Condenada por decir que fue violada en una ambulancia cuando era mentira

Un técnico sanitario estuvo dos días en el calabozo y dos meses procesado por ello

Imagen de archivo de una policía nacional
Imagen de archivo de una policía nacional

a coruña / la voz

Un hombre fue detenido, encerrado dos días con sus dos noches en los calabozos policiales y procesado durante dos meses como supuesto autor de un delito de agresión sexual cuando era inocente. Una mujer a la que había trasladado en ambulancia el día anterior al arresto lo había denunciado. Acudió a la policía para contar que el hombre se había aprovechado de que estaba borracha y sin parte de la ropa para obligarla a realizar sexo oral. A los dos meses se descubrió que todo era mentira y se archivó la causa contra el sanitario, que pidió abrir un proceso contra ella como autora de un delito de denuncia falsa.

La semana pasada, 8 años después de aquello, el Juzgado de lo Penal número 2 dictó sentencia contra la denunciante. Le impone una multa de 1.500 euros y la obliga a indemnizar al hombre con 12.000 euros por los daños morales causados. El juez recuerda en la sentencia que cuando sucedieron los hechos, todos los medios de comunicación de la ciudad se hicieron eco de aquella falsa violación.

El fallo judicial recuerda que los hechos se remontan al 30 de abril del 2009. Sobre la una de la madrugada, la ahora condenada se presentó en la comisaría de la Policía Nacional para denunciar que horas antes, cuando era trasladada en una ambulancia, uno de los técnicos sanitarios le había practicado sexo oral y luego la obligó a ella a hacerlo. Explicó que a las cuatro de la madrugada del día anterior se encontraba en estado ebrio y casi sin ropa en la calle Birloque. Los viandantes llamaron a una ambulancia y fue trasladada al centro de salud de Labañou. En ese trayecto, fue cuando sucedieron los hechos, según denunció.

Arresto

Inmediatamente, la policía procedió a la detención del hombre, que no pudo hacer otra cosa que negar esas imputaciones. Permaneció dos días en los calabozos policiales antes de pasarlo a disposición judicial. El juez de guardia lo dejó en libertad, al considerar que había dudas razonables en la denuncia, pero con cargos, obligando al hombre a presentarse dos veces al mes en los juzgados. Hasta que finalmente se demostró que todo era mentira.

Multado por presentarse ebrio en el cuartel para recuperar su coche del depósito

El Juzgado de lo Penal número 4 multó a un hombre con 800 euros como autor de un delito de resistencia a la autoridad. Además, deberá indemnizar a los agentes que agredió.

Los hechos se remontan a la medianoche del 12 de octubre del 2016. A esa hora, según la sentencia, el hombre se presentó en estado ebrio en el cuartel de la Policía Local. Estaba alterado porque le habían inmovilizado el coche y quería recuperarlo. Ante la actitud del individuo, los agentes le pidieron que abandonara las dependencias policiales, que debía ir al depósito para recuperar el vehículo. En eso, el procesado comenzó a golpear a los dos agentes que trataban de convencerlo de que se fuera. A uno le dio dos puñetazos en el pecho y al otro lo agarró con fuerza para tirarlo al suelo. Carecía de antecedentes y en el juicio se arrepintió de los hechos.

Votación
33 votos
Comentarios

Condenada por decir que fue violada en una ambulancia cuando era mentira