las mujeres, por más que se pretenda la igualdad, seguimos siendo las que amamantamos a los bebés, las que nos tenemos que adaptar al ritmo de sueño de un bebé que duerme todo el día y pide de comer a cualquier hora y esto puede afectar al ritmo de sueño. Si hay un hombre que ejerce de superpadre también debería afectarle.

-¿Sabemos prepararnos para el sueño?

- Sí, sigue habiendo más personas que duermen bien. El sueño es una necesidad fisiológica, el cuerpo está programado para dormir de noche y biológicamente somos diurnos, concebidos para estar activos de día y en una parte de la noche, dormir. Si esto se respeta y se siguen una serie de pautas, como hacerlo en horarios regulares, acostarse cuando uno tiene sueño, si utilizamos el sentido común, en principio, y si no hay ningún acontecimiento relevante o causa médica que lo impida, estamos programados para dormir.

-¿El insomnio es achacable a la vida moderna, ahora más nocturna?

- Yo opino y también lo he leído, que las nuevas tecnologías y el estilo de vida sí causan insomnio. Hay que intentar desconectar de las nuevas tecnologías, las redes sociales o las cadenas que ofrecen la posibilidad de ver series un capítulo detrás de otro. No favorecen porque ir a la cama y quedarse viendo la televisión nos activa. El utilizar un dispositivo que emite una luz muy fuerte lleva a confundir el cerebro. Tenemos que pensar que la luz eléctrica se inventó hace poco más de 100 años, antes vivíamos en las cavernas, no había luz y nos refugiábamos por muchos motivos: porque somos vulnerables y nos exponíamos a otros depredadores o peligros y también porque de noche descansamos, reponemos fuerzas y la memoria trabaja. Son procesos muy complejos. Quizás las nuevas tecnologías se han adelantado a nuestra evolución y no estamos preparados. Un porcentaje alto del insomnio se relaciona con las nuevas tecnologías. Eso sin contar con el ritmo de vida que llevamos: por ejemplo, un trabajo a turnos está totalmente en contra de lo que comento. En el caso de los niños, muchos padecen trastornos de sueño y están relacionados con hábitos incorrectos o con un problema de higiene de sueño, por lo que hay que darles pautas a los padres. Se les debería concienciar para que restrinjan la televisión a ultima hora del día. Tiene que haber un período de reposo, de relajación antes de ir a dormir. El niño no se relaja viendo la televisión.

-¿Todo se solucionaría solo con un cambio de hábitos?

- Cambiar los hábitos no es nada sencillo. Cuesta variar rutinas como la comida o el horario de deporte... Los gimnasios están abiertos hasta las once de la noche, ¿cómo esa persona va a pretender estar durmiendo a las doce si viene de hacer ejercicio intenso? Cambiar esos hábitos es complicado cuando quizás haga ejercicio a esa hora porque no pueda a otra. La terapia cognitiva-conceptual no es una pastilla y los efectos se notan ya. Es lenta, pero es invertir en la hucha de la salud, porque la salud es lo más importante.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«El estilo de vida y las nuevas tecnologías causan insomnio»